LA QUERELLA ARGENTINA Y SU IMPORTANCIA PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA DEMOCRACIA

IV ASAMBLEA DE LA PLATAFORMA ANDALUZA POR LA QUERELLA ARGENTINA:

En la mañana del pasado sábado, 18 de octubre, en el Centro Social de Pino Montano, tuvo lugar la IV Asamblea de la Plataforma Andaluza de Apoyo a la Querella Argentina, que forma parte de la RED AQUA, coordinadora estatal de todo el trabajo desarrollado por asociaciones y plataformas sectoriales y territoriales, constituidas para sumarse a la querella presentada por las víctimas del fascismo español ante la justicia argentina.

EQUO está integrado tanto en la plataforma estatal como en la andaluza, desde el primer momento. No podía ser de otra manera, puesto que la defensa de los derechos humanos y de la justicia universal es parte fundamental de nuestro proyecto político.
En representación de EQUO Andalucía, hemos estado presentes en esta y en todas las asambleas anteriores.

La Ley de Amnistía de 1977 fue, para los cientos de miles de víctimas españolas de la pluralidad de crímenes perpetrados por la dictadura entre el 17 de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977, una ley de punto final. Las leyes de punto final o amnistías para los delitos de lesa humanidad son contrarias a lo establecido en tratados y acuerdos internacionales que España tiene suscritos. Pero mientras que Argentina derogó la suya en 2003 y en Chile no han prosperado los intentos de la derecha de imponer una, en España la única persona juzgada por los crímenes del fascismo fue -¡qué ironía!- el juez que quiso investigarlos, atendiendo las demandas presentadas por las víctimas y sus familiares. Y por eso estos tuvieron que acudir a la Justicia argentina, que ha abierto causa. El pasado mes de mayo la jueza María Servini de Cubría viajó a España, y tomó declaración a muchos de los querellados. Unos meses antes 50 familiares, algunos de muy avanzada edad, habían cruzado el Atlántico para buscar la justicia que aquí se les negaba. Otros van a seguir compareciendo mediante videoconferencia.

Y esto ocurre porque en nuestro país se mantiene la impunidad consagrada por quienes hicieron la “modélica” Transición, que quisieron ignorar -y que la ciudadanía ignorara- que sin Memoria, Verdad, Justicia y Reparación no se puede transitar de una dictadura a una democracia. Por ello, los partidos y movimientos sociales que, desde hace años, venimos proponiendo y reclamando un proceso constituyente participativo, una refundación democrática, debemos ser muy conscientes de la importancia para ese objetivo de la memoria democrática y de los derechos humanos de las víctimas del fascismo español.

Asamblea Andaluza por la Querella ArgentinaSon cientos de miles las personas a las que no se les reconocen unos derechos que han reclamado, en informes muy fundamentados, Amnistía Internacional, Human Rigths Watch, el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzadas de la ONU y el Relator especial de ese mismo organismo para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. El repertorio de los crímenes es amplísimo: personas asesinadas o ejecutadas extrajudicialmente y, en la mayoría de los casos, “desaparecidas” -España es el segundo país del mundo, solo por detrás de Camboya, con mayor número de víctimas de un genocidio contemporáneo, aún sin exhumar, computadas en más de 120.000-; encarceladas por su ideología, actividad política y sindical o por su orientación sexual; las que sufrieron esclavitud en campos de trabajo o, allí mismo y en las prisiones, enfermedad y muerte; las mujeres rapadas, exhibidas desnudas, violadas y a las que les robaron los hijos; toda la gente que tuvo que salir para el exilio o las numerosas familias a las que se despojó de sus bienes y se dejó en la indigencia; y, en fin, sin ser exhaustivos, quienes sufrieron las secuelas físicas y psicológicas de la tortura practicada sistemáticamente por las fuerzas de seguridad durante más de 40 años.

Los gobiernos españoles, muy especialmente el actual Gobierno del PP, no solo ham ignorado e ignoran los informes citados, sino que mienten cínicamente en los suyos ante los organismos internacionales y se escudan en la Ley de Amnistía de 1977, que sancionó la prescripción de unos delitos imprescriptibles, según el derecho humanitario internacional. Siguiendo los ejemplos de Argentina y Chile, la derogación de dicha Ley y la creación de una Comisión de la Verdad son requisitos imprescindibles en la verdadera transición democrática española, que aún tenemos pendiente.

Entretanto la RED estatal AQUA sigue trabajando para que se extienda el apoyo a la querella argentina. Próximamente se va a contactar con Podemos y con las plataformas de Ganemos constituidas para que se unan. Son bastantes los municipios que han aprobado mociones en ese sentido y tres los parlamentos autonómicos que también lo han hecho: Cataluña, Euskadi y Andalucía. Miles de personas han firmado ya adhesiones personales. Quienes no la hayan suscrito y quieran hacerlo, pueden solicitar el documento en: pazquerellaargentina@gmail.com o en accionpolitica@equosevilla.es. Como la firma tiene que ser original, se puede remitir al apartado de correos 2037 de Sevilla, oficina de San Jacinto, o bien entregarlo o hacerlo llegar a cualquiera de los miembros de la Mesa de Coordinación de Equo Sevilla.

Una verdadera democracia no puede asentarse sobre el olvido de las víctimas y la impunidad de sus verdugos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.