Equo Sevilla exige un registro público de transgénicos en Andalucía

Equo Sevilla, tras los últimos comunicados lanzados por la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos, se une a la exigencia al Gobierno Andaluz de un registro público de los transgénicos en nuestra comunidad andaluza

Tras los datos cedidos por el Instituto de Cuestiones Agrarias y Medioambientales y por la Fundación Antama, en unas dudosas jornadas realizadas el pasado 21 de noviembre en Sevilla y tituladas “15 años de cultivos modificados genéticamente: beneficios ambientales y económicos”, Equo Sevilla señala su falta de veracidad y expresa que estas asociaciones, fielmente defensoras del cultivo transgénico, aprueban los datos emitidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que afirmaban que en Andalucía existen las hectáreas suficientes para que las grandes empresas de organismos modificados genéticamente puedan vender sus productos. Por tanto, observamos que estos datos ofrecidos se basan en las estimaciones a partir de los cuales estas empresas venden semillas transgénicas.

Según los datos aportados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, las hectáreas ascendían a cerca de diez mil en el periodo 2010-2011 (datos estimados por la industria de transgénicos para la venta de semillas de maíz MON810). Sin embargo, según los datos aportados por la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos estas hectáreas solo representaban el 4% del maíz en Andalucía.  De igual modo Greenpeace alertó el pasado mes de octubre sobre el hecho de que algo similar habría ocurrido en Cataluña e Islas Baleares, con unas diferencias del 40% y 79% respectivamente, por debajo de la superficie declarada por el MAGRAMA, según afirma la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos.

Equo Sevilla denuncia que sean las propias empresas productoras de organismos modificados genéticamente las que otorguen los datos al Ministerio y recuerda que Izquierda Unida prometió en su pacto con el PSOE andaluz la moratoria de OGM en Andalucía, aspecto que no han cumplido hasta ahora.

No debemos olvidar que España es el único país de la UE que cultiva transgénicos a gran escala. Y en los últimos meses se ha convertido además en un férreo defensor de su introducción en el resto de la UE, llegando incluso a posicionarse en contra de países que, como Francia, han optado por prohibir su cultivo.  Recordamos que los productos transgénicos son nocivos para el mismo cultivo, y que muchos de ellos lo son para el consumo humano.

Por todo ello, Equo Sevilla se une a la exigencia de la Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos al Gobierno andaluz de la creación de un registro público andaluz de localización de parcelas con cultivos transgénicos, en un ámbito tanto comercial como experimental – algo que se lleva solicitando desde 2011-, y que se cumplan las promesas de pactos de gobierno de los dos partidos en el poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.