Arboricidio en Alcalá del Río

Desde el partido verde en Alcalá del Río, EQUO, nos posicionamos contra las aberrantes talas de todos los árboles que existían en la calle Camino San Ignacio, entre el cuartel de la Guardia Civil y el campo de fútbol.

Hace unos meses, aprovechando una reforma del campo de fútbol, ya se eliminaron todos los árboles que había en su interior. Ahora, con la excusa de unas obras que se están realizando en la calle, se han eliminado todos los árboles. Se trataba de árboles de un tamaño medio y varias décadas de antigüedad.

Nuestra formación ecologista, antes de denunciar públicamente esta actuación, ha solicitado al Ayuntamiento una explicación que, tras una semana de espera, no ha llegado. No nos parece adecuado que desde el gobierno local se ofrezcan herramientas para la participación ciudadana y que finalmente esas voces no sean escuchadas. Así, denunciamos lo arbitrario de estas talas y la opacidad del Ayuntamiento a la hora de responder a las solicitudes de información que pudiera justificar lo injustificable.

Talar todos los árboles de la calle nos parece una actuación innecesaria y que va en contra de los ciudadanos. Máxime cuando se ha realizado sin haber informado ni consultado previamente a los vecinos de la zona, ni al resto del pueblo, creando una lógica inquietud sobre el futuro de la calle, los árboles, jardines, desarrollo de las obras, futuros accesos y aparcamiento en estas áreas deportivas, paradas de autobús, etc.

Este tipo de actuación, tras la que exigimos restauración mediante la siembra de un número equivalente o superior de árboles, refuerza nuestro propósito permanente y legítimo de conocer los programas actuales y futuros del Ayuntamiento para la mejora y mantenimiento de todas las zonas verdes: parques, jardines, arbolado de las calles, márgenes del río, etc., tanto en el núcleo de Alcalá del Río como en las pedanías.

A modo de ejemplo señalamos las podas absurdas y antinaturales que se están aplicando a los naranjos de nuestras calles cuando va a llegar la primavera. Un naranjo no es un seto. Las sierras eléctricas no deben actuar a destajo.

A la hora de ejecutar la obra, para nada se han tenido en cuenta los árboles en el proyecto de reurbanización de la calle. Y, al igual que existen unas exigencias urbanísticas para proteger el patrimonio histórico y los resto arqueológicos, debe existir y hacerse cumplir una normativa sobre la actuación en el patrimonio natural de nuestra localidad.

Antes_AhoraLlegados a este punto solicitamos al Ayuntamiento de Alcalá del Río que:

     – Restaure el patrimonio verde de la calle Camino San Ignacio.

     – Regule la protección del patrimonio natural de nuestras localidades

     – Disponga la creación de empleo centrado en el cuidado de todos los parques y jardines, bastante abandonados.

     – Se abran al público los parques y jardines que permanecen cerrados, como los jardines de Sevillana, respetando incluso una colonia de gatos que nos consta que está allí implantada.

En pocos meses ha habido casos similares en Sevilla, en la calle Almirante Lobo, en La Rinconada, en la calle 28 de febrero, y ahora en Alcalá del Río. En conclusión, no se trata del color político, es una simple cuestión de despropósitos y desmanes solo achacables a quienes nos gobiernan.

Estas actuaciones son un atentado ecológico que supone una pérdida en el patrimonio verde para toda la ciudadanía. Este “#arboricidio” no puede volver a suceder y hay que reparar el daño causado.