Sociedad, cultura y solidaridad. #CompromisoConAndalucía

COMPROMISO electoral de EQUO VERDES – INICIATIVA ANDALUCÍA

PROGRAMA ELECTORAL ELECCIONES ANDALUZAS 2018

El programa gira en torno a cinco ejes fundamentales: Trabajo, economía y medio ambiente; ecofeminismo; derechos; sociedad, cultura y solidaridad; y finalmente democracia, autonomía y federalismo. (Aquí puedes descargarte completo el  programa electoral EQUO VERDES – INICIATIVA ANDALUCÍA)

Aquí te detallamos el cuarto bloque sobre Derechos:

programa a papel de EQUO VERDES - INICIATIVA ANDALUCÍA 2018Bloque 4: Sociedad, cultura y solidaridad.

 

4.- SOCIEDAD, CULTURA Y SOLIDARIDAD.

La juventud andaluza es uno de los sectores de población más perjudicados por la crisis. Una población joven formada que sufre altas tasas de paro, precariedad y que no encuentra en Andalucía oportunidades de emanciparse. Esto ha supuesto una emigración juvenil generalizada y además una falta de políticas efectivas que permitan revertir esta situación y a la juventud desarrollar su vida en nuestra comunidad. Un territorio sin jóvenes no tiene futuro por lo que esta tendencia tenemos que revertirla tanto por el acervo humano que perdemos como por todo el conocimiento perdido.

Andalucía es también una tierra con un patrimonio cultural inigualable. La cultura andaluza es uno de nuestros principales recursos para el progreso y nuestro principal patrimonio para una convivencia asentada en los valores de tolerancia, autonomía y equidad por su carácter universalista, creativo e incompatible con cualquier forma de violencia. Esta riqueza patrimonial y los valores que promulga, unida a las potencialidades ofrecidas por las nuevas tecnologías nos permiten estar bien posicionados para avanzar hacia un modelo social más justo y equitativo y con más acceso a la información y el conocimiento. Una sociedad que comparta y coopere y utilice como herramienta para la mejora de la calidad de vida la ciencia y la tecnología, pero sabiendo que además es necesario un cambio de paradigma social basado en la justicia social y que tenga en cuenta los límites del planeta.

La información y la comunicación deben ser veraz y de calidad, máxime cuando la ofrecen medios públicos comunicación. Tiene que ser plural, diversa e independiente de los grupos políticos.

La importancia del deporte como fenómeno social se sustenta en su enorme poder de integración por lo que es un aspecto fundamental del sistema educativo, así como un medio imprescindible para la salud, el esparcimiento y construcción de vínculos sociales.

También el deporte andaluz tiene que ser expresión de una sociedad sana, que apoya a sus deportistas y promueve los valores intrínsecos a la práctica deportiva, compañerismo, deportividad, vida sana y espíritu de superación.

Por último, nuestro territorio es receptor directo de personas migrantes, sobre todo de África, pero también de Latinoamérica. La gran cantidad de migraciones a países de occidente en busca de nuevas alternativas, hace preciso un apoyo mucho más decidido de las administraciones públicas y los gobiernos para actuar a favor de un desarrollo endógeno que haga factible el vivir bien en los países menos desarrollados.

Andalucía necesita profundizar y aumentar sus políticas de Cooperación al Desarrollo. Reforzar sus sistemas de servicios públicos sobre todo salud, educación, agua y empleo, para garantizar mejores condiciones de vida y ampliar las acciones a la incorporación de la mujer en todos los niveles sociales y políticos, deben ser una apuesta de la Cooperación Internacional.

 

Capítulo 1.   Juventud 

A)   LA SITUACIÓN

La juventud andaluza ha sido el sector de población que ha salido peor parado durante los años de crisis: la alta tasa de paro y la emigración juvenil general se han visto especialmente afectados por la falta de políticas que permitan a la juventud desarrollar su vida en nuestra comunidad.

Por vez primera desde que existe información estadística la población de jóvenes emancipados entre 16 y 29 años ha baja del 20%.

Desde el Gobierno Andaluz la única medida a favor de la juventud que se ha tomado en los últimos tiempo es una Ley de Juventud que expertas en la materia y organizaciones juveniles han calificado como ineficaz y que, a todas luces, no generará impactos relevantes en la vida de nuestras jóvenes.

 

B)  LÍNEAS DE ACTUACIÓN 

  • No podemos seguir prescindiendo del talento joven andaluz, formado en nuestra comunidad, con ganas e ilusión de seguir construyendo nuestra tierra, pero también con sueños, ambiciones y necesidades a las que las instituciones andaluzas no están dando.
  • Uno de los mayores problemas que tenemos es la agresión consumista que están recibiendo las personas jóvenes, sobre todo en su ocio, lo que provoca un proceso de “aculturización” y un intento de “desresponsabilizarlos” de sus tareas cívicas.

 

