Verdes EQUO lamenta el poco valor que se da al arbolado urbano

El partido verde considera que es urgente un Plan de Arbolado y poner en marcha de una vez por todas la Ordenanza que defienda nuestras zonas verdes

Gobierne quien gobierne, la naturaleza se defiende.

La desaparición de ejemplares en las obras de la Avenida Diputación no es un hecho aislado ni de una sola legislatura

Desde que Verdes EQUO iniciara hace tres legislaturas sus intervenciones en el pleno del Ayuntamiento de Rota, nuevos términos como sostenibilidad, eficiencia energética e hídrica, energía renovable, economía circular en la gestión de residuos, y un largo etcétera, se han escuchado en el salón de plenos.

Y durante once años muchos de nuestros objetivos se han instalado en los debates, no usar en la ciudad herbicidas tóxicos, mejorar el bienestar animal, generar empleo verde, cambiar la fiscalidad con criterios ambientales y relacionados con los ingresos de la unidad familiar, cambiar la movilidad hacia un modelo sostenible, cuidar mejor nuestro privilegiado entorno natural, y en definitiva, conseguir una ciudad más amable.

 

Imagen de la eliminación de arboleda en Avenida Diputación
Eliminación de arboleda en Avenida Diputación

 

Sin embargo, y a pesar de que algunas propuestas han tenido el honor de ser aprobadas en pleno, mucho recorrido queda aún para ejecutar un proyecto transversal que no quede supeditado al papel, que ya sabemos que lo aguanta todo, sino que sean realidad más pronto que tarde.

Entre ellas es urgente un Plan de Arbolado Urbano, que junto a la Ordenanza de arbolado y zonas verdes, defienda y gestione un bien tan preciado como atacado en estas tres legislaturas.

Eliminación arbórea sustituida por parque infantil sin sombra

Una y otra vez se cometen “arboricidios” que despojan la ciudad de su manto verde, arbolado urbano que nos proporciona oxígeno para respirar, filtra las dañinas partículas de los tubos de escape y polvo en suspensión, genera sombras que bajan la temperatura de acerado y calzada en los meses de verano, y acoge nidadas de aves que sus progenitores año tras año eligen entre sus ramas como preciado hogar para mantener la biodiversidad criando una nueva generación.

Naranjos de la calle Charco replantados y ya muertos

Estos días vemos como desaparece arbolado en las obras de reforma de la Avenida Diputación, como ya vimos con los naranjos de la renovada calle Charco, los árboles junto al pasadizo entre la plaza de la Costilla y la de las Canteras en la rehabilitación de la Plaza Jesús del Nazareno, convertir alcorques en zona de terrazas hormigonando el espacio destinado al árbol, cambiar un árbol por una farola en la rotonda de la entrada del cementerio, o sustituir un frondoso ejemplar por un parque de juegos infantil (a pleno Sol ahora) en la calle Virgen de la Soledad esquina con Avenida Príncipes de España.

Poda excesiva en Costa Ballena

Éstos son solo unos ejemplos del poco valor que se la da al arbolado urbano, pero otro ejemplo es la poda anual excesiva, que deja a muchos ejemplares moribundos y con mucha probabilidad de enfermar, en algunos casos como en Costa Ballena, para solucionar de manera cruel pero económica, el problema de iluminación de sus avenidas. Sin duda es más barato podar las copas que cambiar y sustituir las luminarias, pero a medio y largo plazo, su coste es mayor.

Todo esto viene ocurriendo a pesar de las quejas de muchos colectivos en redes sociales, y del partido Verde en el Ayuntamiento, gobernando Partido Popular, Roteños Unidos, PSOE e Izquierda Unida.

Pero este debería ser un asunto apartidista, una causa común, porque gobierne quien gobierne, la naturaleza se defiende.