Hacemos un llamamiento a los distintos colectivos para que se sumen a la Plataforma Salvemos Doñana

Como uno de los impulsores de la iniciativa, destacamos la necesidad de sumar a cuantas organizaciones y colectivos sea posible para visibilizar el rechazo que despierta el proyecto de Gas Natural. Confiamos en que la presión social logre salvar Doñana, como ya ha hecho a lo largo de su historia.

Desde EQUO Andalucía hacemos un llamamiento a todos los colectivos y organizaciones medioambientales y sociales que aún no s

Juantxo López de Uralde y Carmen Molina se trasladaron a Doñana para denunciar el inicio de los trabajos./ EQUO

Juantxo López de Uralde y Carmen Molina se trasladaron a Doñana para denunciar el inicio de los trabajos./ EQUO

e han adherido a la Plataforma Salvemos Doñana para que lo hagan cuanto antes, al objeto de visibilizar el enorme rechazo que despierta el proyecto que Gas Natural en el entorno del Espacio Natural.

Como uno de los impulsores, junto a otras organizaciones, de esta iniciativa, destacamos la importancia de que nos olvidemos de las siglas y de los intereses particulares y nos unamos para proteger un bien común. Así se ha pronunciado nuestra coportavoz en Andalucía, Isabel Brito, que ha realizado un llamamiento para que el manifiesto lanzado desde la plataforma siga sumando adhesiones.
“En esto vamos a ir de la mano de todos los colectivos y formaciones que tengan claro que lo importante aquí es salvaguardar la biodiversidad de Doñana y poner freno a un proyecto que amenaza su conservación”, ha señalado por su parte la también coportavoz andaluza y parlamentaria, Carmen Molina, que ha insistido en la importancia de “aglutinar al mayor número posible de colectivos”.
El manifiesto –al que cualquiera puede unirse a través de la web www.salvemosdonana.es– exige al Gobierno de la Junta de Andalucía “que ponga en marcha de manera urgente y en el marco de sus competencias, las vías legales y jurídicas necesarias para paralizar el proyecto Marismas Occidental”; mientras que reclama al Gobierno Central “que respete el principio de precaución que se aplica en los países de la Unión Europea y paralice de inmediato la ejecución de este proyecto gasístico cuyos riesgos ambientales globales no están debidamente evaluados y cuyas consecuencias sufriremos todos y todas”.

Comentarios cerrados.