La imputación de Chaves y Griñán: décadas de malas prácticas en el PSOE andaluz

La decisión del juez de procesar a Chaves y Griñán vendría a confirmar el dudoso uso que desde los gobiernos socialistas de la Junta se ha venido haciendo de fondos especialmente sensibles.

Tras conocerse el procesamiento de los dos ex presidentes del Gobierno Andaluz, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y de cerca de una treintena de ex altos cargos, entre ellos varios consejeros, creemos que se pone de manifiesto la ausencia de renovación llevada a cabo por los socialistas andaluces.

Los retoques y los lavados de cara en la cúpula del PSOE en Andalucía, cuya estructura organizativa y mandos intermedios no han sido renovados, no son suficientes para acabar con 30 años de redes clientelares que se han ido institucionalizando en el tejido social.

Aún respetando siempre la presunción de inocencia, desde EQUO Andalucía valoramos que la decisión del juez vendría a confirmar el dudoso uso que desde los gobiernos socialistas de la Junta se ha venido haciendo de fondos especialmente sensibles, como son los que tendrían que haber ido destinados a personas que perdían sus trabajos o que necesitaban formación.

“El PSOE no ha llevado a cabo la renovación en profundidad que se necesita para que la corrupción no campe a sus anchas en las instituciones andaluzas”, ha declarado Carmen Molina, nuestra coportavoz y diputada en el parlamento andaluz. Así, Molina ha insistido en que se necesita “más democracia y participación para limpiar las instituciones y abrirlas a la ciudadanía si queremos acabar con esta situación”, al tiempo que han considerado que “no es suficiente con que Chaves y Griñán entreguen ahora sus carnés del PSOE”.

Comentarios cerrados.