Por Todas Nosotras: #NOVOTESMACHISMO

Mar Verdejo Coto
Mar Verdejo Coto

La violencia machista es una cuestión de Estado. Los asesinatos tienen que acabar. Es insoportable el cinismo de los partidos políticos en la cuestión de violencia de género, que ya raya la sociopatía. Las elecciones del 20 D están sirviendo para poner a cada uno en su lugar en materia de Violencia de Género. Todos van a las concentraciones, se dan codazos por estar bien posicionados en la foto, codician que los inmortalicen en los insoportables minutos de silencio: ¿pero qué es lo que están proponiendo en sus programas electorales? 

Ciudadanos, con su discurso neomachista, en su programa electoral ha definido de forma errónea, y muy peligrosa, la violencia de género queriéndola cambiar por violencia doméstica; y dicen: “Si bien la violencia de género afecta tanto a hombres como a mujeres, el mayor porcentaje corresponde a la violencia ejercida de hombres hacia mujeres. La sociedad española no puede tolerar las más de 800 muertes….” Y ahora continúa diciendo: “Tampoco puede permitir, aunque sean muchas menos, las muertes de hombres a manos de sus parejas”. Por escrito dejan que quieren acabar con las penas específicas por violencia de género. Incorporando una medida para reformar la Ley Integral contra la Violencia de Género para acabar “con la asimetría penal por cuestión de sexo”; “la pena por lesiones que no requieren tratamiento es de tres meses a un año de prisión en caso de violencia doméstica, pero si es el hombre en el que agrede a su pareja o expareja femenina es de seis meses a un año”. En lo relativo al Tribunal Constitucional dicen: “que avala la diferencia de condenas dependiendo de si la agresión se da en un contexto de violencia de género o doméstica porque la primera reproduce la desigualdad” y a esto le llaman nueva política.

Y el Observatorio Estatal de Violencia contra las mujeres, que está integrado por más de treinta organizaciones especializadas contra la violencia de género y miembros de plataformas, ha tenido que elaborar un comunicado desmintiendo y tachando de irresponsable el video electoral, lanzado el 25 de Noviembre, del Partido Popular en el que se vanagloria de luchar contra la violencia de género. Dice el video que las mujeres asesinadas en 2014 fueron 51 cuando la realidad es de 54. Y con estos datos hacen un gráfico descendente en el que dicen que gracias a sus políticas se ha reducido el número de víctimas a las que llama “fallecidos” y se felicitan a ellos mismos por lograr “los menores índices de víctimas mortales de los últimos años”; también dicen que han retirado la pensión de viudedad y orfandad a los asesinos desde el 2007, esta medida se contemplaba en la disposición adicional primera de la ley integral de 2004. Dicen haber impulsado contratos bonificados a víctimas de violencia de género y que en su legislatura “han crecido un 58%”; y que según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad este aumento es del 41%, lo que representa un 0,022% del total de víctimas de Violencia contra la Mujer del 2015. Además de haber dado un recorte de un 26% en prevención y tener presupuestado un 40% menos para el 2016, respecto al 2011, y la retirada de competencias a los Ayuntamientos desde donde se gestionaba la atención, emergencia, apoyo, acogida y recuperación integral de la víctima.

A votar hay que ir con los programas leídos, y estas pueden ser cinco claves en materia de violencia machista que nos pueden servir: Consideración del Terrorismo Machista como una cuestión de Estado. Cumplimiento de la Legislación en materia de Igualdad y de Prevención, la Educación desde la Infancia y la Formación de todo el personal que interviene en el proceso. Eliminación de la Custodia Compartida Impuesta. Eliminación del Régimen de visitas y la Patria Potestad a maltratadores. No a la Publicidad Sexista y al tratamiento morboso de las Violencias Machistas en los Medios.

Esta vez sí quiero saber qué han votado las personas de mi entorno porque así sabré a quién le importa que hayan sido asesinadas casi 800 mujeres desde el 2003 a la actualidad; las 368.349 mujeres que han estado bajo protección policial en España, y las numerosas formas de violencia machista diaria que se ejerce sobre las mujeres, por el simple hecho de ser mujeres. Quiero saber qué votan porque así podré saber qué grado de confianza puedo depositar sobre ellas.