Reclamamos que se reduzcan los impactos vinculados al turismo de cruceros

Tras la aprobación de una iniciativa para fomentar el turismo de cruceros en Andalucía, exigimos que se implementen medidas con las que se garantice que se minimizan los efectos nocivos que ya se han advertido en otros puertos.

 

Ante la aprobación esta semana por parte de la comisión de Turismo del Parlamento andaluz de una iniciativa para fomentar el turismo de cruceros en nuestra comunidad, creemos necesario diseñar una estrategia “basada en un modelo más verde”, mediante la que se puedan aprovechar las ventajas que conlleva este tipo de turismo “sin caer en los errores que ya se han visto en determinados puertos”.Vista de un crucero.

En este sentido, proponemos que se potencie un modelo de cruceros más respetuoso con el medio ambiente, recordando que la navegación marítima es la responsable de casi una gigatonelada de emisiones de monóxido de carbono cada año.

La problemática medioambiental que ocasiona el turismo de cruceros es indiscutible, con un gran impacto tanto en nuestro aire como en nuestros mares y océanos. Además, tenemos el ejemplo de ciudades como Barcelona, colapsadas y con problemas de servicios y movilidad ante la llegada masiva de cruceristas. No podemos anhelar eso para nuestra región.

Así lo ha señalado nuestra coportavoz, Carmen Molina, que sin embargo ha destacado que este impacto se podría reducir legislando y trazando una estrategia clara sobre qué clase de cruceros atracan en nuestros puertos. Además, algunas empresas han adaptado sus navíos y han apostado por hacerlos más ecológicos, con lo que se debería premiar de alguna manera a las compañías que hayan llevado a cabo estos procesos o lo hagan en el futuro.

“No seremos nosotros quienes neguemos que el turismo de cruceros es un activo para muchas de nuestras ciudades, como se está viendo en Málaga y Cádiz, pero tampoco podemos obviar el impacto que el mismo supone”, ha recordado Molina. “Como en todo el sector turístico en general, también en el ámbito de los cruceros tenemos que dejar clara nuestra apuesta en Andalucía por un modelo más verde”, ha insistido.

En este sentido, la también parlamentaria de EQUO ha pedido a las Administraciones y los puertos que implementen medidas que favorezcan la llegada de embarcaciones ecológicas mediante, por ejemplo, la rebaja de tasas para los cruceros de estas características, u ofreciendo beneficios como descuentos o entrada gratuita en monumentos a sus cruceristas.

Cabe recordar que ya hay navíos que hacen uso para su funcionamiento de energías renovables, mediante la instalación de placas solares o la creación de plantas de reciclaje en el interior del barco. Asimismo, los sistemas de propulsión eléctrica permiten reducir las emisiones de CO2 y ahorrar combustible, sin los ruidos ni el olor que el mismo genera; mientras que los diseños hidrodinámicos posibilitan que se reduzca la fricción con el agua, lo que permite igualmente el ahorro de combustible.

Por suerte la investigación continua y todas las innovaciones que surgen gracias a la misma nos permiten aspirar a un modelo de turismo de cruceros menos contaminante y más respetuoso con el entorno, y es deber de las Administraciones favorecer que sea éste el que atraque en nuestros puertos, con ventajas que los atraigan y que disuadan a esas otras embarcaciones que no siguen estos cánones.

El número de personas que elige un crucero para pasar sus vacaciones no ha dejado de aumentar en los últimos años, “aunque afortunadamente también crece la gente que se interesa por el impacto que esta actividad genera en el medio ambiente y apuesta por las embarcaciones más sostenibles. Es esta la clase de turistas a la que debemos atraer a nuestra tierra”, ha sentenciado Molina.

 

Comentarios cerrados.