C) MEDIDAS 

  1. Derecho al voto a los 16 años.
  1. Red de centros culturales juveniles en todos los barrios y pueblos de Andalucía asociados a los centros deportivos.
  1. Plan de apertura de las bibliotecas y salas de ordenadores de Institutos y las Universidades durante las noches de los fines de semana.
  1. Elaborar un Plan Transversal de Impulso al Empleo Juvenil de Calidad que supere ampliamente la mera subvención a los municipios para empleos temporales y oriente todas las políticas sectoriales de la Junta de Andalucía al fomento del empleo y el emprendimiento juvenil y a la continuidad de la formación en personas jóvenes paradas y trabajadoras.
  1. En correspondencia con el mismo y en coordinación con el Estado, Programa de Retorno de los Jóvenes científicos y profesionales andaluces, que han tenido que emigrar, revirtiendo en la economía y sociedad de países más ricos que el nuestro, la formación adquirida con presupuestos públicos y el esfuerzo económico de sus familias.
  1. Creación de un Observatorio del Empleo Juvenil que realice estudios sobre la situación del empleo juvenil y proponga medidas al gobierno andaluz, pero que también proporcione asesoría a la juventud andaluza sobre sus condiciones y derechos laborales o sobre las vías y ayudas para continuar con su formación una vez que han quedado fuera del sistema educativo.
  1. Reorganizar el actual funcionamiento del Instituto Andaluz de la Juventud para que sea reconocido por la juventud andaluza como una institución útil en su vida diaria:
  • Estableciendo horarios de apertura que permitan a la juventud hacer uso de sus servicios en sus horas
  • Estrechando la colaboración con las concejalías de juventud de los diferentes ayuntamientos para celebrar actividades conjuntamente y coordinar sus programas y
  • Promocionando los servicios ofertados por este organismo en los centros educativos y acercándolos a la población
  • Abriéndolos a la participación de las entidades juveniles provinciales, aprovechando el profundo conocimiento que estas tienen de la juventud local.
  1. Nueva regulación de las convocatorias de subvenciones a entidades juveniles, con establecimiento de plazos fijos y medidas de transparencia y control ciudadano en las adjudicaciones, para corregir una situación actual en la que los criterios políticos coyunturales y los plazos imposibilitan que entidades locales y sin una estructura propia fuerte puedan beneficiarse de ellas de manera útil. Dicha regulación contemplaría:
  1. Aumentar la transparencia en el proceso de concesión de ayudas económicas a entidades juveniles, haciendo públicos la puntuación de cada proyecto de manera más específica.
  2. Establecer unos plazos orientativos que impliquen que la convocatoria de subvenciones se realizará cada año en el primer trimestre del año, a fin de que las entidades puedan llevar a cabo los proyectos subvencionados antes de finalizar el año.
  3. Valorar positivamente a aquellas entidades juveniles que realicen proyectos con alto impacto a nivel
  4. Ofrecer formación gratuita en formulación de proyectos para las entidades juveniles, a fin de que puedan aprender a redactar y justificar proyectos y participar en la convocatoria de subvenciones.
  1. Convertir al Consejo de la Juventud de Andalucía en el principal y verdadero interlocutor entre la juventud andaluza y la administración. En la actualidad, el Consejo de la Juventud de Andalucía (CJA) atraviesa una situación crítica a causa de la manipulación que desde el PSOE andaluz se ha realizado de este organismo, que lo ha convertido en un organismo de uso partidista, para ensalzar acríticamente sus políticas y maquillar la situación de la juventud andaluza. El CJA ha de ser el principal interlocutor entre la juventud andaluza y el gobierno andaluz y, para ello, proponemos:
  1. Volver a dotar al CJA de la personalidad jurídica propia que nunca debió perder, a fin de que sea un organismo independiente que haga incidencia real en la política andaluza, así como que pueda volver a formar parte del Consejo de la Juventud de España.
  1. Revisar el censo de entidades de participación juvenil para que las entidades que formen parte del CJA sean verdaderamente representativas de la juventud andaluza.
  1. Reformar el reglamento del CJA para impedir que ningún partido u organización pueda manipular la voluntad del CJA.
  1. Impulsar un nuevo texto para la aprobación una Ley de Juventud que realmente impacte positivamente en la vida de la juventud andaluza.
  1. La propuesta de Ley de Juventud actualmente en trámite en el Parlamento de Andalucía está obsoleta y no representa los intereses de la juventud andaluza. Es por ello que la Coalición EQUO – INICIATIVA va proponer una Ley de Juventud en la que se recojan, con metodología participativa veraz y rigurosa, las propuestas de organizaciones y personas expertas y de la propia juventud andaluza, sobre sus necesidades. Agilizaremos este proceso y la tramitación parlamentaria, para que no vuelva a eternizarse, como ha ocurrido en la última legislatura, y pueda aprobarse con la mayor celeridad.
  1. Reformar el actual carnet joven, Carnet joven gratuito y útil implantando su gratuidad, revisando los convenios existentes e impulsando nuevos para que realmente sea un instrumento útil para la juventud andaluza.
  1. Acceso universal a la cultura para la juventud andaluza. Acercar la cultura a la juventud andaluza, mediante la gratuidad de entrada para las personas poseedoras del carnet joven no solo a los museos, conjuntos arquitectónicos y espacios culturales que dependan de la Junta de Andalucía sino también fomentar esta medida en los pertenecientes a otras administraciones públicas.
  1. Activar la reducción de entrada a los jóvenes menores de 30 años, mediante líneas de subvención a las industrias culturales que equivalgan al coste total de esas entradas.
  1. Posibilitar que la juventud andaluza conozca su territorio a través de los Albergues Inturjoven. En la actualidad, los precios de los albergues inturjoven no son todo lo reducidos que deberían tratándose de un servicio público. Revisaremos los precios de los albergues, tratando de ofrecer precios más asequibles a la juventud para posibilitar el conocimiento de nuestra comunidad y el ocio.
  1. Revisión de la implantación y el impacto del Programa de Garantía Juvenil. El programa Garantía Juvenil, que se viene desarrollando desde hace unos años en nuestra comunidad, ha tenido una implantación mejorable. Pese a que ha posibilitado el acceso a empleo y prácticas a miles de jóvenes, no todos los fondos se han destinado exclusivamente a esta labor. Por ello, revisaremos la implantación del sistema en nuestra comunidad y mediremos el impacto real que está teniendo en la vida de la juventud andaluza.

 

Capítulo 2.   CULTURA Y PATRIMONIO CULTURAL

 

A)   LA SITUACIÓN 

Entendemos la cultura como la expresión de todos los aspectos de nuestra realidad, desde las prácticas económicas, hasta las formas en que se manifiesta nuestra sociabilidad, las manifestaciones artísticas actuales o de nuestro pasado y por lo tanto como el conjunto de los hábitos adquiridos en un determinado contexto social, con funciones de articulación social y de creación del sentido de una sociedad.

La cultura andaluza es uno de nuestros principales recursos para el progreso y nuestro principal patrimonio para una convivencia asentada en los valores de tolerancia, autonomía y equidad por su carácter universalista, creativo e incompatible con cualquier forma de violencia. Nuestra cultura tiene una vocación universalista, totalmente alejada de prejuicios localistas.

La homogenización cultural producto de la globalización ha adquirido una hegemonía hasta hoy desconocida por el imponente poder determinante del mercado que actúa en el terreno cultural imponiendo sus pautas.

El sector cultural andaluz sufre un grave estancamiento por desidia e incompetencia de sus responsables políticos, debido a que la Consejería de Cultura, además de soportar varios cambios en su estructura orgánica, se ha convertido en refugio para altos cargos cesados de otras áreas, en espera de otros nombramientos y ocupaciones.

Los gobiernos de la Junta de Andalucía han aprobado diferentes planes estratégicos culturales –Planes de Bienes Culturales, Plan de calidad de los Museos, Plan Estratégico de la Cultura y otros-, sin dar cuenta posteriormente de la evaluación del cumplimiento de sus objetivos. Y es que éste ha sido mínimo.

Frente a la amenaza del monocultivo cultural de la globalización, proponemos una política activa de movilización social a favor de la puesta en valor de nuestros usos culturales singulares, nuestras formas de convivencia, la creatividad, las fiestas populares o la propia gastronomía. Impulsaremos la recuperación, conservación, mantenimiento, puesta en valor y difusión de nuestro extenso legado cultural, de nuestras tradiciones y folklore, y de nuestra habla frente a los intentos de desvalorización de la misma.

La política cultural que defendemos se realizará desde una perspectiva transversal, ampliando el campo tradicional de actuación cultural. Queremos conseguir que la cultura se convierta en el eje integrador de toda la sociedad andaluza, respetando el derecho a la diferencia que siempre ha estado presente en nuestro marco cultural, e implicando a toda la sociedad andaluza en el conocimiento, participación y difusión de la cultura, impulsándola desde áreas tan diversas como la educación, el medio ambiente, la justicia, el desarrollo rural, la sociedad del conocimiento, etc..

