Urgen políticas nuevas “realmente útiles” para acabar con el desempleo en Sevilla

Existen políticas de empleo “realmente útiles” para acabar con la insoportable tasa de desempleo en la provincia de Sevilla

Nos preocupa cierto «falso» optimismo sobre las cifras del paro. Según nuestro coportavoz en Sevilla, Alberto Pérez, frente a los argumentos triunfalistas del gobierno critica que “no hablen del empeoramiento en la calidad de vida de las personas”.

Los datos de la Encuesta de Población Activa indican que Sevilla, con una tasa de desempleo del 34,9%, está en unos niveles que dejan claro cómo las políticas llevadas a cabo no son efectivas para resolver el principal problema de la ciudadanía: el paro.

Sevilla cerró el año 2012 con 302.500 parados, y una tasa de desempleo del 32,6%. Un año más tarde la tasa de desempleo en Sevilla sube al 34,9%, subiendo más de un 2% en 2013. Es lamentable e insostenible tener 319.500 sevillanas y sevillanos en esta situación que se alarga en el tiempo, convirtiéndose en un drama a nivel personal y una injusticia a nivel social

Para Alberto Pérez, “la provincia de Sevilla tiene capacidad de generar empleo en sectores que se están despreciando por los gobiernos central y autonómicos, que se han quedado estancados en políticas que ya han demostrado su inoperancia para resolver el problema de paro estructural.”

Hay medidas concretas que sí nos ayudarían a mejorar esta situación en nuestra provincia como son:

347340189980687021_ojRyyHcv• La reducción de la jornada laboral y reparto del trabajo, lo que tendría un efecto positivo no solo en la reducción del paro, sino una reducción del gasto público y un incremento de la calidad de vida.

• La implantación de la Renta Básica Universal. Una renta que haría viable la actividad de cuidados en nuestra sociedad.

• Desarrollo e inversión en nuevos sectores como la agricultura ecológica, los sectores vinculados a las energías renovables y la lucha contra el cambio climático, la movilidad sostenible (como el Plan Andaluz de la Bicicleta), la producción industrial de bajo impacto, la recuperación de residuos (principal “mina” de recursos materiales frente a la minería tradicional), la rehabilitación urbanística, los trabajos de cuidado y los servicios personales y la facilitación de la comercialización a nivel local (cooperativas, mercados locales , ecotiendas…), potenciando su utilización y consumo en ámbitos públicos.

• Fomento del empleo en sectores sinérgicos como la consultoría y asesoría empresarial y tecnológica, ingeniería ambiental, servicios de ahorro y eficiencia en el uso del agua, vigilancia y seguridad las instalaciones y mantenimiento de huertos solares y fotovoltaicos, empresas de servicio energéticas, los servicios auxiliares, la producción de biocarburantes y el teletrabajo.

• Apuesta decidida por sectores de valor añadido mediante el conocimiento y la creación, fundamentalmente en Nuevas tecnologías de la información y la Cultura, que es la gran olvidada en estos años.

• Apoyo a la Investigación, el desarrollo y la Innovación dedicando un 3% del PIB (entre inversión pública y privada) a I+D+i. Fortalecimiento de la Educación Pública.

• Apoyo activo al pequeño comercio restringiendo los horarios de apertura de las grandes superficies en lugar de ampliarlos (el pequeño comercio genera más empleo y de mayor calidad que las grandes superficies).

• Instauración de una tasa de CO2 que grave las emisiones efecto invernadero. Lo obtenido en la recaudación se destinaría íntegramente a la financiación del cambio de modelo energético y productivo.

• Diversificación y dinamización de las economías rurales. Mantenimiento de bosques y zonas verdes, recuperación de los ríos y sus costas, desarrollo de un turismo rural sostenible.

Así, entendemos que hay caminos nuevos que emprender en la política para resolver transversalmente los graves problemas sociales de la ciudadanía sevillana en la actualidad.

¡Recorta el paro! esa es la clave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.