Equo Almería insta al Gobierno a frenar el despilfarro de miles de euros con el relleno de arena de las playas del Levante

Desde Equo (el partido verde) nos hacemos eco de la denuncia de Ecologistas en Acción en referencia a la actuación del Gobierno para la regeneración de las playas del Levante tras el temporal de principios de año, restaurando con recarga de arena (de pésima calidad) desde Cuevas hasta la playa de Mojácar, vertiendo sobre el litoral 15.000 metros cúbicos.

Además de que se actúa en una zona marina protegida como Zona Especial de Conservación de Fondos Marinos del Levante almeriense, hay que tener en cuenta que este tipo de actuaciones, que llevan años practicándose, son pan para hoy y hambre para mañana, llevándose miles y miles de euros de gasto público por delante. Lo que hoy se rellena con arena, mañana se lo lleva el mar a causa de las dinámicas naturales de aporte y retirada de las corrientes de invierno y verano.

Por tanto, hablamos de un equilibrio de miles de años roto por la acción humana: actuaciones urbanísticas que destruyen los cordones de dunas, que actúan de pantallas alterando el régimen de los vientos litorales; rellenos, diques, escolleras, dragados, que ante un desacierto en su ejecución, exponen a consecuencias catastróficas a las corrientes marinas, etc. Si a ello le sumamos los efectos del impacto del Cambio Climático que está provocando no sólo subidas en el nivel del mar sino temporales cada vez más agresivos que aceleran los procesos de pérdida de arenas en las playas, se hace de todo estéril, ruinoso y medioambientalmente contraproducente seguir con la absurda práctica de rellenos.

Para los coportavoces Emilia Cruz Oliver y Manuel Pérez Sóla, la solución no admiten parches sino una apuesta decidida por la salud ambiental, que es al fin nuestra propia salud y la de la nuestras hijas e hijos. Consiste en recuperar a medio y largo plazo las franjas costeras preservando sus funciones ecológicas (regenerar el ecosistema), estableciendo un debate sobre las actuaciones en el litoral, y contando a la hora de tomar decisiones con los colectivos y las asociaciones implicadas, que llevan años trabajando sobre el terreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *