EQUO GRANADA PIDE EL CESE DE TELESFORA RUIZ POR EL CAOS DEL LAC

La formación política denuncia que tras la puesta en marcha del LAC, se esconden drásticos recortes del servicio público que hacen que desplazarse en autobús sea una auténtica tortura en Granada.

La puesta en marcha de la Línea de Alta Capacidad no es más que una excusa para ocultar un considerable recorte de gasto en el transporte público urbano, que pone en riesgo las condiciones laborales de los trabajadores y perjudica directamente al usuario, especialmente a los más desfavorecidos” ha declarado Manuel Merino coportavoz de EQUO Granada.”

La formación política EQUO Granada advierte de que el recorte en transporte público impuesto por el Ayuntamiento ha significado una descoordinación entre las diferentes líneas, que no mejoran o incluso empeoran su frecuencia, y la LAC, lo que se traduce en un considerable incremento del tiempo de desplazamiento entre los distintos puntos de la ciudad. Los tiempos y la incomodidad de los desplazamientos se han incrementado así, hasta convertir en una auténtica odisea moverse en autobús por Granada.

EQUO Granada ha constatado que se está produciendo un trasvase de viajeros hacia el taxi y el coche privado, lo que implica que las personas más desfavorecidas serán las que más tengan que sufrir el deterioro del servicio, además de suponer un aumento de las emisiones de CO2 por desplazamiento alejando a la ciudad del transporte sostenible. Otras personas, sobre todo jóvenes, están optando por desplazarse en bicicleta. Según Nikolina Dimitrov “Aumentar los desplazamientos en bici no debe ser un objetivo en sí mismo, sino que ha de ser el resultado de una reducción del uso del coche privado. Aumentar los ciclistas como consecuencia del deterioro del transporte público es una aberración”.

(foto: Granada Digital)