 

B)  LÍNEAS DE ACTUACIÓN

  • Queremos potenciar todo el potencial crítico y alternativo. Por ello proponemos un cambio cultural frente a la cultura del espectáculo, el consumismo y los nuevos gregarismos que banalizan los valores del esfuerzo, el trabajo y al compromiso asumido responsablemente para el largo plazo.
  • Es preciso dignificar y prestigiar los puestos de responsabilidad política en la administración cultural andaluza con personas que demuestren capacidad y vocación para transformar el sector de la Cultura y el Patrimonio Cultural de Andalucía en un importante activo de las políticas sociales y educativas, en un valor en el marco de una Economía del Ocio y el Turismo sostenibles y en un sector generador de empleos de calidad.
  • Denunciamos ese concepto de la planificación como mera operación de propaganda engañosa para la galería. Un plan que no se puede cumplir, no es un plan, es una falta de respeto a la ciudadanía en general y a todo el sector público y privado de la Cultura y el Patrimonio Cultural.
  • Queremos enriquecer nuestra identidad cultural compartiendo la cultura universal y queremos aportar a la cultura universal nuestra propia identidad como pueblo para construir una sociedad andaluza integrada y cohesionada.

 

C) MEDIDAS 

  1. Promover la cultura andaluza como medio de calidad de vida y modernización de la economía frente a la uniformidad cultural y la colonización de los valores colectivos por la lógica del mercado.
  1. Defensa del habla andaluza.
  1. Anulación de las inmatriculaciones de bienes públicos que ha inscrito a su nombre la Iglesia Católica en el registro de la propiedad como ha sido el caso de la Mezquita de Córdoba, entre otros. Identificación y difusión de los bienes inmatriculados entre 1946 y 2015″ que realizarán acompañadas de “una evaluación de su repercusión económica y el coste social del expolio” que haya supuesto el registro de cada bien a nombre de la Iglesia.
  1. Museo de la historia y la cultura andaluza.
  1. Defensa de nuestro patrimonio histórico y cultural en especial el que está amenazado de destrucción.
  1. Traspaso de las competencias de los museos, bibliotecas, archivos y conjuntos monumentales de Andalucía de titularidad estatal.
  1. Creación del instituto Federico García Lorca para la proyección y difusión de la cultura andaluza en el mundo.
  1. Creación del observatorio andaluz de la cultura.
  1. Creación de la red andaluza de unidades comarcales de gestión cultural para la dinamización de servicios con la participación del voluntariado y agentes sociales.
  1. Ley general de fomento y defensa de la cultura andaluza.
  1. Creación del instituto interuniversitario Blas Infante de estudios andaluces en cuyo seno se fomentarán la investigación sobre la realidad social, económica y política la cultura y el patrimonio histórico artístico.
  1. Reconocimiento del 4 de diciembre como día de la Autonomía andaluza.
  1. Establecer programas educativos que permitan a los estudiantes una aproximación a la realidad histórica en la que viven.
  1. Incluir en las oposiciones a las administraciones públicas andaluzas la cultura y la historia andaluza.
  1. La Junta de Andalucía desarrollará una planificación cultural ajustada a la realidad, por sectores, con metodología participativa, rigurosa y veraz, así como dotación presupuestaria real y evaluación continua y transparente. Dichos planes deberán contemplar la necesaria coordinación con el Ministerio de Cultura, con otras Comunidades Autónomas y con las administraciones locales.
  1. Bibliotecas, Archivos, Museos, Teatros y otros Espacios Culturales o Patrimoniales son equipamientos básicos que conforman la infraestructura cultural que en una sociedad democrática y del bienestar deben cumplir sus funciones y prestar su servicio público con la máxima calidad y accesibilidad. Para ello los planes sectoriales de estas instituciones habrán de contemplar, de forma prioritaria: su autonomía para liberar la gestión cultural de la trabas burocráticas y el dirigismo político; una dotación suficiente en personal, equipamiento, instalaciones y presupuesto y sistemas de gestión y toma de decisiones participativos, tanto internos como en relación con la sociedad (personas y colectivos de los sectores creativo, profesional y empresarial, así como de los diferentes sectores sociales de ciudadanía).
  1. Los servicios de las bibliotecas públicas, serán gratuitos, tomando como base las directrices de la IFLA/UNESCO. En las demás instituciones o equipamientos culturales públicos, los ingresos obtenidos por la prestación de los servicios revertirán directamente en programas de accesibilidad cultural que garanticen la igualdad de oportunidades en el acceso a la cultura.
  1. Se dará máxima prioridad a un plan transversal de accesibilidad al patrimonio cultural mediante el uso de las nuevas tecnologías de la información, con la dotación suficiente de recursos materiales y humanos para la digitalización de los fondos bibliotecarios, archivísticos y museográficos, su catalogación y su puesta a consulta pública informatizada, cumpliendo con la accesibilidad para personas invidentes y sordas.
  1. Las industrias culturales andaluzas recibirán apoyo del sector público andaluz en función de la relación entre su aportación al desarrollo o mantenimiento de actividades culturales de interés general y su dificultad para la autofinanciación.
  1. Este apoyo no se limitará a los habituales programas de subvenciones, sino que se diseñarán, con la participación de todos los agentes implicados, otras estrategias de ayuda y soporte a las industrias culturales, tales como bonificaciones o incentivos fiscales, cesión de espacios e infraestructuras públicas para el desarrollo de actividades musicales, teatrales, expositivas, etc.; igualmente para la creación artística, talleres formativos o ensayo teatral y musical; facilitar a las empresas culturales que en la instituciones públicas puedan prestar servicios complementarios de los públicos. Todo ello, con especial atención a las empresas de la economía social y cooperativa.
  1. Se fomentará la adecuación del modelo de negocio de las industrias culturales a los nuevos hábitos de consumo y en especial en el entorno de las nuevas tecnologías, promoviendo un nuevo desarrollo del sector cultural para generar empleo estable, excelencia y generación de productos y servicios culturales que sean susceptibles de contribuir a la exportación y a crear riqueza en forma de cultura. Para ello se deberán tener en consideración los intereses de autores, creadores, profesionales e industrias culturales, canales de distribución y proveedores de servicios tecnológicos y el conjunto de la sociedad desde una óptica equilibrada y políticas basadas en la evidencia en forma de estudios de contrastada independencia.
  1. Puesta en marcha de campañas y programas que impliquen a la ciudadanía organizada y no organizada en la vigilancia y protección de nuestro patrimonio histórico y cultural, concibiéndola como una aliada de las administraciones públicas que coopera con ellas en el cumplimiento de sus deberes.
  1. Se realizarán campañas de comunicación de máxima difusión sobre las obligaciones de la ciudadanía respecto a la protección del Patrimonio Histórico y sobre su necesaria cooperación con las autoridades y cuerpos de seguridad.
  1. Conducta ejemplar de todos los órganos, agencias y empresas públicas de la Junta de Andalucía en materia de protección del Patrimonio Histórico en el curso de sus proyectos y actuaciones. En este contexto, apertura de expedientes sancionadores para todos los casos de incumplimiento de las obligaciones legales por parte de las administraciones públicas, que deben dar ejemplo en esto respecto a los municipios y a los particulares.
