EQUO Andalucía reclama prohibir el Fracking en la Comunidad Autónoma

EQUO Andalucía apoya las peticiones de la Plataforma Andalucía Libre de Fracking (PALF) presentadas el día 24 de Mayo en el Parlamento andaluz. EQUO es una de las organizaciones adheridas al manifiesto de la PALF, que se constituyó hace meses para promover la prohibición de la técnica de fracking en Andalucía.

EQUO considera que el decreto sobre la moratoria temporal de la técnica de fractura hidráulica anunciado ayer por el consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila es insuficiente, ya que es un decreto que afectaría a las concesiones de permisos que se presenten a partir de la aprobación del mismo, pero no a los permisos ya concedidos. En Andalucía existen plataformas ciudadanas antifracking en Jaén, Sevilla, Córdoba y Cádiz, en esta última provincia se han aprobado ya exploraciones de gas sobre el terreno.

En palabras de la coportavoz de EQUO Andalucía María Merello, “entendemos que el fracking responde a un modelo de desarrollo insostenible, agotado, y que pondría en peligro la salud pública, como alertan estudios de organizaciones como Ecologistas en Acción, donde destacan que sustancias cancerígenas podrían pasar a estar en contacto con el agua a través de la técnica de fractura hidráulica. Por ello, el anuncio del consejero Ávila de decretar el fracking como moratoria temporal nos parece un paso muy tímido y reflejo de una postura aún productivista en nuestros representantes políticos, que siguen sin apostar con decisión por energías limpias.”

El principal plan de fomento y regulación de renovables es el Plan de Energías Renovables (2011-2020) elaborado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en 2011. Este plan incluye el diseño de nuevos escenarios energéticos y la incorporación de objetivos europeos de fomentar el uso de fuentes renovables. El objetivo: alcanzar una cuota mínima del 20% de energía procedente de renovables. Desde EQUO Andalucía se apuesta por la creación de empleos verdes en el impulso de energías limpias, en la reconversión de sectores agotados, como el carbón, y en la reconversión energética de edificios. Caminar hacia ciudades limpias integradas en el entorno es nuestra apuesta. El fracking no es una alternativa.

La Plataforma Andalucía Libre de Fracking  cuenta con el apoyo de EQUO Andalucía en su labor de divulgación, ya que aún existe un gran desconocimiento del tema en la sociedad, sin embargo, como apunta el coportavoz de EQUO Andalucía, Esteban de Manuel, “que organizaciones como la PALF existan son síntoma del empoderamiento ciudadano, que EQUO Andalucía sin duda defiende. Los retos energéticos que como sociedad enfrentamos en la situación de crisis climática actual exigen la participación colectiva y la desobediencia activa.”

Comentarios cerrados.