Queremos solidaridad con los refugiados y rechazamos las devoluciones masivas

Apoyamos las convocatorias que se están organizando estos días, miércoles y jueves, en apoyo y solidaridad con los refugiados frente a una política europea que niega sus derechos. Desde EQUO animamos a la sociedad andaluza a participar en las mismas por una Europa tierra de acogida.

mani_refugiados_marzo_2016_JaenCarmen Molina, nuestra coportavoz en Andalucía y diputada en el Parlamento Andaluz, ha manifestado que “EQUO se suma a esta movilizaciones y hace un llamamiento a toda la sociedad a participar con el objetivo de que el Consejo Europeo recapacite, antes del próximo 18 de marzo, y no ratifique este acuerdo, que supone una traición a los mejores valores de Europa, que apuesta por una Europa fortaleza, encerrada tras muros que no van a detener a quienes huyen de la guerra, sólo les harán pagar un altísimo precio en vidas y sufrimiento”.
“Queremos que todos los refugiados escuchen: ¡Refugiados, sois bienvenidos!” ha añadido, la también Coportavoz, Isabel Brito.

Para EQUO hay motivos más que suficientes para reclamar que se cumplan los derechos humanos y exigir explicaciones al Gobierno de España y a la Unión Europea por los acuerdos con Turquía sobre la crisis actual de los refugiados.

mani_refugiados_marzo_2016_4Ante esta grave actuación de la Unión Europea, Florent Marcellesi, representante de EQUO en Europa, declara su honda preocupación ante un acuerdo que prevé la expulsión de miles de refugiados que huyen de la guerra vulnerando de plano el principio de no devolución de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y que garantiza que las personas no sean expulsadas a un país donde su vida corra peligro. “A cambio, como de un mercadeo se tratase, la UE pagará 6.000 millones a Turquía para poder expulsar a estas personas. Los estados miembros de la UE convierten a su socio turco en el guardián de Europa, dejando en sus manos sus propias responsabilidades,” ha dicho Marcellesi.

Así EQUO se suma y anima a la ciudadanía a salir a la calle ante este drama humanitario que pone en cuestión el sentido del proyecto europeo y los valores de la unión de solidaridad y protección de los derechos humanos.

Comentarios cerrados.