  1. Se pondrán en marcha programas permanentes de formación en todas las administraciones públicas sobre el patrimonio histórico y su protección.
  1. Revisar la actual gratuidad de los museos y otros espacios culturales públicos, para corresponsabilizar a aquellos que disfrutan del patrimonio cultural de la necesidad de su mantenimiento, dignificando aquello que van a visitar, y en coherencia con nuestro entorno europeo, ya que los turistas ciudadanos de la UE se benefician de la gratuidad de muchos museos andaluces, mientras que la ciudadanía andaluza no disfruta del mismo beneficio en los museos públicos de la mayoría de los países europeos. Establecer un precio razonable, con un amplio y diversificado sistema de reducciones y exenciones.
  1. Creación de la red andaluza de museos arqueológicos y etnográficos. Potenciación de los museos comarcales Potenciación e informatización de la red de archivos andaluces. Plan de dotación básica de museos, bibliotecas y archivos comarcales. Plan de acercamiento de los museos a las personas de Andalucía., con ampliación de los horarios en festivos y horarios nocturnos. Establecimiento de infraestructuras didácticas y de interpretación en todos los museos andaluces.
  1. Plan especial de recuperación de Medina–Azahara tras su declaración como patrimonio de la humanidad.
  1. Creación en Granada de una segunda sede del instituto andaluz de patrimonio histórico (IAPH).
  1. Plan de restauración y reutilización de edificios históricos-artísticos.
  1. Plan de recuperación de los tesoros patrimoniales andaluces que han sido expoliados y se encuentran expuestos fuera de Andalucía.
  1. Desconcentración de competencias a los ayuntamientos para que puedan combatir la contaminación visual, muy especialmente por cuanto afecta al patrimonio histórico artístico.
  1. Propuesta de aprobación de un reglamento comunitario contra el saqueo de nuestro patrimonio cultural subacuático. Movilización de la opinión pública internacional para la firma de la convención de la UNESCO para la protección del patrimonio cultural subacuático.
  1. Plan andaluz de excavaciones. Carta arqueológica de Andalucía por comarcas. Programa de rutas arqueológicas de Andalucía, con carácter comarcal.
  1. Creación de centros de interpretación en los espacios donde han tenido lugar los principales eventos de la historia andaluza.
  1. Creación del banco audiovisual de historia de Andalucía.
  1. Recuperación en nuestras plazas y espacios públicos de los cines de verano.
  1. Plan especial para la recuperación de manifestaciones culturales valiosas de nuestros pueblos, en peligro de desaparecer.
  1. Creación de un festival internacional dedicado a Andalucía en el cine. Potenciación de la filmoteca de Andalucía. Aprobación del plan andaluz de artes audiovisuales. Creación de un instituto internacional con Latinoamérica en el sector audiovisual. Creación del dominio .and en Internet.
  1. Defensa de la lectura, el libro y las bibliotecas. Dotación de las nuevas tecnologías. Ninguna persona en Andalucía sin acceso a biblioteca. Adaptar las bibliotecas a las personas con discapacidad (lectura fácil); salas de estudios 24 horas abiertas; servicios de préstamos a domicilio; creación en las bibliotecas públicas de una sección sobre Andalucía. Creación de la red andaluza de grandes bibliotecas (en todo caso se incluirán las que tengan más de 500.000 ejemplares).
  1. Política de ayudas a las pequeñas y mediadas editoriales andaluzas.
  1. Ley de mecenazgo de Andalucía – reiteradamente anunciada por el gobierno andaluz pero que sigue sin aprobarse-, que incluya el micro- mecenazgo en forma de pequeñas donaciones o esponsorizaciones, crowdfunding, fidelización mediante pases anuales, etc. fomentando una cultura popular de la donación privada, individual o colectiva, a las instituciones culturales, que ha de verse reconocida con desgravaciones fiscales, reconocimiento público y algunas ventajas (visitas o actividades especiales).
  1. Promover que los creadores andaluces como representantes de la cultura andaluza estén presentes en los circuitos internacionales. Se promocionarán ampliamente las expresiones y producciones culturales andaluzas, con el objetivo de que se multipliquen e inunden nuestras ciudades, barrios y pueblos. Se incrementará la movilidad de los creadores y de sus producciones fuera de Andalucía, con el desarrollo de sinergias y economías de un trabajo colaborativo entre administraciones e instituciones.
  1. La promoción internacional debe tener un triple objetivo:
  1. Posicionar a Andalucía como tierra de creación del máximo nivel en todas Las disciplinas.
  2. Contribuir a la apertura de mercados internacionales para todos los sectores exportables de la actividad cultural.
  3. Y como cooperación, constituir un eje funda- mental de la solidaridad internacional de Andalucía, en particular a través de acciones de formación e intercambio prodesional.
  1. En el ámbito de las políticas culturales también vamos a:
  1. Fomentar de un cambio de valores que conlleve una desmercantilización del ocio, la interculturalidad entre los jóvenes y el asociacionismo juvenil ayudado, por ejemplo, con la cesión de locales y recursos para los espacios culturales jóvenes, que serán además lugar de encuentro y debate para la juventud.
  2. Suprimir ayudas y subvenciones a actividades y espectáculos que no respeten criterios de bienestar y derechos de los animales, protección medioambiental o respeto a la biodiversidad y al patrimonio natural, la igualdad de todas las personas, los derechos humanos, los laborales, los de las personas LGTBI,
  1. Impulsaremos políticas que faciliten las condiciones propicias para el hecho creativo.
  1. Ayuda a grupos teatrales mediante coproducciones, subvenciones o contratos, y su “circulación” por el “circuito teatral”.
  1. Creación del festival de teatro andaluz.
    Incremento de la red de teatros.
  1. Programas específicos de acercamiento de las artes escénicas a toda la población especialmente a los niños en edad escolar.
  1. Implantación de la didáctica del flamenco en los centros de enseñanza.
  1. Creación del conservatorio superior de flamenco para impartir el flamenco como enseñanza reglada.
  1. Potenciar la música entre los jóvenes, ampliando o creando nuevos conservatorios musicales. Diseño de una política de promoción musical con respecto a los conservatorios andaluces, difusión musical y promoción de valores.
  1. Convenios con ayuntamientos para apoyo financiero y mejora de las bandas y orquestas existentes en Andalucía.
  1. Promoción de músicos, creación musical y grupos musicales jóvenes en Andalucía.
  1. Plan de espacios para la creación en pintura y escultura. Reciclar fundiciones pequeñas y espacios industriales que trabaje con metales como apoyo a la pintura y la escultura.
  1. Promoción del muralismo en edificios públicos adecuados.

 

Capítulo 3.   SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO

 

A)   LA SITUACIÓN 

El concepto “Sociedad de la Información y del Conocimiento” desprende una evidente connotación positiva, la de la potencialidad de las nuevas tecnologías para avanzar hacia un modelo social más justo y equitativo, basado en la aparente mayor facilidad para el acceso a la información y al conocimiento, a cooperar y compartir, gracias a los avances científicos y tecnológicos. No obstante, bajo ese halo de progreso, se ocultan toda una serie de retos a los que debemos enfrentarnos en estos nuevos tiempos, evitando la tentación de pensar inconscientemente que la ciencia y la tecnología resolverán cualquier problema que pueda surgir.

