Aprobada la moción para constituir la Asamblea Climática Ciudadana en Almería

Para los Verdes almerienses la aprobación de la moción para la constitución de la Asamblea Climática Ciudadana (figura recogida en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que sigue el ejemplo de otros países como Francia, Escocia, o Irlanda) supone un paso importante para integrar a la población en el proceso de afrontar la emergencia climática; ahora el reto radica en constituirla sin dilación.

Los Verdes Europeos de Equo celebran que el Ayuntamiento de Almería haya aprobado la moción para constituir la Asamblea Climática Ciudadana

Desde el Partido Verde agradecen que los grupos municipales del Podemos, PSOE, Cs y PP hayan votado a favor de la moción, pues consideran que era necesario pasar de las declaraciones a los hechos, dando un paso adelante tras la declaración institucional de Emergencia Climática efectuada por el propio Ayuntamiento en el 2019.

No obstante, desde la formación ecologista manifiestan que la corporación municipal tendría que tomarse muy en serio el compromiso adquirido, tanto por la responsabilidad de cara a la ciudadanía como por ser nuestro territorio, dentro del arco mediterráneo, uno de los más expuestos a las consecuencias del cambio climático.

Máxime si tenemos en cuenta que las ciudades son responsables de más del 70% de emisiones de gases de efecto invernadero y, por tanto, deben ser las más interesadas en adaptarse a esta realidad, minimizando el impacto para sus habitantes, el medio y la economía local.

Por tanto, abundan, en que ahora el reto radica en poner en marcha la Asamblea Climática Ciudadana a la mayor brevedad posible. Dilatar los tiempos o guardar la moción en un cajón, como ocurrió con la moción aprobada en la anterior legislatura para constituir, lo que en su momento llamamos Mesa del Clima, sería seguir instalados en la inacción política, caracterizada por el “postureo”.

Para los Verdes almerienses ha llegado el momento de pasar de las palabras a los hechos, pues entienden que vamos a contrareloj en una década decisiva, tal y como nos advierte la ciencia a través de los últimos informes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU.

En ese sentido, se remarca que ya no se trata únicamente de reducir emisiones de gases de efecto invernadero, sino de atender a dos cuestiones:

  • La primera, consistente en desarrollar políticas transversales que den lugar a medidas para afrontar los impactos, que, a día de hoy, tiene el cambio climático en la salud de las personas, la economía y el medioambiente.
  • La segunda, centrada en conquistar la neutralidad climática para el 2050, lo que significa abandonar la quema de los combustibles fósiles transitando hacia otro modelo de producción y consumo, de movilidad y energético con justicia social y ecológica, que permita descartar aumentos superiores de la temperatura media global de 2º, que llevaría a la humanidad a entrar en escenarios apocalípticos.

Por ello, los Verdes almerienses recuerdan que, constituir la Asamblea Climática Ciudadana supone dotarnos de una herramienta más, importante para la participación de la población, pero no la única, también es necesario retomar los compromisos adquiridos tras la adhesión del el Ayuntamiento de Almería a la Red Española de Ciudades por el Clima que, entre otras cuestiones, suponía la creación de un Plan Municipal de Actuación que, de manera transversal, debe dirigirse a distintos sectores: energía, movilidad, gestión de residuos, economía local, etc.

En declaraciones del coportavoz andaluz, Manuel Pérez Sola, “el proceso iniciado con el Acuerdo de París en 2015 sigue vivo. Pero ya no basta con caminar, hay que correr.

Es urgente actuar en esta década, en cada país y en cada ciudad con mucha más rapidez y contundencia, revisando al alza de la reducción de emisiones para 2030 y alcanzar la neutralidad climática antes del año 2050 (como pide la ciencia, la Unión Europea y demanda la juventud).

Más sobre Almería

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.