Equo Verdes Almería presenta alegaciones ante la subida del 20% en el recibo del agua

Los Verdes Europeos almerienses se oponen al acuerdo plenario del Ayuntamiento de Almería, conseguido gracias a los votos del PP y el ex concejal de VOX, relativo a la aprobación inicial de la modificación del recibo del agua (Ordenanza Local Reguladora de la Prestación Patrimonial de Carácter Público No Tributario por Suministro de Agua Potable). Porque, dada su importancia social, no ha contado con la adecuada información y debate de la ciudadanía, llegando en el peor momento posible, tanto por la incertidumbre que vivimos respecto al escenario post Covid como por el castigo económico que supondrá esta subida para las familias, especialmente para las más afectadas por la falta de empleo y bajos ingresos.

La justificación dada por el gobierno municipal del PP a este tarifazo (subida del 20% para el año 2022) radica en el agotamiento y mal estado de la calidad del agua extraída de los pozos de Bernal (acuífero del Poniente) y, por tanto, en la necesidad de aumentar los aportes a través de la Planta desaladora de Almería (hasta un 80%) para garantizar el abastecimiento de agua potable para una buena parte de la ciudad.

La formación ecologista entiende que se está ante un problema ecológico, con repercusiones sociales y económicas, que tiene su base en la sobreexplotación de los acuíferos, en un clima semidesértico como el almeriense (de escasa pluviometría y sequías recurrentes), agravado por el impacto del cambio climático.

Las explicaciones dadas, de un asunto que lleva coleando varios años, son insuficientes; puesto que, no se presenta ningún estudio de la demanda del suministro de agua de estos años (doméstico, industrial, comercial, oficial y otros), ni se explican las causas del deterioro de la calidad del agua suministrada (salinidad) y cómo se piensa solucionar dicho problema para los barrios que no van a recibir el agua de la Planta desaladora. Tampoco se explica cómo se ha llegado a este estado de agotamiento de los pozos de Bernal, ni hay estudios que evalúen el impacto que pueda suponer el aumento de la extracción de la desaladora para el acuífero del Medio-Bajo Andarax y sus usuarios, ya que se haya en mal estado, etc.

Por otra parte, no se han propuesto medidas sociales como el mínimo vital hídrico para que el precio del agua se pueda aplicar de forma progresiva con criterios de renta, cargando económicamente únicamente su coste sobre la ciudadanía, y obviando que en la gestión participa una empresa privada que obtiene píngües beneficios, y que debería participar en su coste en base a su responsabilidad social. Todo ello, impide la adopción de medidas eficaces, al no abordar los problemas de raíz, y oculta la responsabilidad en la gestión por lo hecho en todos estos años.

Para el coportavoz, Manuel Pérez Sola, las alegaciones presentadas van en el sentido de exigir información y debate social, máxime por tratarse de un servicio básico reconocido como un derecho humano fundamental por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y recogido en la Ley de Aguas de Andalucía. Asimismo, las decisiones políticas deben estar guiadas por el conocimiento científico (estudios técnicos) que permitan conocer las causas y abordar las soluciones a corto, medio y largo plazo de un problema, que en primer lugar es ecológico, con repercusiones económicas y sociales que son necesarias atender. Por ello, animamos a la ciudadanía a participar descargándo las alegaciones en el siguiente enlace: http://almeria.partidoequo.es/alegaciones-a-la-modificacion-de-las-ordenanzas-fiscales-reguladoras-de-las-tasas-por-la-prestacion-del-servicio-de-suministro-de-agua-potable-y-saneamiento-del-ayuntamiento-de-almeria/

Comentarios cerrados.