EQUO denuncia el derroche de dinero público vinculado a la plaza de toros de Almedinilla

En Almedinilla (Córdoba), antes coso de tercera categoría y portátil se ha construido, con fondos públicos, un edificio de la máxima categoría de la tauromaquia. Todo este derroche del dinero del conjunto de la ciudadanía será consagrado a una única corrida de toros, que se ofrecerá en la localidad  el 1 de mayo coincidiendo con el día del  trabajador. Para para el partido ecosocial EQUO se trata un gasto intolerable, en primer lugar por seguir apoyando una tradición cruel y en retroceso y en segundo lugar por el despilfarro de fondos en un momento en que existen tantas necesidades sociales urgentes.

Plaza de toros de Almedinilla en construcción (Fuente: La Fuentezuela)

Quienes más se han involucrado en este proyecto, que una vez más promociona la sangrienta tauromaquia con fondos públicos, son el mismo alcalde Antonio Cano y el expresidente de la Diputación de Córdoba  y actual concejal Francisco Pulido. Pulido ya fue denunciado en el año 2010 por la oposición en su etapa como presidente en la Diputación por el gasto de 25000 euros de presupuesto de la misma en la compra de entradas para espectáculos taurinos.

Una vez más desde EQUO constatan como se promociona la Lidia desde la administración pero con una falta total de transparencia. Llama mucho la atención que en la página oficial del Ayuntamiento  no se diga nada del coliseo, de cuánto ha costado a las arcas públicas y de cómo una minoría, una vez más, es recompensada con prebendas, promociones y dinero público.

Por supuesto tampoco aparece ninguna empresa privada vinculada a la inauguración del  1 de mayo con lo cual, de nuevo en tiempos de crisis, no falta el  aporte de dinero público de las administraciones para estos eventos que cada vez cuentan con menos público dada la decadencia de unos espectáculos basados en el sufrimiento y maltrato animal.

Teniendo próxima la también remozada y rehabilitada con dinero público plaza de toros de las Canteras en Priego de Córdoba, a tan solo 10 km, es una felonía y una estupidez propia de caciques que dan gusto a sus aficiones particulares antes de hacer un gasto en lo que verdaderamente es importante para todos en la ciudad en los tiempos de desempleo que corren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.