Ese lugar utópico donde poder encontrarnos

Marisa D. Rivas (Artista y Activista social).

Si bien es cierto que muchas personas de mi generación hemos renegado de la política, también es justo decir que muchos hemos participado activamente en las políticas sociales de esta ciudad, y lo hacíamos incluso sin saberlo. Nuestras buenas intenciones nos llevaban a participar en nuestros barrios, o en otros donde hacíamos más falta. Siempre de manera altruista y con la convicción de estar haciendo algo que era justo hacer así. Renegábamos de la política pero rozábamos la izquierda más radical con nuestras acciones. Estuvimos años sin votar, no podíamos hacerlo. No era pereza ni terquedad sino cuestiones más sencillas: no los entendíamos y no nos representaban. Nosotros éramos y somos de izquierda y estamos huérfanos de partido político. Alguna vez hubo intento de adopción, pero no funcionó. Sin verdad y sin amor es imposible.

En nuestra ciudad hay asociaciones sin ánimo de lucro que llevan años peleando contra los grandes partidos, defendiendo los derechos humanos frente a las administraciones públicas. ¿No les parece increíble? Ciudadanas y ciudadanos organizándose ante la política anti personas. Es jodido el hecho de votarles para que te traten así. Movimientos como el 15M, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Las Corralas, y un largo etc. han sido un claro ejemplo de organización ciudadana frente a la falta de eficacia y humanidad de las administraciones. Son rarezas que no deben estar al alcance de nuestro entendimiento. A veces también pasa que los ciudadanos nos sentimos arropados por El Defensor del Pueblo, entonces y únicamente, las fuerzas políticas se ponen de acuerdo para quitarlo, importándoles un carajo –con perdón- nuestra opinión y eligen a otro que los ciudadanos no queremos, pero ellos nos lo colocan ahí. Eso sí, los señores políticos se asustan cuando Chamizo habla de sicópatas y una chica (si oyeran lo que dicen en la calle). Por lo visto también nos asustamos de cosas diferentes. En fin, es una cuestión de querer o no querer. Y no queremos más artimañas, ni más mentiras, ni más democracia de cartón piedra. Nosotros somos más del “Sí se puede”. Queremos participar activamente en las decisiones. Sería conveniente que políticos y ciudadanos de izquierda empezáramos a buscar ese lugar utópico donde poder encontrarnos, porque el enemigo común hace tiempo que golpea fuerte y no podremos soportar mucho más tiempo así. Dejen de jugar, no tengan miedo, hablen claro. En la calle la gente está deseosa de ilusión, de ver la luz al final de este túnel que arrastra nuestras vidas. No estamos en contra de todos los políticos. Estamos en contra de la política que hacen, hemos aguantado demasiado tiempo, la peste a podrido ya es insoportable. Debemos acelerar el paso en el camino. La izquierda debe apoyarse en sus bases y regenerarse. No podemos cambiar las cosas solo desde la calle, y ustedes no pueden seguir haciendo política para nadie.

Los contenidos que publica esta página son opiniones personales y no reflejan la posición oficial de EQUO Sevilla en ningún tema tratado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.