Teófila desprecia a Puerto Real y Elena Amaya le baila el agua

Autoridad Portuaria plantea un bar de copas en el muelle ciudad y el aparcamiento regulado de manera privada.

VERDES EQUO Puerto Real conoció durante el periodo de exposición pública el único proyecto presentado ante la Autoridad Portuaria Bahía de Cádiz en el proceso de concesión administrativa para la «ocupación y explotación de una parcela en el Muelle Ciudad de Puerto Real, zona de servicio del Puerto de la Bahía de Cádiz, para la actividad de hostelería, parque infantil y aparcamiento«.

Para el partido verde este proyecto «sublima la falta de compromiso de la Autoridad Portuaria y su presidenta Teófila Martínez con Puerto Real.  En 2016 se firmó un Convenio entre el Ayuntamiento de Puerto Real y la Autoridad Portuaria por el que esta última se comprometía a hacer una inversión de más de 2 millones de euros en el muelle ciudad en un proyecto que tenía un triple objetivo. Primero, hacer visible y rehabilitar en lo posible el antiguo Puerto-Baluarte del siglo XVIII, recuperando la traza del antiguo bastión defensivo marítimo y su integración en la plataforma portuaria. Segundo, favorecer la actividad náutico deportiva en la zona y en tercer lugar contribuir a la dinamización comercial de la zona portuaria. Desde VERDES EQUO pensamos que desarrollar sólo la hostelería en la zona sin tener en cuenta los valores culturales y deportivos del espacio es un error«.

«Autoridad Portuaria nunca llegó a cumplir este convenio y sólo se acuerda de Puerto Real para hacer negocio en el muelle de la Cabezuela, que es su gallina de los huevos de oro y así lo sufren en el Río San Pedro

«Si esta concesión se acaba materializando durante 20 años se hipotecará la posibilidad de que el Club Náutico pueda tener en el futuro de unas instalaciones más acordes a su potencial y con una marina seca mejor dotada. Además, durante este tiempo existirá el aparcamiento regulado de manera privada en un espacio con clara vocación peatonal

«También se pueden mencionar algunos detalles del proyecto presentado, que proviene de un grupo de empresarios con mas negocios hosteleros principalmente en El Puerto de Santa María. En concreto la proyección de que se generarán 40 puestos de trabajos en temporada alta resulta muy complicada de creer. Siendo también reseñable la ubicación del parque infantil junto a la escalerilla. Se ve que ni Teófila ni los empresarios que han diseñado el proyecto han estado nunca en la escalerilla en una pleamar con levante

«Lo sorprendente es la dócil actitud que muestra el actual gobierno de Puerto Real con Elena Amaya a la cabeza, que en lugar de plantarse y exigir a la entidad portuaria un mayor compromiso con nuestra ciudad, le da el visto bueno al proyecto presentado. Están demostrando que no tienen proyecto para el frente marítimo a largo plazo«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *