Reforma de la Ley Electoral andaluza: por una mayor presencia de voces en el Parlamento

La semana pasada presentamos nuestra propuesta ante el grupo de trabajo que está abordando la posible reforma de la Ley Electoral andaluza en el Parlamento. Promovemos un sistema biproporcional para distribuir los escaños, combinando el reparto por circunscripciones provinciales con una segunda distribución en proporción a los votos totales obtenidos en el conjunto del territorio.

 

“Hay partidos que hoy podrían estar representados en el Parlamento andaluz y nos parece una pérdida que no estén. Hay voces presentes en la sociedad andaluza que no se oyen en la Cámara, y nos parece una pérdida para la biodiversidad política”. Ésta fue una de las reflexiones que hizo la semana pasada, ante el Grupo de Trabajo para la Reforma de la Ley Electoral andaluza, el coportavoz de EQUO Sevilla y excoportavoz andaluz, Esteban de Manuel, que presentó ante dicho grupo nuestra propuesta en este sentido.

Esteban de Manuel.

Una propuesta que se basa en el trabajo del profesor Victoriano Ramírez, del Grupo de Investigación en Métodos Electorales de la Universidad de Granada, que promueve la modificación del artículo 17 de la Ley Electoral andaluza para que los resultados emanen de la combinación de dos fórmulas: por un lado, se asignan, en cada circunscripción, todos los escaños que le corresponden excepto dos a los partidos que han concurrido en ella -se usa para este reparto el método d’Hondt-, para luego distribuir los restantes en proporción a los votos totales obtenidos por los partidos políticos en la comunidad. “De este modo”, explica De Manuel, “se consiguen los dos objetivos que persigue nuestro sistema de representación: mantener la proximidad, y lograr que tengamos la representación que obtendríamos en una única circunscripción”.

Tal y como expusimos ante el grupo de trabajo, la excusa que hasta ahora muchos han visto a éste y otros sistemas es que dificultaría la obtención de mayorías absolutas al favorecer la entrada de nuevos partidos en la Cámara, cuando la realidad dice que nos tenemos que acostumbrar a conseguir la gobernabilidad con un sistema plural de representación, como hacen las democracias maduras. Debemos establecer una cultura política que permita que, en torno a objetivos compartidos, podamos conseguir la gobernabilidad, pues estamos en un momento de cambio y los sistemas políticos también han de favorecer la innovación.

Así, Esteban de Manuel volvió a defender ante este grupo de trabajo, que estudia una posible modificación de las reglas del juego electoral en el marco de las competencias andaluzas, el convencimiento de EQUO de que efectivamente esas reglas tienen que cambiar, pues sólo de este modo se vencerá el desapego que buena parte de la ciudadanía siente respecto a los partidos políticos y las instituciones, al considerar que no se encuentran representados en las mismas.

“La profundización hacia una democracia verdaderamente participativa y representativa, con partidos políticos abiertos, transparentes y participativos, y donde la ciudadanía alcance la soberanía sobre las grandes decisiones, es la clave para salir de la crisis y para afrontar la gran transición que hemos de emprender hacia una sociedad equitativa, justa, solidaria, cooperativa y en equilibrio con la naturaleza. Por ello apostamos por el impulso a la participación ciudadana en todas las escalas y sectores, el apoyo a la iniciativa legislativa popular, y la incorporación de las nuevas tecnologías para favorecer la creación de espacios de creación de iniciativas, deliberación y decisión”, expuso De Manuel, recogiendo algunos de los preceptos sobre los que fundamos EQUO hace seis años, cuando iniciamos nuestra andadura.

La sociedad demanda cambios en la Ley Electoral encaminados a mejorar la democracia representativa, con reglas de juego y de reparto de escaños equitativas que consigan que todas las voces se oigan y todos los votos valgan lo mismo y desaparezca la distorsión del llamado ‘voto útil’ que provoca el sistema electoral actual, y eso es lo que buscamos conseguir con nuestra propuesta, que elimina la exigencia  que existe ahora mismo de alcanzar el 3% de los votos en el ámbito provincial para entrar en el reparto de escaños.

Receptividad por parte del grupo de trabajo

Tras su intervención Esteban de Manuel escuchó las reflexiones y atendió a las cuestiones que se le plantearon por parte de los integrantes del citado grupo de trabajo, compuesto por un representante de cada una de las formaciones con presencia en el Parlamento andaluz. En este sentido, destaca la receptividad de formaciones con las que compartimos visión y la necesidad de establecer nuevas reglas que aseguren una mayor representatividad, como IU, Podemos o Ciudadanos, mientras que el PSOE y el PP parecen menos por la labor.

En este sentido, De Manuel se expresa de manera rotunda. “O los partidos del stablishment se plantean la necesidad de favorecer reformas en serio en sentido opuesto a las que han llevado a cabo, o si siguen bloqueándolas lo que queda por delante es el desmoronamiento de la democracia y la emergencia de regímenes fascistas, como se está ya viendo a nivel internacional”.

¿Quieres ver la intervención completa de Esteban de Manuel y las réplicas? Puedes hacerlo en el siguiente vídeo:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *