EQUO denuncia el uso de los servicios legales de la Junta de Castilla-LaMancha contra Greenpeace

Democracia

Con motivo del anuncio de que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha va a interponer una demanda contra la organización ecologista Greenpeace por presunta vulneración del derecho al honor de la presidenta María Dolores Cospedal, EQUO ha manifestado su rechazo a que se utilicen los recursos públicos de la Junta para una cuestión puramente personal.

“Es una concepción muy poco democrática de lo que son las Instituciones. Si Cospedal quiere interponer una demanda está en su derecho pero que lo haga a título individual y asuma los costes que esto conlleva como cualquier ciudadano” ha señalado el coportavoz federal de EQUO, Juan López de Uralde, quien ha destacado que “estos hechos reflejan una  actitud autoritaria y personalista impropia de un Estado de derecho”.

Asimismo, para EQUO es también absolutamente inaceptable que María Dolores de Cospedal inste a los medios de comunicación a retirar la información en la que se hacen eco del informe, como ha ocurrido con el envío de cartas por parte del Gabinete Jurídico de la Junta de Comunidades, firmadas por Dolores de Cospedal como particular.

El origen de la demanda está en la publicación por parte de Greenpeace del informeAmnistía a la destrucción en el que se revelaba un posible conflicto de intereses de algunas personas del entorno del Partido Popular en el proyecto de reforma de la Ley de Costas presentado en el Congreso por el gobierno. Entre las personas con intereses en empresas inmobiliarias mencionadas en el informe se encuentra Ignacio López del Hierro, marido de la presidenta de Castilla- La Mancha, María Dolores de Cospedal.