EQUO VERDES DENUNCIA LA SITUACIÓN DE LA ESCUELA INFANTIL TRIQUITRAQUE

EQUO VERDES DENUNCIA LA SITUACIÓN DE LA ESCUELA INFANTIL TRIQUITRAQUE
 
 
La empresa adjudicataria, que acaba de despedir a dos trabajadoras, está primando el beneficio empresarial por encima de dar un buen servicio.
 
Vanessa Huerta, concejala y portavoz de EQUO VERDES Puerto Real, estuvo en la mañana del miércoles en las puertas de la Escuela Infantil Triquitraque apoyando las reivindicaciones de las madres y padres del alumnado.
Huerta explica que “recientemente se ha producido el despido injustificado de dos trabajadoras del centro. Desde el Ayuntamiento tristemente se manifestó hace unos días tras la visita de la alcaldesa a la escuela, que estos despidos se debían a la disminución del número de alumnos, pero los propios padres aclaran que el número de niños y niñas se conocía desde el principio de curso. Las madres y padres de Triquitraque lo primero que denuncian es que debido a estos despidos no se está cumpliendo el plan de contingencia que garantice la seguridad de los pequeños. La reducción del personal del centro está provocando que no se respeten los grupos burbuja, que haya personal que ahora debe atender más clases, cambios en el profesorado que afecta a un alumnado de tan corta edad y que se hayan cambiado los horarios de salida”.
 
 
Desde EQUO VERDES manifiestan que “resulta lamentable la actitud del Ayuntamiento y concretamente de la alcaldesa, que han realizado unas declaraciones en redes sociales en las que parecen ejercer más de portavoces de la empresa de Florentino Pérez que de cargos públicos responsables de velar por el bienestar de los niños y niñas de la guardería. Usando eufemismos como “reestructuración de personal” para hablar de unos despidos de cuestionable legalidad, llegando incluso a justificarlos”. 
 
Vanessa Huerta insta a la concejala de Educación y a la alcaldesa a “mediar con la empresa para conseguir la readmisión de las trabajadoras y que desde el Ayuntamiento se fiscalice con especial celo el funcionamiento de las guarderías para garantizar que las niñas y niños reciban un servicio de calidad. Ya se le hizo un “favor” grande en 2014 con el gobierno andalucista, eximiendo a Clece de realizar la obligatoria inversión de 200.000 € que estaba obligada a hacer en las escuelas de Triquitraque y El Cigarrón durante los primeros años de la concesión, permitiendo a la empresa repartir esta inversión a lo largo de los 15 años de duración del contrato (aquí la noticia). Ya está bien de esa actitud complaciente con la empresa, el Ayuntamiento es responsable y debe velar para que se dé un buen servicio”.
 
Desde EQUO VERDES terminan manifestando que “desgraciadamente estas son las cosas que pasan cuando se privatizan servicios públicos. Además en un ámbito como la educación infantil que hace tiempo se consideraba mera guardería pero que hoy en día está más que demostrada que es una etapa de vital importancia en el proceso educativo. Aunque de esta concesión obviamente no es responsable el actual gobierno, ya que viene de 2010 cuando gobernaba IU, es una lección que aprendemos una vez más: las empresas privadas en servicios vitales como la educación o la sanidad siempre van a primar el beneficio empresarial a dar un servicio de calidad a la ciudadanía”.