EQUO exige al subdelegado de gobierno que impida que se repitan los incidentes violentos del año pasado por el 20N

El partido político EQUO ha exigido al subdelegado del gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, que tome las medidas necesarias para evitar que este año se repitan las agresiones por parte de elementos de extrema derecha en la plaza de la Trinidad. Igualmente, le ha recordado que cualquier acto en la vía pública de exaltación de la dictadura o del dictador están prohibidos por la ley y deben ser impedidos.

Según Diego Rodriguez, coportavoz provincial de la formación «La policía debe impedir la violencia y la apología del fascismo por medio de un despliegue preventivo, no como el año pasado, cuando sólo intervinieron tras numerosas agresiones. Sus víctimas, alumnos de la Escuela de Artes Mateo Inurria y  familias que pasaban por la zona, tuvieron que refugiarse en el centro educativo, al que los violentos intentaron entrar forzando la entrada. Fue bochornoso y dio una imagen lamentable de Córdoba en toda España.»

«Es inaudito en una democracia europea la tolerancia con la dictadura franquista, el episodio más negro de nuestra historia reciente, fruto de una sanguinaria guerra civil provocada por el fascismo español en su intento de acabar con la democracia. En cualquier otro país europeo sería inconcebible que el día de la muerte del dictador se conmemorará de forma abierta y pública por una cantidad reducida, pero ruidosa, de personas, mientras que la inmensa mayoría de las víctimas del régimen dictatorial siguen sin localizarse en fosas comunes.» ha concluido Pepa Bonilla, coportavoz de EQUO Córdoba.

EQUO aboga por mirar hacia el futuro, pero siempre desde la construcción de una memoria colectiva de carácter exclusivamente democrática, que excluya toda tolerancia con la exaltación del fascismo y la vulneración de los derechos humanos. No cabe en una sociedad democrática y avanzada, la equidistancia entre ambos bandos de la guerra civil ni blanqueamiento de la posterior dictadura, represora y liberticida hasta el último día de vida de su máximo dirigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *