Me levanté con boina

Daniel Rodrigo.

Como cada mañana me levanto pronto. Últimamente duermo poco. Las noches se hacen cortas. Pero a diferencia de otras mañanas algo presionaba mi cabeza. Negra y tupida una boina se atornillaba a mi cabeza sin remisión. Ahora trato de quitármela de la cabeza pero no es tarea fácil, la gente de mi alrededor me lo recuerda: “¿Has visto la boina?” incluso en las redes sociales me lo indican, “Habéis visto la boina”. Todos coinciden ¿de dónde ha salido esa boina?

Últimamente cada mañana aparece una boina de “polvo en suspensión” que cubre la ciudad de Sevilla, y de unos días atrás, un intenso humo negro, anochece el lecho del río.

Ha llegado el momento de que la administración nos aclare de forma justificada cómo se forman estos humos, qué características tienen, si es perjudicial, y cómo se evita.

Es habitual observar cómo los indicadores de calidad del aire, especialmente el que está en la Avenida Torneo, supera los niveles recomendados por las Agencias Europeas de Salud. Sin embargo, no se evita el tráfico, se condena el uso de energía renovables, no se favorece el desarrollo normativo para el autoabastecimiento energético, es decir, se sigue contaminando.

Desde Equo Sevilla, exigimos al Ayuntamiento de Sevilla, que realice una investigación sobre el posible efecto negativo sobre la salud de este polvo en suspensión que cubre Sevilla. Además, instamos al Ayuntamienta a realizar ya un plan que favorezca la movilidad sostenible que premie a los que utilizan el transporte en bicicleta, que favorezca el uso de transporte público y establezca un plan de movilidad integral que reduzca el efecto “boina”, mejorando la calidad del aire de la ciudad de Sevilla.

Daniel Rodrigo, miembro de la Mesa de Coordinación de Equo Sevilla

Los contenidos que publica esta página son opiniones personales y no reflejan la posición oficial de EQUO Sevilla en ningún tema tratado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.