EQUO Sevilla llama a participar en la manifestación contra las políticas de la Troika

EQUO Sevilla ha expresado su apoyo a las concentraciones que se han convocado para el 1 de Junio en toda Europa en contra de las políticas de recortes de la Troika.

La formación ecosocial convoca a la sociedad sevillana a protestar contra la pérdida de derechos y a reclamar una reinvención democrática de la Unión Europea.

Para EQUO Sevilla, las políticas llevadas a cabo por la Troika (el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea) con la ayuda de los gobiernos cómplices están generando un desgarro de ingentes proporciones en el tejido social europeo, arrojando a millones de personas a la pobreza y alejan al conjunto de la Unión de la salida de la crisis.

Para la coportavoz de EQUO Sevilla, Marina Agraz,“ Las ciudadanas y ciudadanos europeos debemos reconciliar los recursos con las necesidades, la especie con el planeta y el desarrollo con la justicia social”. Añade Agraz “La resistencia no sólo se debe dar en la economía sino en la democracia, por ello debemos alzar nuestras voces para redefinir y empoderarnos de conceptos como bienestar, prosperidad, equidad…”.

Para EQUO, la articulación de movimientos de protesta a escala europea demuestra que convertir esta crisis en un enfrentamiento entre ciudadanos del Norte  y del Sur del continente es un error. Una gran mayoría de ciudadanos en toda la Unión está en contra de estas medidas que conducen al crecimiento del paro y de la pobreza. En el reciente Consejo del Partido Verde Europeo, en el que EQUO fue admitido como miembro de pleno derecho, el Partido Verde Alemán dejó muy clara su determinación de modificar en profundidad las políticas que ahora mismo defiende el gobierno alemán.

Según Alberto Pérez, coportavoz de EQUO Sevilla, “Europa ha dejado de ser una democracia para convertirse en un sistema que ahoga la economía y la sociedad española. La Europa que queremos todos debe construirse desde la ciudadanía, como un espacio de democracia y bienestar”.

Como recoge el manifiesto firmado por numerosas organizaciones políticas y ciudadanas de todo tipo “el modelo de desarrollo insostenible de las últimas décadas basado en un alto consumo de recursos energéticos y materias primas ha llegado a su fin. Frente al crecimiento ilimitado de la economía financiera y especulativa es necesario un cambio de rumbo, pero no para salvar a los bancos sino a las personas, a las generaciones futuras y al planeta.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.