EQUO Andalucía lamenta el fracaso de la comisión parlamentaria sobre el fraude de los E.R.E.

EQUO Andalucía lamenta el fracaso que ha supuesto el cierre de la comisión de investigación del Parlamento andaluz que investigaba el fraude del fondo de los E.R.E. sin que se haya aprobado un dictamen final con el acuerdo de todos los partidos.

Es lamentable, como indica Mar de Salas, coportavoz de EQUO Andalucía, que después de esperar 17 años para que se iniciara una comisión de investigación al final todo haya quedado en nada por los intereses partidistas de unos y otros”.

Es del todo inaceptable que una comisión de investigación parlamentaria, que debería dilucidar la responsabilidad política achacable en un caso que ha costado a las arcas públicas, es decir a las ciudadanas y ciudadanos andaluces, muchos millones de euros se cierre después de cinco meses de trabajo sin un dictamen claro porque al PSOE y al PP les ha interesado más salpicar a los demás que intentar esclarecer la verdad.

Para EQUO Andalucía el daño que se le hace a la institución del Parlamento andaluz ahonda aún más el alejamiento de los ciudadanos con sus representantes

Para Esteban de Manuel, coportavoz de EQUO Andalucía y cabeza de lista en las pasadas elecciones autonómicas, “esto no hace sino ahondar en lo que desde EQUO venimos reclamando desde nuestros inicios y que no es sino la necesidad de una profunda regeneración democrática, que ponga en valor a las instituciones para que actúen como garantes de los derechos de los ciudadanos y no como simples mercadillos de intereses donde al que más y al que menos les importan más sus propios intereses partidistas que el bien de aquellos a los que representan, los andaluces”.

Desde EQUO Andalucía lamentamos que al final todo haya quedado en una representación en la que cada uno ha desempeñado su papel y que no ha servido para el fin para el que se inició, el esclarecimiento de las responsabilidades políticas en el fraude al fondo de empresas en crisis que la Junta de Andalucía dotó con 721 millones de euros y que solo sirvieron para el mercadeo de favores personales y que se ha llevado consigo gran parte de la ya de por sí dañada imagen de las instituciones democráticas en general y del Parlamento andaluz en particular.

Comentarios cerrados.