Preocupación ante las consecuencias de la crisis en el PSOE

Tras los últimos acontecimientos en el seno de uno de los partidos históricos de nuestro país, desde EQUO Andalucía nos gustaría en primer lugar mostrar toda nuestra solidaridad y apoyo a los militantes de base del PSOE.

A todas esas personas implicadas que dedican su tiempo a la política esperanzadas en poder construir un mundo mejor, y que en estos días asisten asombradas e, imaginamos, muchas de ellas indignadas, al espectáculo que está ofreciendo su partido.

Espectáculo en el que, como andaluces y andaluzas, no podemos más que lamentar el papel que ha desempeñado la que es la presidenta de todos y todas, Susana Díaz, que lleva

Susana Díaz en el Parlamento andaluz./ EP

Susana Díaz en el Parlamento andaluz./ EP

semanas –por no decir meses- más preocupada de descabezar a su partido que de los problemas de nuestra comunidad.

Ausente, sin propuestas para nuestra tierra ni soluciones para los problemas que padecen nuestros vecinos y vecinas, Susana Díaz prefiere dedicar su tiempo a la lucha fratricida en el seno del PSOE, preocupada por los réditos que pueda obtener, antes que a gobernar Andalucía.

Impulsora del viraje a la derecha de su partido, Díaz se ha encargado desde el primer momento de dinamitar cualquier intento de configurar un gobierno del cambio, dejándose llevar por sus fobias personales y rechazando de manera frontal la negociación, poniéndose del lado de los intereses empresariales y la vieja guardia política.

Más allá de las repercusiones que su intervención pueda tener en la política española, mucho nos tememos que aquí en Andalucía vaya a tener como consecuencia el que sería el tercer ‘dedazo’ consecutivo del PSOE en nuestra comunidad. Nuestro temor es que ella dé el salto en el seno de su partido y haga lo mismo que hicieron sus predecesores: colocar a un/a nuevo/a presidente/a de la Junta de Andalucía que no haya sido elegido en las urnas, sino que venga impuesto directamente por un partido cuya cúpula hace tiempo que dejó de pensar en los intereses de la ciudadanía para anteponer los suyos propios.

Por eso reclamamos transparencia y claridad a la señora Díaz: que hable sin tapujos y exponga sus intenciones; porque las mismas no sólo repercuten en su partido y su militancia –a la que de verdad trasladamos todo nuestro ánimo-, sino que también afectan al conjunto de Andalucía en el sentido de que nos estamos jugando quién lleva las riendas de nuestro gobierno durante los próximos años. Es de lo que no habla nadie, pero es lo que desde EQUO Andalucía queremos poner encima de la mesa. Porque si importante es el futuro del Partido Socialista, lo es más el de toda una comunidad que ve como quien tendría que estar dedicada a gobernarla, está más en otras luchas.

Hay que levantar Andalucía y combatir sus terribles índices de paro con una alternativa que genere ilusión y confianza en el futuro de esta tierra, y ese objetivo no se construye facilitando un gobierno del PP.

Comentarios cerrados.