 

B)  LÍNEAS DE ACTUACIÓN 

  • La construcción de una auténtica Sociedad de la Información y del Conocimiento, de la que podamos beneficiarnos todas las personas, pasa por orientar el progreso tecnológico a la promoción del desarrollo humano, aplicando el concepto de tecnología a las tres dimensiones básicas consideradas como indicadores por el Índice de Desarrollo Humano (IDH):
  1. Cubrir con equidad los derechos y servicios básicos.
  2. Asegurar las posibilidades de producción y participación
  3. Facilitar la sostenibilidad y autonomía mediante una adecuada gestión del conocimiento.
  • Dentro de ese marco, en la Coalición EQUO – INICIATIVA defendemos el uso responsable de unas nuevas tecnologías ecológicas, sostenibles, inclusivas, abiertas y seguras. Un uso que haga realmente que esas nuevas posibilidades en términos de transmisión del conocimiento se puedan traducir en una sociedad más libre, crítica e informada, que nos permita avanzar hacia un modelo más justo y sostenible social, económica y medioambientalmente.
  • El uso, y en general el abuso, que hacemos de las nuevas tecnologías lleva a dos claros riesgos asociados: la pérdida de nuestra privacidad y la falta de control sobre nuestros derechos en el mundo digital.
  • En la Coalición EQUO – INICIATIVA vemos con preocupación cómo la legislación más reciente, tanto europea como estatal, abraza las principales consignas de los lobbies más activos en la protección de los intereses de las grandes corporaciones y del poder económico y financiero, en claro detrimento de los derechos y libertades de las personas.
  • Unos medios de comunicación públicos independientes y de calidad son imprescindibles para el funcionamiento de una auténtica sociedad democrática. La radio-televisión pública tiene un papel fundamental como contrapeso independiente a los intereses económicos de prensa y emisoras comerciales, que imposibilitan esa independencia en su línea editorial.
  • Y, por supuesto, La Sociedad del Conocimiento es la de la Ciencia, investigando en todos los ámbitos de la vida y posibilitando la transición ecológica de Andalucía, su soberanía económica y su cohesión social.

C) MEDIDAS 

  1. Potenciar y fomentar, en el marco competencial del gobierno andaluz, el uso de unas nuevas tecnologías ecológicas, sostenibles, inclusivas, abiertas y seguras de las que podamos beneficiarnos todas las personas, basadas en la filosofía del «Código abierto» y de la «Apertura de datos», prestando especial atención a los sectores de la población que corren un mayor riesgo de no beneficiarse de las posibilidades de la red: mujeres, personas con diversidad funcional y personas mayores; y posibilitando un mayor y mejor aprovechamiento de toda la información y herramientas tecnológicas que obran en manos de las distintas Administraciones.
  1. La apuesta por una tecnología sostenible recurrirá a medidas para racionalizar su uso, fomentando la reparación y la reutilización, para minimizar la generación de basura tecnológica, la adquisición de tecnología producción y comercio justos y desincentivando el consumismo.
  1. Fomentar la presencia de mujeres en la formación en disciplinas tecnológicas, luchar contra la brecha digital, reducir las políticas basadas en la subvención para comprar equipos informáticos y reorientarlas para invertir en la formación gratuita de conocimientos básicos de uso de nuevas tecnologías y para un consumo responsable y sostenible de las mismas.
  1. Desarrollar programas de formación y asesoramiento dirigidos a la ciudadanía, sobre la protección y defensa de derechos digitales, auténticos garantes de nuestros derechos constitucionales, con especial atención a las personas usuarias de las nuevas tecnologías y escaso conocimientos sobre ellas (personas mayores, con diversidad funcional intelectual, etc.).
  1. Promover otro modelo de acceso a la red, mediante la creación de redes inalámbricas (wi-fi) libres y establecer los mecanismos técnicos y legislativos necesarios para que el acceso a la red esté garantizado en situaciones críticas, de forma que dependa de un organismo público y no de un operador privado la provisión del servicio bajo tales circunstancias.
  1. Apoyo al software libre, sobre todo en el ámbito de las administraciones públicas. La Administración Autonómica debe ir adoptando soluciones de software libre, limitada hasta ahora al ámbito parcialmente de la educación, en sus sistemas informáticos: el ahorro de licencias, el aumento del ciclo de vida de los equipos, la libertad de elección de proveedor, la mayor transparencia del software y facilidad de propagación, además de su posible portabilidad a diferentes idiomas, posicionan el software libre como una opción necesaria para el desarrollo de la nueva Sociedad de la Información y el conocimiento. Todo el software desarrollado o contratado por la Administración deberá estar disponible para su uso a través de licencias libres. Por unas nuevas tecnologías ecológicas, sostenibles, inclusivas, abiertas y seguras.
  1. Proponer una etiqueta europea de “ordenador verde”, que incluya estándares internacionales de eficiencia energética como 80-PLUS y Energy Star, una mejora de la gestión de residuos electrónicos por parte de los Puntos Limpios, que deberán estar preparados para recoger y tratar adecuadamente material electrónico según sea reutilizable o no. Proponemos la obligatoriedad legal de informar de que se pueden devolver los aparatos para su reciclaje en los puntos de venta y una campaña informativa promoviendo el reciclaje de equipos informáticos usados.
  1. Propuesta de apoyo institucional, mediante financiación europea para un Programa “TIC para el Crecimiento Sostenible” para subvencionar iniciativas que, apoyándose en el uso de la Informática y las comunicaciones, logren resultados beneficiosos para el Medio Ambiente.
  1. La Administración Autonómica realizará procedimientos de contratación neutros en cuanto a las soluciones tecnológicas requeridas, no discriminando hacia software privativo como ocurre en muchos casos en la actualidad.
  1. La Administración Autonómica utilizará las TIC para facilitar su interacción con los ciudadanos, ofreciendo sus servicios “on line”, serán receptivas con las opiniones de los ciudadanos sobre los servicios que reciben e identificarán las oportunidades y posibilidades de las nuevas tecnologías siendo una administración basada en servicios y no en procedimientos.
  1. Igualmente todos los órganos, centros y entes de la Administración Autonómica harán uso de las TIC para ser proactivas y dar solución ágil y eficaz a los asuntos de la ciudadanía: avisando, renovando sus documentos, cumplimentando los formularios con los datos que ya tiene en su poder, ofreciendo alternativas.
  1. Fomentar el uso de las TIC en la creación de las redes de ayuda y cuidado vecinal y el transporte y la vivienda inter-generacional compartida. Completar y facilitar el acceso a bancos de tiempo y avalar con fondos públicos las monedas alternativas que pueden ser útiles en tal gestión.
  1. Formación de cuidadores gestores sobre la marcha en núcleos modelo que pueden ser tutelados.
  1. Regulación y Control del gasto en publicidad institucional en medios de comunicación, erradicando su uso ilegítimo como forma de financiación de dichos medios a cambio de beneficios partidistas y electoralistas a costa de unos presupuestos que están destinados a la comunicación institucional.
  1. Incremento de la financiación de la investigación y la ciencia en Andalucía, con especial atención a aquellas líneas que abran nuevos caminos a la transición ecológica de la economía y de nuestras ciudades y municipios; la profundización democrática y los sistemas de transparencia y participación ciudadana; o las estrategias políticas, sociales, económicas y tecnológicas para el desarrollo de una sociedad más justa e igualitaria.

