Otra vez la Junta de Andalucía apoyando el #MaltratoAnimal: Rehalas y monterías como Bien de Interés Cultural

EQUO Verdes Andalucía considera anacrónico declarar de Bien de Interés cultural (BIC) a las rehalas y monterías

 

 Tras la propuesta de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, el Consejo de Gobierno ha acordado inscribir en el Catálogo General del patrimonio Histórico de Andalucía, este 4 de agosto, como Bien de Interés Cultural (BIC) las rehalas y la montería.

Desde EQUO VERDES hemos denunciado el carácter totalmente anacrónico de la declaración como Bien de Interés Cultural de las monterías y rehalas rechazando que se justifique esta medida en un posible valor medioambiental y económico para la región. Más bien, consideramos que esta decisión viene basada en un trato de favor hacia lo que se ha considerado siempre la élite, propietarios y terratenientes del campo andaluz.

Las monterías y rehalas no solo provocan sufrimiento animal, sino que benefician económicamente a una minoría y dañan gravemente a la Biodiversidad

 

Cabe recordar que hace solo unos días se incorporó al listado de raza canina española la de “Valdueza”, perros de rehala para montería que con esta declaración será fomentada a beneficio del XII Marqués de Valdueza, amigo del Rey emérito y compañero de cacería.

Como comenta nuestra coportavoz, Isabel Brito, “es lamentable que se sigan justificando y promoviendo actividades que favorecen tanto económica y lúdicamente a unos pocos. Independientemente del sufrimiento que provocan a los animales, las rehalas son una de las posibles causas de la disminución de mamíferos silvestres como melones, linces, tejones y lobos, ya considerados como extintos en Andalucía. El ecoturismo en aumento es uno de los grandes perjudicados, ya que deben cerrarse montes y parques para la ciudadanía en beneficio de actividades cinegéticas, evitando así una entrada económica provechosa para diversos sectores”.

Para nosotros, algunas tradiciones como éstas, están muy bien para que queden confinadas a los libros de historia y que se vean como algo superado por el desarrollo y el progreso como sociedad, por lo que no cabe justificar el mantenimiento de este tipo de actividad en un supuesto valor etnológico, sino que se debería avanzar hacia una sociedad libre de cualquier tipo de maltrato animal y que entienda y valore la interrelación entre todas las especies que poblamos el planeta.

Para EQUO VERDES se trata de un nuevo apunte económico de la Junta y para la Junta, intentando recabar fondos de todo tipo, agregándose ahora los culturales.

 

La Junta, al tener propias empresas públicas que se lucran de la caza, chocan con otra entrada económica socialmente más justa y acorde al siglo XXI como lo son el turismo rural, el turismo cultural, el ecoturismo, agroturismo, turismo de aventura, turismo deportivo, avistamiento de aves, turismo arqueológico, senderismo, etc. Hay que saber que más del 80% de las hectáreas de la superficie andaluza es destinada a actividad cinegética incluyendo los Parques naturales, con lo cual se sacrifica el Principio de Precaución hacia la Biodiversidad.

Resulta especialmente lamentable el apoyo que esta medida ha recabado entre ayuntamientos y diputaciones de Andalucía de distintos signos políticos, lo que demuestra la igualdad que representan en lo que a maltrato animal se refiere y la demagogia y el engaño que utilizan cuando tratan estos temas en sus programas electorales.

 

Y este mensaje del PP en las redes sociales nos avergüenza como andaluzas y andaluces:

 

¡Únete a EQUO VERDES Andalucía!

Comentarios cerrados.