Producción ecológica: tenemos que convertir Andalucía en referente del cambio productivo

Carmen Molina, nuestra parlamentaria en el grupo de Podemos Andalucía, defiende en comisión el potencial de nuestra tierra para convertirse en modelo. Entre las principales carencias del Plan presentado por la Consejería destacan la falta de concreción y una disminución de presupuesto vergonzante.

Desde EQUO Andalucía hemos reclamado a la Junta un compromiso claro y, sobre todo, cuantificado, para convertir nuestra tierra en un referente en materia de producción ecológica. Lo ha hecho nuestra parlamentaria en el grupo de Podemos Andalucía, Carmen Molina, que esta semana ha analizado en comisión el III Plan de Producción Ecológica del Gobierno andaluz, que debiera ser la oportunidad de futuro para hacer de Andalucía un referente en asumir la responsabilidad de un verdadero cambio de modelo productivo, social y medioambiental.

Así lo ha señalado Molina, destacando además que la comunidad andaluza cuenta con los mimbres necesarios para ello, pero que desde la Administración deben garantizarse los recursos para mejorar la competitividad de nuestros productos y servicios y, sobre todo, para potenciar la principal carencia detectada: los bajos índices de consumo local, cuyo incremento debería ser el principal objetivo de este plan.

Campo sembrado.

Para ello, “es fundamental la implicación de otras consejerías –más allá de la de Agricultura- como Empleo, Salud o Medio Ambiente”, dotando de este modo de carácter transversal un plan que esta vez sí ha sido elaborado con la participación de todo el sector y se beneficia de la experiencia acumulada durante los anteriores, aunque pese a ello sigue presentando debilidades, especialmente en lo que se refiere a objetivos cuantitativos especificados. “La falta de compromiso, con la ausencia de cifras definidas, denota una escasa convicción por parte del Gobierno andaluz en el potencial de este sector”, ha recriminado Molina, que considera que “debe aumentar el nivel de concreción de las acciones propuestas, pues de lo contrario será complicado evaluar su desarrollo”.

Para que la propuesta no dependa únicamente de fondos propios habría que intentar incrementar su dotación por la vía de la PAC y, si no es posible, al menos señalarse unos compromisos mínimos con dotación presupuestaria.

“Si queremos impulsar realmente este sector como motor de cambio tenemos que dotarlo con los recursos suficientes”, ha insistido Molina, que ha calificado como “vergonzante” el descenso del presupuesto con respecto al anterior plan en un 27%, pasando de los 382 a los 300 millones. “Cuesta creer que la Consejería apuesta realmente por el modelo agroecológico cuando disminuye el presupuesto y no presenta medidas específicas en sectores concretos”, ha señalado nuestra parlamentaria, que en este sentido ha hecho referencia a los tradicionales “cuellos de botella” del sector como las semillas, el riesgo que suponen los transgénicos, o la necesidad de crear una cadena de valor asentada en el propio territorio, que destina hasta el momento la mayor parte de la producción a la exportación. Además, desde EQUO apostamos por establecer mecanismos que garanticen la transformación artesanal y la comercialización directa de estos productos ecológicos y definir muy bien su incorporación, por ejemplo, a los comedores escolares.

“No podemos dejar pasar una oportunidad como ésta. Andalucía ha dejado de ser referente en políticas públicas de apoyo a la producción ecológica y necesitamos volver a serlo y apostar por un modelo relocalizado”, ha concluido Molina.

Cabe recordar que en Andalucía la superficie que ocupa la producción ecológica se aproxima al 20% y el sector genera más de 30.000 puestos de trabajo. Para la población joven del medio rural supone un incentivo a la hora de plantearse un futuro laboral adecuado y sostenible, al igual que para la mujer rural, pues ambos colectivos encuentran en la producción ecológica una alternativa de futuro ante la creciente demanda de alimentos ecológicos.

A continuación puedes ver un resumen de la intervención de nuestra parlamentaria en la Comisión:

Comentarios cerrados.