Veladores: la Junta prima los intereses del sector hostelero a los de los peatones y residentes

El nuevo reglamento tendría que venir a resolver la continua y exagerada ocupación que los establecimientos hosteleros vienen haciendo en los últimos años de la vía pública.

El borrador de Decreto que el Gobierno andaluz prepara para regular las modalidades y condiciones de celebración de espectáculos públicos y actividades recreativas, los tipos de establecimientos públicos, su régimen de apertura o instalación, y los horarios que rigen su apertura y cierre, pone por encima del interés general los intereses del sector hostelero, a los que se permite la instalación de veladores en la práctica totalidad de zonas, incluso las residenciales.

Sillas apiladas en la calle.

De este modo, el Gobierno andaluz da el visto bueno –y deja el balón en el tejado de los Ayuntamientos- a la instalación de terrazas en cualquier ubicación, aunque señala la necesidad de priorizar los suelos de uso recreativo y de espectáculos, los turísticos y los industriales que no hayan sido considerados previamente zonas acústicas especiales.

“Es evidente que había que actualizar la norma, pues la vigente es de hace más de una década, pero no estamos de acuerdo en el sentido en el que se hace”, ha señalado nuestra coportavoz, Isabel Brito, que considera que el nuevo reglamento tendría que venir a resolver la continua y exagerada ocupación que los establecimientos hosteleros vienen haciendo en los últimos años de la vía pública, y que “supone en la práctica la privatización del espacio de todos y todas, que pasar a ser utilizado con unos intereses particulares”.

En EQUO consideramos que los espacios que deben reservarse a la instalación de veladores de los establecimientos privados no deberían nunca colisionar con el derecho que cualquier persona tiene a desplazarse por la calle, algo que como estamos viendo especialmente en estos días festivos en nuestros pueblos y ciudades, se ha vuelto misión imposible en muchas zonas. Igualmente, la norma debería además garantizar el derecho al descanso de los vecindarios y no de manera abstracta como lo hace, sino de forma concreta, estableciendo zonas en las que los mismos deben estar prohibidos por la noche y determinando horarios y condiciones que eviten la discriminación de los ciudadanos en función del lugar en el que habiten.

En el borrador del Decreto se recoge también que discotecas y pubs que no tengan dentro espacios al aire libre pueden habilitar terrazas, lo que amplía la ocupación del espacio público por parte de los negocios y viene a sumarse al problema que ya de por sí supone el hecho de que fumadores y acompañantes suelan agolparse en el exterior de estos locales sin ningún tipo de control, ocasionando inevitablemente ruido y entorpeciendo el paso.

Por ello, para EQUO Andalucía, deben priorizarse las necesidades de la mayoría ciudadana que ha de poder hacer uso de la calle libremente y sin impedimentos constantes y abusivos, que se multiplican en el caso de las personas con diversidad funcional. Parece que este nuevo reglamento, al que alegaremos cuando se encuentre en periodo de información pública, no viene a mejorar la complicada situación con la que nos encontramos actualmente. Por eso solicitamos al Gobierno andaluz que tenga en cuenta las peticiones y propuestas que, sin duda, llegarán por parte de asociaciones y colectivos vecinales y sociales que vuelven a salir perdiendo frente al sector hostelero.

Comentarios cerrados.