EQUO celebra el contrato de Navantia en el sector de la eólica marina y lo considera el futuro de los astilleros andaluces

EQUO Andalucía se congratula que Iberdrola haya adjudicado a la planta de Navantia en Puerto Real, el contrato para construir las plataformas eólicas marinas que dispondrá la granja eólica de Wikinger en Alemania. Para la formación ecosocial, esta es una gran noticia ya que supone una importante carga de trabajo para la Bahía de Cádiz y la posiciona en un sector, el de la eólica marina, con gran pujanza y mejores perspectivas. EQUO Andalucía defiende que este tipo de trabajos deben ser el objetivo de empresa, trabajadores y administraciones públicas, en lugar de perseguir la construcción de nuevos barcos de combate que nuestro país ni necesita ni se puede permitir.

EQUO, de mano de sus representantes locales en el ayuntamiento puertorrealeño, lleva reclamando desde principios de la década de los noventa la apuesta por esta vía de negocio para el astillero de Navantia de Puerto Real. Por eso, la noticia sobre la adjudicación de este contrato para satisfacer parte del equipamiento técnico para la planta eólica off-shore germana, supone un reconocimiento al trabajo realizado por EQUO respecto a las enormes posibilidades de empleo verde que suponen las energías renovables.

María Merello, coportavoz de EQUO Andalucía apunta “Esta adjudicación es un paso en la buena dirección, la de una economía limpia y sostenible, con empleos de calidad, la alternativa verde a la especulación inmobiliaria, el neoladrillismo y el empleo de baja calidad e inestable, rasgos del modelo por el que apuesta el gobierno”.

Pero EQUO va más allá del actual contrato, según añade Juan Martínez, coportavoz del partido en Cádiz, profesional del sector naval con formación específica en energías renovables, “Navantia tiene una gran potencial en la construcción de los buques especializados necesarios para la instalación, mantenimiento y transporte de los aerogeneradores eólicos. Este es un campo en el que Navantia, y las numerosas empresas auxiliares, pueden aportar su larga experiencia en diseño y construcción de estructuras marinas de acero”.

EQUO recuerda que en su momento se posicionaron a favor de los proyectos eólicos marinos que se plantearon en nuestra provincia, en Trafalgar y en la Costa Noroeste. “Lamentablemente era una época en la que nuestra economía estaba secuestrada por el ladrillo y el hormigón y ninguna administración quiso escuchar a los sectores ecologistas que pedían apostar por esta tecnología”, nos comenta Iván Canca, uno de los concejales de EQUO en Puerto Real.

“Lamentamos mucho los años perdidos y esperamos que no se siga perdiendo un tiempo vital para nuestra comarca. Ya se podrían haber creado muchos puestos de trabajo si se hubiera apostado por esta tecnología hace diez años” termina señalando Enrique Vite, portavoz de este grupo en la localidad gaditana.

Comentarios cerrados.