Reiteramos la importancia de impulsar la transición energética para reducir las emisiones y crear empleo verde

Solo con la rehabilitación energética de edificios podrían generarse decenas de miles de puestos de trabajo. Llamamos, coincidiendo con el Día Mundial de la Energía, a trazar un plan de abandono de los combustibles fósiles.

 

Reducir las emisiones de CO2, además de impulsar sectores que permitirían crear decenas de miles de puestos de trabajo, fomentando un modelo más limpio y justo socialmente. Esa es nuestra propuesta coincidiendo con el Día Mundial de la Energía, que aprovechamos para reiterar la importancia de impulsar la transición energética en nuestra tierra, donde los recursos permitirían ser punta de lanza en el sector de las renovables y las energías limpias.

“Estamos desaprovechando un potencial valiosísimo no solo para mitigar los efectos del cambio climático que ya afectan a nuestra tierra, sino también para generar empleo estable y de calidad, tan necesario en Andalucía”, ha señalado nuestro coportavoz andaluz, Francisco Soler.

Andalucía presenta una elevadísima tasa de dependencia energética exterior, superior al 80%, y nuestro modelo energético continúa estrechamente ligado a los combustibles fósiles, principalmente al petróleo y sus derivados, con proyectos que además amenazan algunos de nuestros espacios más emblemáticos, como Doñana”.

Por ello, consideramos urgente impulsar un nuevo modelo que democratice el sistema energético, impulse el autoconsumo y el uso de fuentes renovables, y avance hacia la electrificación progresiva del transporte y hacia la descarbonización total de la economía, sustituyendo progresivamente la utilización de combustibles fósiles, a los que hay que dejar de subvencionar o apoyar.

El objetivo es que las energías renovables superen próximamente el 50% del gasto energético en un horizonte de 100% de energías renovables de aquí a 2050, promoviendo un modelo más justo ambiental, económica y socialmente. Solo con la rehabilitación energética de edificios podrían generarse decenas de miles de puestos de trabajo, mientras que el mayor número de empleo por kilowatios producidos lo generan las fuentes de energías renovables. Además según Eurofound España será el segundo país de la UE donde más crecerá el empleo por el Acuerdo de París, generándose más de 200.000 puestos de trabajo relacionados con la reducción de las emisiones para 2030.

Entre otras medidas, proponemos impulsar la investigación y el tejido empresarial en energías limpias, fomentar las cooperativas energéticas, y luchar contra la pobreza energética en los colectivos más vulnerables.

Comentarios cerrados.