ENTREVISTA AL COPORTAVOZ PROVINCIAL, JUAN SEBASTIÁN FERNÁNDEZ

Nos gustaría compartir con vosotros una entrevista de J. Adolfo Iglesias para la sección “De tapas con…” de la Voz de Almería a nuestro coportavoz Juanse Fernández.
Juan Sebastián Fernández es Juanse para todos, amigos y…no se le conoce enemigos. Su bondad es contagiosa, tanto como su sonrisa que cuando estalla se convierte en una risa inconfundible que arrastra a cualquiera a su alrededor.
Tras estudiar en La Salle, despertó a la vida pública y la conciencia social en los primeros años 80 durante su bachillerato en el instituto Celia Viñas. Entonces comenzó en el grupo JEC de Pedro Pizarro. Dio el primer paso cuando se presentó a representante estudiantil. “Siempre he visto la participación como algo fundamental en la vida. Ya sea por la educación o mi formación la participación es un valor y sirve de madurez personal”.
Recuerda con felicidad aquellos años de cambio. “Disfrutamos esa vida estudiantil. Hubo momentos significativos como el de la movida anti- OTAN”. Fernández Prados se declaró objetor en el año 86, por convicción pacifista que mantiene hasta hoy. Junto a  grupos como el MOC y otro de activistas de la No-Violencia participó en una sentada en la plaza del Educador, tres décadas antes de que el 15-M eligiera ese mismo sitio como lugar de acampada. Hoy simpatiza con este movimiento de protesta aunque tiene claro que “estar en la calle es importante, pero hay que hacer más cosas. Me parece un error reprimir y criminalizar este movimiento”, añade también sobre la última protesta llamada 25-S. para sumarse a este movimiento social sólo hace falta una intuición, afirma, y esa es “que el modelo que nos dimos de democracia hay que renovarlo. Tiene que ser más representativo, más participativo y menos subordinado a intereses económicos y corporativos”, señala.
Fernández participa en media docena de ONGs y asociaciones, que mete en su “proyecto de vida”. “El gran problema de las ONGs es su gran dependencia de las subvenciones. Y que necesitan tener una base social más amplia”. Juan Sebastián Fernández comienza entonces a explayarse sobre Toqueville y se nota que además de militante de la solidaridad es también experto teórico. “Hay que ser autocríticos sin justificarnos criticando a los demás”, afirma respecto a la gran implicación social en el voluntariado en Estados Unidos, basada en el impulso del individuo. Sin embargo, tiene claro que el individualismo puede llevar al egoísmo insolidario. “No soy defensor del liberalismo para nada. Es en el fondo lo que nos está pasando”, dice.
Tras comenzar a estudiar Filosofía, bajó más cerca de tierra y comenzó también Sociología, carrera de la que es doctor y profesor titular en la UAL desde 1994. Se siente muy orgulloso de haber introducido en el currículum de Magisterio la asignatura “Educación para el desarrollo”. “La universidad tiene lo más valioso de la sociedad, que es la juventud. Pero la pena es que tiene un funcionamiento excesivamente jerárquico y burocrático. He participado en miles de comisiones”, se queja sonriente. No quiso repetir al frente del secretariado de Voluntariado y Cooperación y se pasó a la política activa. Hace meses fue el candidato al  Senado por Almería del partido Equo, que en diciembre se reunirá a nivel andaluz para renovarse.
Para Fernández “no hay un político perfecto, está por hacer”, declara. Entre sus preferencias comienza por Mar Verdejo, su compañera de partido. “No hay persona con mayor sensibilidad que ella y ese es el punto de partida necesario para un buen político”, declara.
Al pedirle hacer de doctor Frankenstein para buscar un político local ideal coge retazos: de Diego Cervantes, su conocimiento; de García Lorca, su talante dialogante; de Cabrejas, su proximidad con los barrios, de Yakibuik, sus iniciativas..¿Y de los actuales gestores municipales del PP? “No les veo ningún proyecto de ciudad que te enamore”, afirma.
Este profesor de la UAL de 46 años, casado y con dos hijos, no oculta que sigue yendo a misa. Otra de sus patas “ideológicas” es la ecología. Le han robado ya tres bicicletas, dos de ellas en el campus. Pese a ello, Juan Sebastián Fernández, sigue yendo a su trabajo en bici con su gran sonrisa. Es idealista, no hay duda.