Verdes EQUO y Vamos Granada-Más País reivindican la necesidad de proteger la Vega de Granada

Ambas formaciones políticas han comprobado, acompañados por los vecinos, la grave amenaza de especulación urbanística en un suelo agrario que «debería ser protegido de manera efectiva»

Los coportavoces de Verdes EQUO, Manuel Rodríguez, y de Vamos Granada – Más País Andalucía, Mayte Olalla, acudieron a la llamada vecinal hace unos días sobre la necesidad de avanzar en el cuidado de la Vega y su desarrollo como polo agrícola y parque periurbano.

Con el supuesto traslado de la estación de tren como telón de fondo, se abordaron distintos problemas de esta zona tan sensible y valiosa para el municipio. “No sabemos si la ocurrencia de la estación de tren en la Vega es un globo sonda o una cortina de humo, pero es inviable ambientalmente y un ataque frontal más a la Vega, que continuamente sigue sufriendo presiones para que abandone su uso tradicional y adecuado”, ha afirmado Rodríguez.

Según comentaron los agricultores y vecinos ya en el pasado, ante posibles operaciones especulativas, se observó un aumento en la compra de terrenos por personas que simplemente pretendían hacer negocio urbanístico y no cultivaban, abandonando estos terrenos que, debido a la crisis económica, volvieron a ser agrícolas pues realmente son fuente de riqueza.

Por su parte, Mayte Olalla, considera imprescindible “una figura de protección jurídica supramunicipal que dé coherencia a la ordenación de la parte de la Vega que afecta a cada municipio”. En este sentido, trasladarán esta reclamación al Parlamento andaluz.

Las formaciones aseguran que ésta no es la primera vez que se especula con emplear para usos no agrícolas la Vega y que cada cierto tiempo salta algún asunto que traslada el foco hacia esta zona, como vías de alta ocupación o el propio Ferial.  “El peligro de emplazar la estación del ferrocarril es actual, pero hay otros asuntos que solucionar como la adecuación de caminos, control de los usos, un plan integral y sobre todo, un cumplimiento político definitivo de lo firmado en el Pacto por la Vega que para el PSOE parece papel mojado a tenor del último pleno municipal”, indica Manuel Rodríguez.

Para Mayte Olalla hay que elaborar “un trabajo casi parcela a parcela para conocer en qué situación está o cuál es la responsabilidad de cada propietario en caso de abandono” y se pregunta, “¿Se han comprado terrenos agrícolas para especular?”.

Las dos formaciones coinciden plenamente en la necesidad de la protección para una fantástica fuente productora de alimentos de calidad, de cercanía, abundante y variada como la Vega de Granada, especialmente en la actual coyuntura socio-ambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.