EQUO Andalucía pide a Susana Díaz que lidere la lucha contra el Algarrobico y convierta Andalucía en un ejemplo de otra política de costas

La formación ecosocial, ante la desconcertante sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, reclama de la Junta de Andalucía una solución política de este asunto. Para EQUO, la única salida digna pasa por el desmantelamiento y la recuperación de los valores naturales del entorno, ya que esta cuestión se ha convertido en un escándalo de alcance internacional que perjudica la imagen de Andalucía y su sector turístico.

En estos últimos años, España ha ido generando una imagen cada vez más negativa a través de decisiones políticas como la reforma de la Ley de Costas o los intentos de edificar en algunos de los escasos parajes litorales intactos. Esta situación supone un desprestigio para un sector económico fundamental para nuestra Comunidad como el turismo, que en muchísimas ocasiones hace grandes esfuerzos por ser ambientalmente respetuoso y compatible con la preservación del patrimonio natural, uno de los motivos por que el Andalucía recibió el año pasado más de cuatro millones doscientos mil visitantes.

En palabras de Esteban de Manuel, coportavoz de EQUO Andalucía: “Más allá del absurdo de sentencias contradictorias provenientes del mismo tribunal, la Junta de Andalucía y su presidenta tienen la oportunidad y la responsabilidad de dejar claro que la sociedad andaluza apuesta por un modelo de turismo diferente, que no sólo pretende parar el “alicatado” de nuestras costas sino que, incluso, apuesta por deshacer algunos de los excesos cometidos en las últimas décadas. Greenpeace y n’UNDO (equipo técnico de arquitectos y expertos en medio ambiente) presentaron hace tiempo una propuesta de desmantelamiento selectivo muy interesante y generadora de empleo.”

Por su parte, la coportavoz andaluza de EQUO, María Merello, ha querido hacer hincapié en que “el ministro de Medio Ambiente, el temible Arias Cañete, no va a hacer nada de nada. Por un lado está más ocupado pensando en su más que posible candidatura a las europeas por el PP, y por otro, el modelo turístico y de crecimiento económico de los populares continúa siendo el del desarrollismo del franquismo, vender y enladrillarlo todo y generar empleo de bajísima calidad y alta estacionalidad en el sector servicios. Recientemente, hemos tenido el lamentable ejemplo de Valdevaqueros, donde el alcalde popular de Tarifa quería edificar en una de las mejores playas de Cádiz, o, ya en el interior, el vergonzoso plan de venta de La Almoraima para, una vez más, edificar un hotel de lujo.”

Desde EQUO Andalucía se reclama un plan de recuperación de espacios litorales que contemple, si es necesario, la demolición de construcciones que supongan un impacto especialmente elevado en el paisaje y el entorno natural, apostando por un turismo que priorice la calidad y que genere una imagen de Andalucía acorde a sus riquísimos valores ambientales.

Comentarios cerrados.