EQUO exige al PSOE que rectifique su posición sobre el fracking y apueste por la suspensión de los permisos

Ante el comunicado del PSOE-A pidiendo una moratoria de dos años en los permisos de fracking “hasta que se garantice la seguridad de las prospecciones”, el partido político EQUO le exige que cumpla sus compromisos y se posicione claramente en contra de esta técnica de extracción de hidrocarburos. Igualmente, le reclama a IU un posicionamiento de claro rechazo sobre este retroceso de su socio de gobierno.

Si, como ha expresado el PSOE en repetidas ocasiones, está en contra del uso de la fracturación hidráulica, no caben medias tintas ni posicionamientos ambiguos. Solo la prohibición y la derogación de los permisos concedidos marcarán una posición aceptable ante este tema tan delicado y peligroso para el medio ambiente y la salud de los andaluces.

Manifestación Anti-Fracking en Jaén,

EQUO Córdoba se une al llamamiento de la “Plataforma Andalucía Libre de Fracking” exigiendo una rectificación que, de no llegar, puede provocar la convocatoria de movilizaciones en nuestra comunidad, como la multitudinaria manifestación celebrada en marzo en Jódar (Jaén), una de las provincias, junto con Córdoba, más afectada por los permisos en vigor y en tramitación.

En palabras de Esteban de Manuel, coportavoz de EQUO Andalucía, «Ésta es una más de las demostraciones de pasividad de la Junta de Andalucía, y los partidos que conforman su gobierno, ante temas medioambientales clave. Temas como la reapertura de la mina de Aznalcóllar, la permisividad con el fracking o la falta de un modelo de desarrollo rural sostenible basado en la agroganadería ecológica muestran la auténtica cara del Gobierno, que amparándose en la mala situación económica, contrapone economía y ecología, cuando son conceptos que ineludiblemente deben ir de la mano si queremos un desarrollo que busque el bienestar de los andaluces sin poner en peligro el futuro de nuestra tierra y sus ecosistemas.»

Es destacable que, estando en el Gobierno de la Junta la coalición entre PSOE e IU, y a pesar de haberse declarado en contra del fracking en diferentes ocasiones, solo hayan sido capaces de llevar al Parlamento alguna Proposición No de Ley, teniendo como tienen la capacidad para presentar una ley que regule, y en este caso prohíba, esta actividad de gravísimas consecuencias para nuestra comunidad y sus habitantes.

EQUO, como siempre desde una posición clara en contra de la fracturación hidráulica, lamenta que también en este caso la administración mantenga una actitud complaciente con los lobbies y las empresas energéticas. No cabe otra salida a la crisis energética y ecológica que padecemos que la apuesta decidida por un cambio en el modelo energético que pasa, sin duda, por la implantación de un sistema energético basado 100% en renovables.

Desde EQUO no dudaremos en salir a la calle a defender los intereses de los ciudadanos que apostamos por un cambio en el modelo energético que garantice el bienestar y la salud de los andaluces. Este cambio traerá también a nuestra comunidad nuevas oportunidades de trabajo e inversión que dinamizarán nuestra maltrecha economía, por lo que el beneficio será múltiple para los andaluces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *