Equo tilda de discriminatoria la actitud del Centro Vecinal de Oliveros por anular la conferencia de la Asociación Almería con Orgullo

Este tipo de hechos muestran la necesidad de seguir avanzando en la construcción de una sociedad abierta y plural.

Desde Equo manifestamos nuestro rechazo ante la discriminación ejercida por el Centro Vecinal de Oliveros hacia el colectivo LGTBI almeriense, impidiendo la celebración de una conferencia «Muestra tus Colores» organizada por la Asociación Almería con Orgullo, y que tuvo que ser trasladada al Museo Arqueológico de Almería.

Se trata de un espacio municipal, que debe estar a disposición de los servicios municipales y colectivos sociales para la realización de actividades ocasionales, promoviendo la participación ciudadana y favoreciendo la convivencia. De poco sirven los reglamentos, cuando el soporte papel se hace añicos por unos hechos tolerados por sus máximos responsables.

Nuestra Carta Magna, la Constitución, establece en el Titulo I -De los derechos y deberes fundamentales- que «La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social»«, ahondando el Art. 14 en que  «Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social«.

Razón más que suficiente para hacer valer los derechos que asisten a la Asociación Almería con Orgullo, y las obligaciones que debe asumir al respecto los responsables directos y municipales de la gestión del Centro Vecinal de Oliveros. Pero como la práctica es la que determina la conciencia social, para seguir avanzando en la construcción de la sociedad abierta y plural que manifestamos ser, es necesario que en esta semana del WorldPride, sirva para poner de relieve conceptos como: empoderamiento, para analizar las estructuras de poder y su redistribución; desmasculinizar, para eliminar los privilegios de los hombres en el sistema patriarcal heterosexual; la interseccionalidad, como la superposición de categorías biológicas, sociales y culturales que interaccionan componiendo la identidad del individuo para socavar la discriminación estructural y sistémica; la inclusión, como proceso constante que permita a las personas participar en los procesos sociales, etc.

En palabras de la coportavoz de Equo, Emilia Cruz Oliver, «la hipocresía de los gestores de nuestras instituciones y asociaciones raya la ridiculez. Todo el mundo habla de tolerancia, los medios se hacen eco del Día Internacional del Orgullo LGTB etc y, sin embargo, no dejan de ser palabras. Tenemos que pasar a los hechos en los entornos familiares, en los colegios, institutos, asociaciones; que todos estos entes trasladen a hechos la inclusión, la no discriminación, la tolerancia, para que no sean sólo palabras en un destacado día multicolor».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *