Para Equo son intolerables unos presupuestos que sacan a las personas del centro de los mismos.

EQUO Andalucía muestra su desaprobación de los presupuestos de la Junta para el próximo año 2013 por lo que de descenso de la inversión pública supone para la comunidad y por seguir apostando por los recortes como única medida de salvación de cara a la gravísima crisis económica que estamos padeciendo.

Unos presupuestos que suponen un descenso global del 4,1% y una caída de la inversión pública del 21% no pueden suponer sino una vuelta más de tuerca a la lamentable situación de la comunidad por mucho que el gobierno andaluz achaque en su totalidad la responsabilidad de dichos recortes al Gobierno central. Es curioso ver como los reproches que desde un lado del Congreso de los Diputados se hacen al Gobierno central, en Andalucía se escuchan igual pero en sentido contrario sin que a nadie se le ocurra entonar un mea culpa en ningún sitio.

A pesar de que desde el Gobierno autonómico se hayan tratado de primar las políticas sociales la realidad de una comunidad ahogada en unas cifras de paro disparadas y en unos niveles de actividad e inversión muy por debajo de cualquier media europea no invitan ni mucho menos al optimismo de cara al año próximo si no hay por parte del Gobierno autonómico un giro en sus políticas hacia unas medidas valientes, que pongan en valor los recursos de Andalucía, que apuesten claramente por la agricultura ecológica, las energías renovables y el turismo sostenible y de calidad.

Desde EQUO Andalucía exigimos al Gobierno Autonómico que defienda lo público y en especial la protección de las personas, a través de programas sociales que devuelvan al ciudadano al centro de la sociedad y por tanto de los presupuestos. Para ello desde EQUO Andalucía exigimos que se incremente el dinero a la protección del empleo público, a incentivar el empleo, sobre todo el empleo juvenil, vinculándolo a empleos verdes y sociales, desde proyectos de rehabilitación sostenible hasta el desarrollo de la ley de dependencia. Añadiendo un apoyo explícito a la cultura y a proyectos educativos así como el apoyo a la investigación.

El Gobierno andaluz tiene que tomar conciencia de la fuerza que representa y defender en todos los foros en los que está presente las particularidades del pueblo andaluz, la apuesta decidida por el estado de bienestar y la defensa de sus pilares públicos, como son la sanidad, la educación o la dependencia así como postularse como primer ariete contra la lucha irracional por unos niveles de déficit público irreales que está haciendo cada vez más difícil el camino de salida de esta crisis a la que Andalucía ya está pagando un altísimo precio. Como ejemplo del abandono de los empleados públicos, y por ende de la estrategia del recorte es la eliminación del complemento autonómico de la paga extra de los empleados públicos, un 4% del salario anual.

Comentarios cerrados.