Verdes EQUO valora muy negativamente la privatización de la arena de la playa como supuesto desarrollo económico de Rota

La ampliación de la concesión de los chiringuitos hasta 2043, aprobada por la Junta del PP, Ciudadanos y Vox, condena a Rota a la estacionalidad por décadas

Al gobierno socialista local ni se le ve ni se le espera que tome decisiones para que Rota sea de verdad una ciudad sostenible

Verdes EQUO muestra su rechazo a la privatización de espacios públicos que son de todos y todas, en aras de un supuesto desarrollo económico que es falso y sólo beneficia a unos pocos, sumiendo una vez más en la miseria a la mayoría, destruyendo el territorio, sustrayendo las rentas a trabajadores en precario y usando el patrimonio natural de la ciudad para sus propios beneficios.

Según supimos a principios del mes de junio, el Ayuntamiento de Rota habría sacado a licitación de cara a este verano, un total de diez chiringuitos, esperando para el mes de julio puedan estar ofreciendo servicio a pie de playa, con estas diez instalaciones indicaba el ayuntamiento socialista, “Rota se presenta como un destino ideal para el descanso y la diversión veraniega”.

Nada extraño observando las decisiones de las últimas décadas desde el gobierno local, tanto PP, Roteños Unidos, y socialistas, han transformado las huertas familiares en la entrada de la ciudad, que nos alimentaban con productos saludables y de cercanía, en centros comerciales de multinacionales de la alimentación que nos alimentan con productos más lejanos y por tanto más caros de transportar con los precios de los combustibles.

La zona ambiental de Punta Candor sumida en conciertos de música en los momentos de mayor afluencia a la localidad, no ayudan al descanso de los vecinos, ni mucho menos mejoran medio ambientalmente a Rota ni a sus emblemáticos camaleón y chorlitejo patinegro, sino todo lo contrario.

Además en dicha zona se siguen dando permisos de construcción a nuevas instalaciones hoteleras y apartamentos de lujo, mientras se expulsa a la actividad ganadera que proporciona lácteos a la ciudad, toda una declaración de intenciones para que prime la diversión veraniega por encima de la dignidad de quienes nos alimentan, como si ello fuera algo superfluo.

El colmo de las incoherencias llega desde el gobierno de la Junta, donde PP y Ciudadanos apoyados por Vox, aprueban que los chiringuitos con los que Rota contará este verano tengan el doble de superficie que temporadas anteriores, una sinrazón privatizadora de la arena de playa de la que hacen gala los liberales, conservadores y ultra derecha allá donde campan a sus anchas, que no sorprende a Verdes EQUO tras los votos favorables de las tres formaciones para desecar nuestra joya natural del Parque Nacional de Doñana, legalizando la producción de frutos rojos sin permisos, con la inestimable abstención socialista, que no sabe si va o viene.

Según Auxiliadora Izquierdo, esta decisión de privatizar la playa “mejora la actividad económica y la generación de empleo en zonas turísticas como Rota”, y además la Junta amplia la concesión de la privatización de la playa hasta 2043.

Ni mejora el empleo precario en el sector hostelero, en el que ya no hay ni siquiera personal suficiente que acepte las esclavistas condiciones laborales existentes, ni la actividad económica de Rota mejora, dado que los hosteleros roteños ya ejercen en sus locales esa actividad en competencia con otros muchos, es simplemente una condena hasta 2043 de nuestras playas, aunque según los datos científicos, los temporales previstos arrasarán mucho antes todas estas construcciones.

Hablar de ecología en el siglo XXI es hablar de economía, de empleo digno y justo, de trabajos que aporten valor añadido en cercanía, de cuidados entre todas las personas, de empleos que garanticen a los hijos seguir con la actividad, y nada de lo propuesto ofrece un futuro prometedor, más allá de especuladores que aprovechan espacios naturales públicos para su propio beneficio, extrayendo la riqueza del entorno, dejando atrás la pobreza y los residuos, y expulsando a los más jóvenes a buscarse la vida a miles de kilómetros de Rota.

Verdes EQUO ha propuesto durante 11 años, un cambio de modelo productivo que priorice las necesidades básicas de las personas como es alimentarnos con productos cercanos y saludables, generar nuestra propia energía, aprovechar los residuos como recursos, reparar lo que se estropea, mantener lo ya conseguido, sin ofrecer crecimientos infinitos que son imposibles, y que tienen consecuencias, no sólo medio ambientales, también en la salud de las personas, puesto que los mismos que proponen diversión y descanso, no son capaces de generar bolsas de aparcamiento, alternativas de movilidad en la ciudad, aminorar los ruidos, dar espacio en las calles a personas con movilidad reducida, tener en cuenta nuestro potencial natural, y en definitiva usar con sentido común los espacios y recursos de que disponemos.

 

El debate no es si susto o muerte, lo que hay que poner sobre la mesa es el sentido común y hacer de la necesidad virtud, con humildad y coherencia, desde Verdes EQUO pedimos a la ciudadanía roteña apoye nuestras iniciativas y les invitamos a participar en nuestra asamblea local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.