Reclamamos una LOUA que acabe con la especulación y promueva un urbanismo acorde a las necesidades reales de la población

Consideramos que uno de los retos principales es acabar con la depredación del territorio por iniciativas especulativas, y reprochamos que se legisle más por motivo de urgencia, que por contar con una planificación estratégica que vertebre el territorio y mejore las condiciones de habitabilidad en la ciudad.

 

En EQUO Andalucía hemos pedido esta semana que la futura modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) se vea como una oportunidad para poner en marcha un modelo de ocupación del territorio que no ponga en riesgo la sostenibilidad a largo plazo y que mejore las condiciones y el diseño del espacio público donde se desarrolla la vida de la ciudadanía. Así lo hemos solicitado coincidiendo con las jornadas ‘Bases para un nuevo urbanismo en Andalucía’. Proceso que, pretendiendo ser participativo, deberá contar con las aportaciones que desde todos los ámbitos y colectivos ciudadanos se ofrezcan, en la búsqueda de un espacio donde todos los habitantes vean respetados su derecho a la ciudad.

El análisis necesario para el alumbramiento de una nueva ‘Ley Urbanística de Andalucía’ merece que el Gobierno andaluz, durante estas semanas de compartir visiones y propuestas con los actores sociales en las ocho provincias

Vista aérea del Puerto de Marbella.

andaluzas, sea capaz de traducir el debate a una norma que resuelva los problemas generados a lo largo de muchos años de indisciplina urbanística, de especulación y falta de planificación.

“Parece evidente que en Andalucía andamos legislando por motivo de urgencia más que desde la planificación estratégica e integrada. Sin embargo, esperamos sinceramente que las aportaciones que se hagan a este proceso abierto, sean tenidas en cuenta en una estrategia necesaria a futuro. Que no queden olvidadas en algún cajón y que la participación sea de verdad tenida en cuenta, ha señalado nuestra parlamentaria y coportavoz Carmen Molina, que desde las comisiones tanto de Fomento y Vivienda, como de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, aborda en su día a día “los problemas sociales, ambientales y patrimoniales que ha ocasionado el urbanismo salvaje que se ha practicado en Andalucía durante las últimas décadas”.

En este sentido, consideramos que las cuestiones de mayor entidad que deben abordarse en este proceso legislativo son las referentes a vivienda y suelo, protección del litoral y parcelaciones urbanísticas en suelo no urbanizable. Es evidente que uno de los principales problemas que enfrentamos en el urbanismo en Andalucía proviene de la depredación del territorio por iniciativas especulativas, por lo que este análisis de la situación que se plantea ahora es una oportunidad que tenemos que aprovechar para decrecer y preservar suelos de interés bioproductivo.

“Esperamos que la Junta de Andalucía escuche, con empatía y sinceridad, a las voces que pedimos un nuevo urbanismo y no se deje llevar por la lógica especulativa de años atrás para hacer frente a los problemas de empleo que arrastra Andalucía. Necesitamos que esta nueva LOUA ponga los cimientos para la construcción de ciudades más compactas y accesibles, donde poder integrar mejor todos los servicios, así como preservar la salud de las personas con la posibilidad de que las ciudades se puedan dotar, con facilidad, de cinturones y vías verdes, que terminen de poner en marcha el plan andaluz de la bicicleta que nunca termina de llegar”, ha señalado por su parte el también coportavoz de EQUO Andalucía, Francisco Sánchez Molina.

Impulso a un nuevo modelo de ciudad

La modificación de la actual Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía debería contribuir a impulsar un nuevo modelo de ciudad alejado del actual, que ha convertido nuestra urbes en el escenario más contundente de las desigualdades económicas y sociales, espejo de la precarización laboral y el deterioro socio-comunitario y que sólo ha contribuido a alimentar la especulación y conflictos sociales de tanto calado como los desahucios, la creación de barrios marginales o la práctica desaparición, en muchas zonas, del comercio local de proximidad.

Frente a esta realidad, desde EQUO Andalucía haremos aportaciones con las que tratar de garantizar que la nueva legislación promueve un modelo más amable, integrador, y respetuoso con las personas y el entorno, que apueste por la relocalización de la economía y cuide particularmente del mundo rural y también del medio ambiente. Debemos ver esta revisión de la LOUA como una oportunidad para reactivar además la economía y crear empleos verdes en torno a la recuperación patrimonial, la rehabilitación, la regeneración y la renovación urbanas.

No se admiten más comentarios