Capítulo 4.   UNA R.T.V.A. DE CALIDAD 

A)   LA SITUACIÓN 

Canal Sur TV ha cumplido este año treinta años de emisión. La “nuestra” ha pasado por etapas diversas, pero la actual es, quizá, la más preocupante de todas. A los problemas y deficiencias de otras épocas, ahora se une una especie de resignación, falta de pulso, de interés, por lo que pueda emitir. La actual programación levantaría ampollas y amplias discusiones en todos los foros, pero ahora parece que todo el mundo asume que la batalla está irremisiblemente perdida.

Ni siquiera la oposición, el Consejo de Administración o la Comisión de Control parlamentario se han movilizado por la pérdida de calidad de una programación porque parece que no les interesa. El consejo de administración de la RTVA, órgano que controla Canal Sur y dependiente del Parlamento, tiene limitado por ley su mandato a seis años que caducaron en 2014. Desde entonces está prorrogado y hoy no representa la pluralidad parlamentaria.

La degradación en la RTVA es tan imponente, que hace falta un debate andaluz que ponga de manifiesto que su dirección está en interinidad perpetua y que se está desmontando la RTVA y su Servicio Público.

La representación de las/os trabajadoras/es ya denunció en agosto la intención de reducir el tramo diario de información provincial, precisamente el mejor valorado por la ciudadanía, en la parrilla de otoño. Una decisión que se ha tomado sin informar a la plantilla y que viene acompañada de otras imposiciones injustificadas y totalmente opacas. Se mantienen programas de contenidos machistas y soeces. La situación de los centros territoriales tiene una falta de personal que se llega al límite en verano. En esta situación lamentable, la televisión andaluza está obteniendo los peores datos de audiencia de su historia (8,8% de cuota en septiembre), con serias dificultades para mantener sus ocho informativos provinciales. Canal Sur recibe de la Junta de Andalucía 162 millones al año, cuando hace diez años su presupuesto era de 251 millones (con un 16,8% de audiencia, el doble de la actual) con una plantilla de 1.445 trabajadores que ha menguado en 250 personas durante la última década porque no hay reposición de puestos, ni por jubilación ni por defunción de empleados. La media de edad de la plantilla está actualmente en 55 años.

 

B)  LÍNEAS DE ACTUACIÓN 

  • Desde la Coalición EQUO – INICIATIVA nos oponernos frontalmente a esta situación. Defendemos la Producción Propia, el Servicio Público, el empleo y unas condiciones laborales dignas.
  • Exigimos el respeto a los Principios Básicos recogidos en nuestra legislación, exigibles a cualquier medio y sobre todo a los de titularidad pública. La “nuestra” no puede ser el cortijo propagandístico de unos pocos, con unos niveles de calidad que no se corresponden, con seguridad, con la profesionalidad de quienes trabajan en el medio.
  • La Carta de los Derechos Humanos declara la información como un derecho humano de cada individuo, como un derecho fundamental de las personas.
  • Los medios de comunicación públicos son uno de los pilares de una sociedad democrática. Pero para ello, han de cumplir los principios básicos de independencia editorial y financiera, autonomía de sus órganos de gobierno, pluralidad, diversidad e imparcialidad en la programación, han de contar con un mandato de servicio público definido y, finalmente, rendir cuentas a la ciudadanía a la que se dirigen y a los órganos reguladores independientes. Estas características deben aplicarse a todos los ámbitos en los que un medio de comunicación esté financiado a través de los impuestos de la ciudadanía. Por eso, en noviembre de 2015 el Consejo Audiovisual de Andalucía aprobó unas recomendaciones sobre garantías de independencia, imparcialidad y pluralismo del servicio local de comunicación audiovisual de titularidad pública. En ellas, se recoge, por ejemplo, la necesidad de asumir un modelo eficiente de gestión, promover un modelo sostenible que garantice su financiación pública, dimensionada a la realidad a la que prestan servicio. La dotación presupuestaria es fundamental.
  • En este contexto, los medios de comunicación públicos andaluces deben responder a los principios de:
    • La objetividad, veracidad e imparcialidad de las informaciones.
    • El respeto al pluralismo y el fomento de los valores de igualdad y no discriminación.
    • La protección de la juventud y la infancia.
    • La promoción de los valores del pueblo andaluz.
    • La defensa del Medio Ambiente.
    • La separación entre informaciones y opiniones, la identificación de quienes sustentan estas últimas y la libre expresión de las mismas.
  • Es preciso repensar el grupo de empresas, sus objetivos y métodos y reorientarla hacia lo que la sociedad andaluza necesita a estas alturas del siglo XXI.
  • Es preciso que los órganos de control parlamentarios y de la propia empresa sean conscientes de la situación y debatan sobre los remedios necesarios para acabar con la inercia política que impide la renovación del Consejo de Administración de la RTVA, el cual hace años que no se corresponde con la realidad de la Cámara andaluza.

 

C)   MEDIDAS

  1. Proponemos los siguientes ejes para la transformación de la RTVA:
  1. La información debe ser veraz, objetiva y plural, como lo es la sociedad andaluza.
  2. El grupo se debe orientar a conseguir un servicio público de calidad, que rompa la actual inercia marcada por la degradación.
  3. Necesitamos la participación de los profesionales en la gestión de la empresa, así como activar los mecanismos y órganos de control establecidos por ley.
  4. La dirección de RTVA y de Canal Sur debe estar en manos de profesionales de acreditada solvencia elegidos por el parlamento.
  5. Es necesario un impulso a la renovación tecnológica.
  6. Y una dotación suficiente de personal.
  1. Reformar la RTVA – medio de comunicación de titularidad pública de la Comunidad Autónoma- y promover las medidas legales y ejecutivas que garanticen su independencia del poder político y de los grupos de presión económicos así como su suficiencia financiera. Progresiva eliminación de la publicidad y erradicación de determinadas formas de captación de recursos, en competencia con las empresas de gestión privada, que desvirtúan la finalidad y objetivos de un medio de comunicación de titularidad pública. Esta reforma establecerá mecanismos efectivos para el control ciudadano de la función de servicio público de RTVA, especialmente en los aspectos de ecuanimidad, pluralidad y trato justo a las minorías sociales, económicas y políticas y prioritariamente aquellos colectivos que quedan fuera del interés de los medios comerciales.
  1. La obtención, elaboración y difusión de la información por parte de los medios de RTVA se realizará respetando los principios éticos y deontológicos de la comunicación que se desprenden de la Constitución, del Estatuto de Autonomía y de los convenios internacionales sobre esta materia ratificados por España, rechazando cualquier tipo de presión proveniente de personas, instituciones, partidos políticos, o grupos económicos o sindicales, religiosos o ideológicos que traten de poner la información al servicio de sus intereses.
  1. La información aparecerá ante el público diferenciada de la opinión. Las informaciones no se emitirán nunca de forma que puedan incitar a la violencia o hagan apología de la misma. Las informaciones no deben ser emitidas si encierran algún tipo de discriminación por razones de sexo, raza, o procedencia social o cultural. Se respetará la intimidad y el derecho a la imagen de las personas, especialmente la de los menores de edad.
  1. Establecimiento de criterios claros para la composición y elección de los órganos de gobierno y sus competencias: junta general, consejo de administración, gerencia, dirección o cualquier otro formato. Para elegirlos, se establece la necesidad de recurrir a mayorías cualificadas, a observar los principios de independencia, integridad, experiencia y profesionalidad en la elección y nombramiento de los miembros de los órganos de gobierno. Elegir mediante concurso público de méritos al director de Canal Sur.

