EQUO Almería propone medidas para minimizar daños de futuras inundaciones en Vera.

Sabiendo que nunca se podrá descartar del todo inundaciones y riadas en nuestra zona, dado que fenómenos meteorológicos como los de finales de septiembre forman parte del clima mediterráneo, EQUO Almería Asamblea Levante presentó ayer en el Ayuntamiento de Vera varias medidas para reducir el impacto de futuros fenómenos que, como consecuencia del cambio climático, es previsible que se hagan más frecuentes. El documento fue también entregado a la Diputación de Almería y la Agencia Andaluza del Agua, ambos organismos con competencias en el asunto. Los representantes de EQUO Almería en el Levante insisten en que quieren ver soluciones definitivas y no solo parches, como está ocurriendo en estos momentos con los arreglos de las infraestructuras dañadas para que queden igual que antes.

Con sus propuestas esta formación política quiere aportar ideas para reducir los impactos humanos y materiales en el caso que se repitan fenómenos como las lluvias intensas del 28 de septiembre pasado. Las propuestas se pueden agrupar en tres grandes bloques.

En primer lugar diseñar un plan de emergencia e información a la población. Es absolutamente necesario que un ayuntamiento como Vera, que ya ha vivido varias de estas inundaciones, tenga un plan de emergencia y protocolos de actuación. En barrios que han sufrido ya varias inundaciones deberían existir salidas de emergencia, puntos seguros y la población tendría que estar informada sobre cómo actuar en futuros siniestros.

En segundo lugar, crear un encauzamiento natural, limpiar y mantener el Río Antas. Es evidente que en los lugares donde los cauces se han ido llenando con el transcurso de los años tanto de aportes fluviales naturales como de aportaciones humanas (escombros y otros desechos), la capacidad natural del cauce se ha reducido considerablemente. Esto, junto a una orografía relativamente plana y a un tapón formado por un puente demasiado bajo, puede llevar a que el río tome mucha anchura, tal como sucedió en el caso del río Antas a partir de su cruce con el Camino Viejo de Vera a Garrucha. Es por tanto a partir de este punto donde la representación levantina de EQUO Almería propone llevar a cabo labores de limpieza, mantenimiento y de encauzamiento natural.

En tercer lugar, es urgente mejorar algunas infraestructuras, sobre todo los puentes. Dado que en la última riada ocurrida en el Levante los puentes han vuelto a tener una importancia clave, la solución que plantea EQUO Almería es continuar con el desdoblamiento de la carretera Vera-Garrucha (A-1200), proyectando los desniveles adecuados y elevando la carretera para que sirva de muro para dirigir correctamente el cauce natural del río.

Para terminar EQUO Almería Asamblea Levante insiste en que aunque todas estas propuestas pueden paliar en gran medida las consecuencias desastrosas de futuras inundaciones en barrios como Pueblo Laguna, hasta que no se trasladen las viviendas que invaden la zona inundable del río Antas no se solucionará verdaderamente el problema.