Realizamos una campaña de mediciones para comprobar el impacto de la radiactividad de los fosfoyesos en distintos puntos de Huelva

En colaboración con la unidad de la Universidad de Huelva asociada al CSIC -UHU Contaminación Atmosférica del Centro de Investigación en Química Sostenible. Hemos tomado muestras en más de una treintena de puntos de la ciudad con los que se procederemos a la elaboración de un mapa.

 

Isabel Brito y personal de la UHU en la zona de las balsas de fosfoyesos.

En EQUO, en colaboración con el catedrático de Geoquímica de Universidad de Huelva, Jesús de la Rosa, y personal de su Unidad Asociada al CSIC -UHU Contaminación Atmosférica del Centro de Investigación en Química Sostenible, hemos realizado una campaña de mediciones de radiactividad en distintos puntos de Huelva al objeto de comprobar in situ el impacto de las balsas de fosfoyesos en las diferentes zonas de la ciudad.

Isabel Brito realizando mediciones.

Durante la misma hemos tomado muestras con dos contadores Geiger en hasta 32 puntos, empezando por las propias balsas de fosfoyesos para posteriormente hacer mediciones en otras zonas cercanas y sensibles, como son el Hospital Infanta Elena, el complejo comercial de Marismas del Polvorín, o la zona residencial de reciente construcción paralela a la circunvalación, entre otros puntos.

Con los resultados obtenidos procederemos a la elaboración de un mapa –replicando el que el propio De la Rosa realizó en 2014- y la realización de una campaña de difusión entre la ciudadanía que, tal y como ha señalado nuestra coportavoz, Isabel Brito, “tiene derecho a saber qué es lo que tenemos aquí, junto al corazón de la ciudad”.

“Cuando elaboras una campaña como ésta te das cuenta de que no se trata sólo de la radiactividad que pueda tener la zona de las balsas. En los últimos años se han construido viviendas en suelos prácticamente industriales, a escasos metros de los fosfoyesos, y las condiciones meteorológicas, con una especial afección del viento, también determinan mucho la exposición a la que la ciudadanía está sometida en un momento dado”, ha  explicado Isabel Brito, que ha adelantado que el análisis de los resultados y el mapa resultante se darán a conocer después de Semana Santa.

Desde EQUO Huelva queremos además llamar especialmente la atención sobre la facilidad de acceso a zonas que deberían estar acotadas, vigiladas o, al menos señalizadas. Hemos estado al lado del Centro de Recuperación de Inertes nº 9 (CRI-9) y no se ve ni una sola señal advirtiendo de lo que allí hay. La gente pasa por el camino junto a las balsas andando o en bicicleta sin ser conscientes de lo que tienen al lado. Parece mentira que existan tan poca información y medidas de prevención.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *