Reprochamos al Gobierno su falta de ambición en el plan para garantizar la biodiversidad de los insectos

Consideramos insuficientes las medidas adoptadas y pedimos que se incluya la prohibición de insecticidas dañinos.

 

EQUO ha reprochado al Gobierno esta semana su falta de ambición en el plan de acción anunciado para revertir la disminución del número de abejas, claramente insuficientes para luchar no solo contra la desaparición de las abejas, sino de otros muchos insectos cuya merma es un síntoma claro de la crisis ecológica que padecemos.

Un plan que no prevé, por ejemplo, la prohibición de insecticidas cuyo uso se ha demostrado letal para los polinizadores y que sin embargo seguirán estando autorizados en nuestro país. Desde EQUO venimos demandando en todos los niveles en los que contamos con representación institucional la prohibición total de herbicidas como el glifosato y productos similares que conllevan riesgos medioambientales y sanitarios, reclamando –especialmente a nivel europeo- transparencia e independencia en la realización de los estudios sobre estos productos peligrosos, cuyas consecuencias deberían ser públicamente conocidas.

“Parece un chiste que se plantee un ‘plan urgente’ sin cuestionar el uso de insecticidas dañinos, admitiendo la causa y sin embargo no actuando sobre la misma. Es el tipo de cosas al que nos tiene acostumbradas una Administración que parece no tomarse en serio el riesgo en el que se está poniendo, a la agricultura y la producción de alimentos”, ha señalado la coportavoz federal, Carmen Molina.

Para el también coportavoz, Loïc Alejandro, “los insectos están desapareciendo 8 veces más rápido que los mamíferos. Es muy grave porque los insectos son la piedra angular de los ecosistemas. Su desaparición tiene consecuencias en toda la cadena alimenticia, y son esenciales para una correcta polinización. Por eso hace falta mucho más ambición y medidas contundentes para protegerlos. No queremos que nos pase lo mismo que en China, donde tienen que hacer polinización manual porque las abejas silvestres han sido erradicadas por el excesivo uso de pesticidas y la falta de un hábitat natural.”

Así, para EQUO, la propuesta del Gobierno de Sánchez demuestra que en lo que respecta a políticas verdes, este Ejecutivo no es capaz de llegar hasta el final y actuar contundencia, quedándose solo en la superficie. Por ello, reclamamos una revisión del plan y que el mismo incluya medidas verdaderamente eficaces para acabar con la alarmante desaparición de polinizadores y garantizar la biodiversidad –además de la salud humana-.

Solo garantizando el equilibrio entre especies estaremos garantizando un campo y un mundo rural vivos. El mundo rural se defiende verdaderamente así, con medidas para acabar con su destrucción silenciosa.

Comentarios cerrados.