Condenamos el asesinato de una mujer en Montilla y reclamamos más recursos para combatir estos episodios de violencia

Un hijo menor de la mujer, de 47 años, es el presunto autor de los hechos. Destacamos el componente de género que suelen tener sucesos como éste y pedimos más medidas para evitarlos.

EQUO Andalucía ha mostrado este viernes su condena ante el asesinato de una mujer de 47 años en Montilla, Córdoba, a manos presuntamente de su hijo, un menor de 17 años que ha confesado el crimen.

Hemos trasladado nuestras condolencias a familiares y amigos y lamentamos que hayamos amanecido con una noticia tan trágica como ésta, en la que no podemos obviar que suele existir un componente de género. De hecho, cabe recordar que el maltrato de muchos hijos e hijas hacia sus progenitores suele dirigirse en la mayoría de los casos hacia la madre pues es en la que suele recaer la carga educativa de los hijos, y por lo tanto se convierte con más facilidad en víctima de sus alteraciones de conducta.

De este modo, desde EQUO insistimos en la necesidad de promulgar la igualdad de una manera integral, también en ámbitos como la educación de los hijos e hijas, así como en la necesidad de combatir las violencias machistas en su magnitud más amplia desde la infancia al objeto de prevenir este tipo de episodios.

Precisamente para el ámbito de la prevención reclamamos más medios, pues tal y como vienen señalando los profesionales del sector, en el caso del tratamiento a familias disfuncionales, en las que se reconoce violencia por parte de los hijos, el Gobierno andaluz ponga más el foco en paliar que en prevenir.

“En primer lugar faltan recursos y urge poner solución y dotar a los programas con medios suficientes; pero también habría que modificar los tiempos de intervención y a qué se dedican esos recursos. La prevención es fundamental, intervenir ante los primeros signos y evitar en la medida de lo posible que estalle el conflicto, y no esperar a que lo haga para actuar”, ha señalado la coportavoz de EQUO Andalucía, Isabel Brito, que ha reclamado que los programas de intervención tengan en cuenta estos aspectos.

“Es nuestra obligación, de la sociedad y de las Administraciones, saber reconducir las conductas violentas que se dan en el caso de los menores. No podemos olvidar que lo que un adolescente hace ahora le pasará factura en su vida como adulto, por lo que hay que saber intervenir de manera adecuada y a tiempo”, ha recalcado Brito.

Cabe recordar que la Junta de Andalucía suele tener externalizados este tipo de programas de atención a familias y víctimas, del que se encargan empresas, organizaciones o asociaciones ajenas que prestan estos servicios. En este sentido, desde EQUO reclamamos que a la hora de adjudicarlos “no se tenga sólo en cuenta el criterio económico, sino que se pongan por delante aspectos técnicos como la calidad del servicio que ofrecen, la formación de sus profesionales, o la experiencia”.

Comentarios cerrados.