Reclamamos que se aparte a Luciano Alonso de todos sus puestos de responsabilidad

La Fiscalía pide para el exconsejero y diputado socialista 14 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un presunto delito continuado de prevaricación administrativa. La Junta de Andalucía no puede ser una suerte de agencia de colocación para familiares y conocidos.

Desde EQUO Andalucía hemos reclamado este martes a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que aparte a Luciano Alonso de todos sus puestos y le pida que entregue el acta de diputado, después de conocerse que la Fiscalía Superior de Andalucía ha solicitado 14 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público para el que fuera consejero de Cultura y Deporte por un presunto delito continuado de prevaricación administrativa.

El exconsejero y actual diputado Luciano Alonso.

El exconsejero y actual diputado Luciano Alonso.

En concreto, la Justicia acusa a Alonso de nombrar a cargos –cuyos sueldos han corrido a cargo del erario público- a sabiendas de que estos no cumplían los requisitos ni eran los más idóneos para el puesto y cuyo único mérito, presuntamente y según hemos podido conocer, era el de pertenecer al PSOE y tratarse de hijos e hijas de amigos y personas de su confianza.

“La Junta de Andalucía no puede ser una suerte de agencia de colocación para familiares y conocidos”, ha reprochado en este sentido nuestra coportavoz, Isabel Brito, que ha recordado que tras algunos de estos nombramientos que ahora se cuestionan las personas designadas ni siquiera llegaban a ejercer su función –según la acusación de la Fiscalía-, pese a que sí se embolsaban un sueldo a fin de mes, en concreto, a cargo del Centro Andaluz del Flamenco y de la Filmoteca de Andalucía.

Ante este escándalo, solicitamos al Gobierno andaluz que tome medidas de inmediato y demuestre, apartando a Luciano Alonso de cualquiera de los cargos que ostente actualmente, que este tipo de prácticas ya no tienen cabida en la Junta de Andalucía. Asimismo, desde EQUO cuestionamos a Ciudadanos si va a seguir apoyando a un Gobierno que pasa por alto este tipo de actitudes y no castiga el mal uso de los fondos públicos, el enchufismo y la supuesta compra de lealtades.

Comentarios cerrados.