En defensa de los derechos del colectivo LGTB

Este martes se conmemora el Día Internacional del Orgullo LGTB, en lo que confiamos que sea una jornada reivindicativa y festiva. Aprovechamos la conmemoración para renovar nuestro compromiso con este colectivo: seguiremos participando del activismo en las calles y promoveremos desde las instituciones medidas a favor de la igualdad y de protección.

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Orgullo LGTB, este martes queremos insistir en la necesidad de seguir reivindicando, en la sociedad y desde las instituciones, los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, cuya libertad “debería haber dejado de ser una cuestión a exigir en pleno siglo XXI”.

En EQUO Andalucía asumimos como compromiso ineludible la lucha contra la discriminación por motivo de orientación sexual e identidad de género, porque es “inconcebible que en una sociedad democrática aún haya sectores desde los que se cuestione la libertad sexual de las personas, o se les quiera poner la etiqueta de más o menos capaces en función de a quién deciden amar”.

Personas de EQUO en una marcha por los derechos del colectivo LGTB.

Personas de EQUO en una marcha por los derechos del colectivo LGTB.

 

Así se han pronunciado nuestras coportavoces andaluzas, Carmen Molina e Isabel Brito, que han mostrado además en nombre de la formación “nuestro rechazo a todo ataque -o intento del mismo- que tenga como fin la LGTB-fobia y amedrentar la libertad de expresión de la diversidad sexual de las personas”.

Cabe recordar en este sentido los trágicos hechos acaecidos recientemente en Orlando, donde medio centenar de personas fueron brutalmente asesinadas en el asalto a un club de ambiente gay; o mucho más cerca, en nuestra propia comunidad, donde el árbitro Jesús Tomillero denunciaba hace poco haber sido víctima de continuos ataques verbales durante el ejercicio de su trabajo por el simple hecho de reconocer su homosexualidad.

Para nosotras este tipo de ataques ponen de relieve que “parte de la sociedad sigue siendo intolerante y no acaba de aceptar la diversidad sexual y afectiva”, por lo que el respeto a la misma debe ser especialmente protegido desde las instituciones.

“Es por eso que no se entienden, por ejemplo, manifestaciones como las que hemos oído recientemente al Partido Popular”, que ha solicitado en Sevilla la retirada de una exposición de fotografías de temática LGTB que muestra varias instantáneas en puntos estratégicos de la ciudad. “Aseguran que se trata de imágenes de mal gusto, cuando si las protagonizasen personas heterosexuales probablemente no habrían dicho absolutamente nada”, ha asegurado Carmen Molina, que apuesta por “evitar este tipo de manifestaciones de colectivos e instituciones de los que se presupone que defienden la igualdad”, ya que las mismas “no dejan de ser ataques homófobos velados”.

Frente a estas actitudes, miembros y representantes de EQUO venimos participando en las distintas actividades y marchas que se han celebrado en los últimos días –y proseguirán durante los siguientes- con motivo del Día del Orgullo LGTB y en defensa de los derechos de este colectivo.

“Seguiremos participando del activismo en las calles”, ha apuntado Isabel Brito, “al tiempo que promoveremos desde las distintas instituciones que se desarrollen políticas a favor de la igualdad y de protección, como pueden ser las medidas de apoyo a los diversos modelos de familia, o priorizar en las políticas sociales de la atención a aquellos colectivos con mayor riesgo de exclusión”. Asimismo, desde la formación consideran fundamental amparar el derecho de los más jóvenes “a vivir libremente su diversidad sexual sin discriminación y con la protección de todas las instituciones, en especial las educativas”.

Concluimos deseando que la jornada de este 28 de junio y todos los actos organizados con motivo de la misma –la manifestación estatal tendrá lugar este sábado en Madrid bajo el lema ‘Leyes por la igualdad real ya. Año de la visibilidad bisexual en la diversidad’– se desarrollen en un ambiente reivindicativo y festivo, y recordando que “aún queda mucho por hacer”, pues todavía existen en el mundo cerca de un centenar de países en los que la  diversidad sexual y de género está penada de alguna u otra manera.

 

Comentarios cerrados.