Verdes EQUO denuncia nuevamente dejadez en la gestión de residuos en la localidad

La zona de Aguadulce se asemeja a un vertedero, inadmisible en una región de Europa en pleno siglo XXI  

El partido verde recuerda sus propuestas elevadas a pleno en diciembre pasado

 

Como ya indicamos en nuestra intervención ante el pleno del pasado 23 de diciembre de 2021, en materia de gestión de residuos, Rota tiene mucho que mejorar.

Y ya no es sólo que se vuelva a cometer el error de premiar a la caseta que más residuos genere en esta Feria de Primavera como en la última celebrada en 2019, en vez de aplaudir y premiar a la que menos genere, o que se siga confundiendo a la gente diciendo que cuando deposita residuos en el contenedor verde, amarillo o azul, está reciclando cuando lo que hacemos es separar, sino que además, en este caso concreto, la barriada de Aguadulce presente un estado lamentable, con residuos de todo tipo depositados en varios puntos de la barriada, que asemejan más a un vertedero incontrolado que a una zona de viviendas.

Si bien es cierto que todos estos residuos no han caído del cielo, no lo es menos que el gobierno municipal tiene el deber y la responsabilidad, para que imágenes tan bochornosas dejen paso a una gestión de residuos que corresponda al cumplimiento de las Ordenanzas municipales, y en su caso a la inspección y gestión sancionadora que le compete.

 

No sólo genera mala imagen, sino que residuos como los cristales pueden suponer un alto riesgo de incendio, y materiales electrónicos pueden contaminar con sus residuos suelos y aguas freáticas, además de suponer riesgo para niños que jueguen por la zona.

En primer lugar, el gobierno municipal tiene el deber de informar de los teléfonos de las delegaciones correspondientes para recogida de enseres voluminosos, establecer unos días concretos de recogida, recordar la existencia de dos puntos limpios fijos donde llevar estos residuos, y por supuesto hacer caso a nuestra propuesta de impulsar tres líneas de puntos fijos móviles, para hacer aún más cómoda y sencilla la gestión de residuos voluminosos o peligrosos a la ciudadanía.

 

Además como indicamos en diciembre, hay que poner ya en marcha por ley, el quinto contenedor marrón de compostaje, con sistema de recogida puerta a puerta o mediante contenedor de apertura individualizada, lo que eliminará costes al Ayuntamiento por pago a vertedero, que a partir de 1 julio supondrán un sobrecoste importante para las arcas municipales, dado que casi se duplica el residuo de fracción resto (contenedor gris) que llegue a vertedero.

Dicho ahorro económico debe trasladarse a la ciudadanía que separe correctamente sus residuos orgánicos, con bajada de la tasa de basuras.

Sobre este asunto añadir que la gestión de residuos en Costa Ballena, a cargo de la empresa privada URDRA, que amplió su contrato con la aprobación en pleno del 18 diciembre de 2014, hasta 1 abril 2037, debe cambiar las condiciones contractuales para añadir dicho contenedor marrón, y aprovechando la situación, Verdes EQUO propone eliminar la recogida soterrada neumática, tan ineficiente como insostenible, y económicamente cada vez más cara por la energía que consume para llevarla a cabo, y las costosas reparaciones por mal uso que atascan las tuberías, disponiendo de contenedores de superficie que mejoren la eficiencia, abaraten los costes y consigan una mejor separación del residuo por parte de la ciudadanía y visitantes.

Además volvemos a recordar la propuesta aprobada en pleno en marzo de 2016 para la instalación del sistema de máquinas de recogida de envases, SDDR, que devuelven al usuario el coste del envase de aluminio, plástico o vidrio previamente pagado y cuyo dinero lucra ahora a las empresas Ecoembes y Ecovidrio.

También Verdes EQUO propone avanzar en el establecimiento de sistemas de pago por generación.El partido verde propuso empezar a cobrar la tasa de residuos urbanos según kilo generado, en vez de según el valor catastral de la propiedad, ya que el precio de nuestra basura no puede seguir dependiendo de valoraciones y factores que nada tienen que ver con dicha gestión. Para sí cumplir la Ley de Residuos que establece la propuesta de la directiva Europea, según la cual en 2035 sólo el 10% del total de residuos debe llegar a vertedero, cuando actualmente llega el 80% dado que casi todo es depositado en los contenedores grises.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.