EQUO denuncia la construcción de la SE-35

EQUO Sevilla apunta que la autovía SE-35, sólo contempla los planes del Ayuntamiento de Sevilla, rompiendo el Parque del Tamarguillo en dos. El parque, situado en el Parque Alcosa e instaurado el pasado año tras más de quince años de lucha vecinal, se verá afectado por la construcción de esta autovía que unirá la autovía de Málaga con la A4 por segunda vez.

Construir la SE-35 por encima del parque y su humedal, de especial interés para las aves europeas y africanas, es un atentado al medio ambiente y un retroceso en la calidad de vida y la felicidad recién conseguida por los vecinos de estos barrios.

Para EQUO Sevilla, la construcción de esta autovía justifica la ocupación y facilita la urbanización difusa, incrementado los problemas de salud pública y provocando contaminación y ruidos en una zona que debería ser protegida. El tremendo impacto que puede ocasionar no es sólo territorial sino también económico a unas ya maltrechas arcas locales. La suma de 35,5 millones de euros que supone esta inversión más alterar y eliminar el comercio cercano y local, dando servicio al futuro centro de la multinacional IKEA, va a suponer un retroceso más severo para la débil economía sevillana.

Estos modelos de comercio que potencia el Partido Popular exigen transporte y el uso del vehículo privado para llegar a estos espacios, contraponiéndose al mercado de proximidad que suponen los comercios de barrios, valorando las razones no sólo económicas sino ecológicas.

Este presupuesto que bien podría destinarse a barrios como Bellavista, Palmete, Los Pajaritos, Polígono Sur así como otros barrios, es abonado a la construcción innecesaria de esta nueva autovía.

Según Equo Sevilla la inversión no está en absoluto justificada ya que a sólo dos kilómetros existe ya una autovía recientemente inaugurada y que conecta la autovía de Málaga con la de Madrid. En tiempos de crisis no se comprende este despilfarro, ya que además supondría “tirar a la basura” el dinero gastado en la construcción del propio parque que apenas tiene un año de vida.

Para Equo Sevilla apostar por la implantación de empresas multinacionales como IKEA con el argumento de la creación de puestos de trabajo no es razonable. En la opinión de Equo, son más los empleos que destruye que los que se crean”, ya que se elimina la industria local que además de emplear a gente para su producción supone el sustento de muchas familias que regentan pequeños comercios de barrio.

El Parque del Tamarguillo es el parque público más grande de Sevilla y supuso la reconversión de una antigua escombrera en una zona verde de alto valor ecológico, donde existen además huertos urbanos al servicio de los vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.