Carta Verde al Presidente de la Junta de Andalucía para una salida saludable y justa del Covid19

 EQUO VERDES solicita al Presidente de la Junta una reunión para avanzar en
propuestas verdes para la fase de nueva normalidad.
 El partido informa que el presidente “ignora en su análisis la causa común tanto
del coronavirus como del cambio climático”.

Los Verdes Europeos almerienses comparten los motivos de la Carta dirigida por los
representantes regionales del partido al Presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel
Moreno Bonilla. Almería, al igual que la costa mediterránea, es una de las zonas más
expuestas y perjudicadas por la crisis climática, y toda nuestra acción política, económica y
social debe dirigirse a mitigar la causas y adaptarnos a sus consecuencias, generando
escenarios resilientes y eficaces, capaces de hacer frente a los retos que tenemos por delante.

La pandemia y el cambio climático son avisos de que la economía no puede funcionar por
encima de los límites planetarios. Urge un cambio de rumbo basado en los pilares de una
economía menos dependiente de crisis globales, y una sociedad más justa y equitativa,
cimentada en los recursos de Andalucía, y en equilibrio con sus límites ecológicos.

El primer pilar propuesto trata de la soberanía alimentaria. Isabel Brito Cabeza, coportavoz de
EQUO VERDES en Andalucía, afirma que: “No tiene sentido y es insostenible que los
alimentos que llegan a nuestra mesa recorran 4.000 km de media. Necesitamos desarrollar
canales cortos y justos de producción y distribución, creando un sólido sector agroindustrial
andaluz. La actividad económica del sector primario y sus cadenas de suministro son
esenciales para el mantenimiento de la vida, y esto es posible gracias a miles de nombres
propios en el campo, los mercados, los transportes, los almacenes, etc. Trabajos
insuficientemente valorados”.

Como segundo pilar, el partido ecologista propone la soberanía energética. En Andalucía, a
pesar de disponer de abundante sol y viento, dependemos en un 80% del petróleo, el gas y el
carbón que importamos. Es necesario apostar por el desarrollo de la industria energética limpia,
solar y eólica, su producción en comunidad (comunidades energéticas); la rehabilitación
energética de edificios; reducir desplazamientos mediante el teletrabajo o moviéndonos en
transporte limpio.

Para el tercer pilar, la soberanía económica, Esteban De Manuel, también coportavoz de
EQUO VERDES Andalucía, afirma que “dependemos en un 80% de la fábrica global y eso, que
lo estamos viviendo con la falta de recursos sanitarios, nos hace muy vulnerables”. Se necesita
producir en Andalucía la mayor parte de lo que consumimos, generando empleo en nuestra
tierra, en nuestro sector industrial, con recursos financieros andaluces gestionados con criterios
éticos”.

La soberanía de los cuidados es el cuarto pilar. Concha San Martín, coordinadora del grupo de
dinamización de cuidados del proyecto Rumbo Verde, sugiere atender a los cuidados que
sostienen la vida, empezando por los sanitarios, la protección a la infancia, a las personas
mayores o con diversidad funcional, las más castigadas por su vulnerabilidad ante el sistema.
Se necesitan garantizar unos ingresos mínimos vitales, tal y como nos comprometimos a hacer
al suscribir la Carta Social Europea. Y necesitamos compatibilizar y redistribuir de forma más
justa y equitativa el tiempo que dedicamos a nuestros trabajos remunerados, con el que
dedicamos a cuidarnos”.

La Carta Verde concluye proponiendo soberanía política para tomar las decisiones adecuadas
que impulsen el cambio de rumbo, apoyándose en la participación activa para reconstruir la
polis como lugar de participación, debate y de corresponsabilidad ciudadana.