 

Capítulo 5.   DEPORTE PARA TODAS Y PARA TODOS

 

A)   LA SITUACIÓN

 La importancia del deporte como fenómeno social se sustenta en su enorme poder de integración por lo que es un aspecto fundamental del sistema educativo, así como un medio imprescindible para la salud, el esparcimiento y construcción de vínculos sociales.

Las competencias deportivas abren la puerta a decenas de valores y conductas que son útiles en otros ámbitos de la vida. Los deportes, ya sean individuales o colectivos, forjan el compañerismo y el trabajo en equipo, generan la necesidad de apoyarse y ayudar a los demás. De esta forma, se construyen conductas relacionadas con reconocer y depender de la otra persona para alcanzar un objetivo; además el deporte enseña múltiples valores, entre ellos: esfuerzo, superación, coraje, solidaridad o compañerismo.

El deporte en Andalucía necesita un nuevo impulso para que se convierta en una seña de identidad social.

 

B)  LÍNEAS DE ACTUACIÓN 

  • La universalización de la práctica deportiva, la consecución de beneficios sociales derivados de la práctica deportiva.
  • El establecimiento de un sistema deportivo integrado, conectado y sostenible.
  • El aumento del nivel de rendimiento de las y de los deportistas andaluces.
  • Potenciar la figura del deportista mediante el reforzamiento de su protección: estatuto del deportista, cobertura de riesgo especifico y genérico, medicina deportiva, otros deportistas: jueces y técnicos, el carné deportivo andaluz.
  • Fortalecimiento del tejido asociativo andaluz (las entidades, personal directivo, voluntariado).
  • Mejora cuantitativa y cualitativa de la práctica deportiva, del deporte para todos al deporte de rendimiento (deporte para todos/as, deporte en edad escolar, deporte universitario, deporte local, deporte de rendimiento).
  • Planificación y ordenamiento de los eventos deportivos (económico, sobre infraestructura, social y sobre imagen interior analizando su impacto a estos niveles).
  • Ordenar y estimular la Formación deportiva.
  • Completar la red de infraestructura y equipamientos suficientes y accesibles.
  • Asegurar la sostenibilidad del deporte andaluz.
  • Utilización del deporte como instrumento de solidaridad y cohesión social.
  • Impulsar los flujos de recursos desde el sector privado: el patrocinio deportivo.
  • Potenciación de programas para atender a los que se encuentran en estas edades.
  • Aumento de las cuantías destinadas a los programas ya existentes. 
  • Desarrollo normativo para posibilitar la constitución de clubes escolares en los que participen padres, alumnos, etc.
  • Ordenar las competiciones no federativas en edad escolar en colaboración con Ayuntamiento y Diputaciones.

 

C)   MEDIDAS 

  1. Establecer de acuerdo con la F.A.M.P. programas de actividad físico deportivos saludables que puedan ser desarrollados en instalaciones naturales de todos los municipios andaluces.
  1. Promover campañas de concienciación de que la actividad físico deportiva es saludable a cualquier edad si se practica en las condiciones oportunas.
  1. Desarrollo de programas de detección de talentos deportivos en colaboración con las Federaciones Andaluzas.
  1. Ayuda a la modernización de las infraestructuras de las federaciones deportivas andaluzas.
  1. Potenciar las selecciones andaluzas. Aumentar los programas y dotaciones para la participación de las selecciones andaluzas de menores de 19 años en los respectivos campeonatos estatales.
  1. Programas específicos para luchar contra las consecuencias sanitarias del sedentarismo sobre todo en los colectivos de mayores. El sedentarismo ha incrementado las denominadas “enfermedades propias de la civilización” como la hipertensión arterial, las cardiopatías, la diabetes, la obesidad y la osteoporosis.
  1. La medicina del deporte debe ser el vehículo a través de programas de divulgación e intervención que permitan, en la mayoría de los casos, la autogestión por parte de los colectivos de adultos, y en especial en nuestros mayores como más necesitados, consiguiendo así un alto grado de motivación, obligación y participación. Hacer obligatorio el examen médico de no contraindicación para la práctica del deporte, potenciar la creación de unidades de valoración médico-deportivas públicas y privadas y utilizar todos aquellos procedimientos que supongan un mejor control y seguimiento del deporte en la edad infantil.
  1. Creación del sistema de información deportiva.
  1. Red de puntos de información deportiva. Creación de las oficinas deportivas comarcales. Diseño e implementación de un sistema de aseguramiento deportivo. 
  1. Ampliación de los contenidos relacionados con el Deporte, en los Planes de Estudio Universitarios.
  1. Desarrollo de un sistema de indicadores ambientales deportivos. Creación de un distintivo de calidad ambiental para el deporte.
  1. Someter a evaluación o informe de impacto ambiental. 651. Definición y regulación del estatuto jurídico del deportista.
  1. Programa de fomento del deporte en los centros de trabajo. 653. Plan de Seguridad y Accesibilidad de las Instalaciones Deportivas.

 

Capítulo 6.   PAZ, SOLIDARIDAD INTERNACIONAL Y COOPERACIÓN AL DESARROLLO

 

A)   LA SITUACIÓN 

La globalización nos hace incorporar al lema histórico de “pensar globalmente y actuar localmente” el complementario de “pensar localmente y actuar globalmente”. El análisis de las problemáticas cotidianas de nuestro espacio territorial más cercano, Andalucía, nos acerca cada día más a las causas globales, a ubicar la raíz del problema a miles de kilómetros.

El fenómeno de la globalización ha colocado en la agenda de los nuevos movimientos sociales y políticos la importancia de la acción internacional. La aparición de grandes movilizaciones en todo el planeta de la mano del Foro Social Mundial, contra la guerra, contra la especulación financiera, pone de manifiesto la necesidad de construir otro mundo posible y necesario. El impacto de la crisis en el territorio nos recuerda que la raíz de los problemas también tiene su origen en políticas globales.

En este contexto se baten políticas contradictorias, aumenta la carrera de armamentos hasta cifras nunca alcanzadas anteriormente, más de 30 conflictos bélicos están vivos, que , junto con las catástrofes naturales y las desigualdades territoriales, provocan flujos migratorios cada día más grandes. Más de 60 millones de personas son en este momento refugiadas, viviendo el drama de la pérdida de sus casas y familias, el drama de travesías con riesgo para la vida y el drama de la acogida, el racismo y la xenofobia.

