Verdes EQUO Puerto Real: “PRONTO es un despilfarro ineficaz”

El partido verde explica que el sistema de motocicletas públicas llega a un porcentaje limitado de la población y con un coste elevado.

VERDES EQUO se ha posicionado contra el nuevo sistema de alquiler de motocicletas eléctricas que acaba de inaugurar el equipo de gobierno.

Iván Canca, responsable de movilidad de VERDES EQUO Puerto Real, empieza explicando que “los requisitos de uso son ser mayor de edad y tener la licencia de conducción B con

Iván Canca

más de tres años de experiencia o licencia de motocicleta A1. Además la gente que usa moto suele tenerla propia, a los usuarios no habituales les suele dar respeto este medio. Esto deja alrededor del 50% de la población como público objetivo que pueda usar este sistema sin depender de nadie. Mientras que por ejemplo la bicicleta puede usarla el 90% de la población. Es un error de base grave. Ya que podría haberse planteado un sistema con bicicletas que alcanzara a mucha más población. Incluso esto último hubiera sido para pensarlo y estudiarlo bien, porque en ciudades pequeñas no es fácil que funcione de forma eficiente un sistema público de bicis. Lo de las motocicletas es directamente un despropósito. Estamos convencidos que no se ha hecho ningún estudio previo para su implantación.

No es casualidad que estos sistemas no existan en ciudades del tamaño de Puerto Real. No pueden funcionar si no es a base de una fuerte inyección de dinero público que no hace socialmente rentable su implantación. Desconocemos el coste del servicio pero es un dato que debería facilitarse a la ciudadanía. Cabe señalar que en la ciudad de Cádiz se implantó de forma privada un sistema similar y no duró mucho. En ese caso no costó dinero público pero aquí sí.

Por otra parte estamos hablando de motocicletas que alcanzan, según la descripción, los 70 km/h. Puerto Real es desde el 2016, gracias a la presencia de VERDES EQUO en el gobierno, ciudad 30 km/h. Qué sentido tiene desde lo público fomentar el uso de vehículos que superan el doble de la velocidad máxima permitida.

Es muy generoso hablar de movilidad sostenible describiendo a estos vehículos. La movilidad sostenible verdadera son la movilidad activa (a pie, bicicleta) y el transporte público. Son los medios que deberían fomentarse en lugar de hacer experimentos. Y los políticos locales deberían empezar predicando con el ejemplo, porque ir en coche y tener aparcamiento reservado en el Ayuntamiento desde luego no lo es.

En definitiva pensamos que esta iniciativa se acabará clausurando más pronto que tarde. Ya que su viabilidad económica respecto a los beneficios sociales es más que dudosa.