La situación política y económica que se da actualmente en África y Latinoamérica, la gran cantidad de migraciones a países de occidente en busca de nuevas alternativas, hace preciso un apoyo mucho más decidido de las administraciones públicas y los gobiernos para actuar a favor de un desarrollo endógeno que haga factible el vivir bien en los países menos desarrollados.

Sabemos que la raíz de muchos problemas de nuestro cotidiano se encuentra a miles de kilómetros, sabemos que los dramas provocados por las desigualdades, la violación de derechos humanos, la pobreza, la degradación progresiva del medioambiente a nivel global afectan también a Andalucía.

Bien sea por el impacto que estas realidades provocan en nuestro territorio, bien sea por la seña de identidad que Andalucía tiene en su cultura, Andalucía es Solidaria y esto se traduce en la necesidad de actuar globalmente.

Andalucía selló el Pacto por la solidaridad y la cooperación internacional firmado en 1998 y refrendado en el 2013, con el apoyo de la junta de Andalucía, las ONGs, los gobiernos locales, las universidades, los sindicatos, organizaciones empresariales y organismos de Naciones Unidas. Este Pacto debe ser cumplido y servir de referencia y actualizado a partir de las nuevas agendas globales.

Desde 2015 Andalucía ha ido perdiendo peso internacional como territorio solidario, territorio que coopera, territorio que es capaz de influir en políticas globales. La gestión de la cooperación se ha anclado en hábitos y herramientas insuficientes que no muestran el hecho de que Andalucía es de las comunidades de Europa que más recursos de sus propios presupuestos dedica a la cooperación para el desarrollo.

Andalucía fue comunidad autónoma que lideraba. Ya no lo es.

 

B)  LÍNEAS DE ACTUACIÓN 

  • Desde la Coalición EQUO – INICIATIVA abogamos por la construcción de una nueva Seguridad Mundial, que ponga en el centro la Seguridad de las Personas y la Sostenibilidad del territorio.
  • Decididamente creemos en el diálogo y la negociación como forma de Resolución de Conflictos, no solo las guerras, sino también las situaciones de desigualdad social, la pobreza extrema, el hambre y las enfermedades curables, así como las estructuras que provocan dichas desigualdades.
  • Por ello, proponemos trasladar a la población andaluza desde la Junta de Andalucía, el fomento de una cultura de la Solidaridad y la Paz. Andalucía necesita profundizar y aumentar sus políticas de Cooperación al Desarrollo. Reforzar sus sistemas de servicios públicos sobre todo salud, educación, agua y empleo, para garantizar mejores condiciones de vida y ampliar las acciones a la incorporación de la mujer en todos los niveles sociales y políticos, deben ser una apuesta de la Cooperación internacional.
  • Ante todo esto, nuevos consensos, nuevas agendas globales impulsadas por el Sistema de Naciones Unidas se convierten en hojas de ruta obligadas para salvar el planeta, salvar vidas. En estas agendas hay mensajes claros: igualdad, equidad, sostenibilidad, derechos humanos, que nadie quede atrás. 
  • Pensar globalmente y actuar localmente implica traducir a nuestro territorio las nuevas agendas globales. Es decir, la agenda 20 30 de objetivos de desarrollo sostenible (Nueva York 2015) la nueva agenda urbana (Quito 2016) y otras.
  • Desde Andalucía esta vocación por actuar en la agenda global debe convertirse en uno de los pilares de nuestro trabajo. Esta visión internacionalista es complementaria con las señas de identidad feminista, ecologista y andalucista. Son varios los escenarios en los que esta acción internacional afecta a Andalucía para la cooperación internacional y defensa de los derechos humanos: Europa, Mediterráneo, América Latina. Europa es un escenario de integración regional en el que Andalucía tiene que actuar. Nunca hemos estado a la altura de la renta media europea, la brecha entre la Europa rica y la Europa pobre (en la que se encuentra Andalucía) crece. La alianza de actores sociales y políticos desde Andalucía con otros en el resto de Europa es fundamental para alterar la correlación de fuerzas, hoy muy favorable a las políticas de la Troika. La construcción de una Europa política, social y económica con los fundamentos ideológicos que nos soportan no es tarea fácil, estando en el corazón del sistema, pero es una tarea necesaria. Para ello es fundamental asumir que Andalucía puede y debe aportar sus experiencias, su capacidad de movilización para actuar en el escenario europeo, y esto requiere el apoyo desde nuestra organización política para la articulación de estas energías con otras fuerzas políticas europeas.
  • Pero otro escenario de integración regional es el Mediterráneo. Por historia y por geografía nos unen vínculos muy fuertes en este continente acuático, a pesar de la gran brecha cultural y económica existente ahora con los países de la ribera sur. El fenómeno de las primaveras árabes ha sido una llamada de atención de que algo se mueve, a pesar de que la reacción del sistema ha sido violenta considerando el valor de la región con reservas importantes de energías fósiles. La atención a estos procesos y la alianza con fuerzas sociales y políticas en el Mediterráneo también deben ser atención importante.
  • América Latina, nuestra frontera trasatlántica, comparte con Andalucía proximidad cultural sólida: historia, apellidos y lengua. América Latina hoy es un referente mundial, un laboratorio con experiencias exitosas de empoderamiento social y político para la construcción de otro modelo de desarrollo socialmente justo, ambientalmente sano y culturalmente diverso. La cooperación y la alianza con las fuerzas sociales y políticas de América Latina son fructífera para la consolidación de esos procesos exitosos y para la construcción de un nuevo modelo en Andalucía, España y Europa.
  • La cooperación internacional para el desarrollo, la erradicación de la pobreza, la defensa de la naturaleza, la lucha por la igualdad y la defensa de los derechos humanos son valores de un fundamento ideológico de progresista. El fenómeno de la pobreza en África y la migración masiva a Europa no se combate con vallas. Andalucía ha demostrado, y este partido lo asume como valor propio, ser un pueblo solidario. Que lo es hacia el interior de sus propias fronteras a la vez que lo es con otros pueblos.
  • La “localización” de los objetivos de desarrollo sostenible (en adelante ODS) debe ser una tarea que a nivel andaluz dinamice la Junta de Andalucía desde una instancia de gestión transversal con poder que vaya más allá de una consejería (actualmente no hay un pilotaje de este tema con liderazgo claro. Está repartido entre medio ambiente y la agencia andaluza de cooperación donde, en todo caso, aprueban proyectos de sensibilización o educación para el desarrollo sostenible pero no “alineamiento de políticas” con programas, proyectos, acciones, e indicadores claros.
  • Para ello debe crear una instancia de concertación un consejo andaluz para la Agenda 2030. Esta instancia de gestión y de participación debe dotarse de herramientas políticas y técnicas con datos georreferenciados, con indicadores, con campañas, que permitan evaluar el cumplimiento de estos objetivos en Andalucía. El cumplimiento y la renovación actualizada del Pacto deben volver a colocar a la administración a la altura del compromiso de la sociedad andaluza.
  • Esta Coalición tiene una visión contundente a favor de la cooperación internacional para el desarrollo como responsabilidad global en la que Andalucía también participa. De la misma manera que exige esa solidaridad hacia Andalucía en el marco europeo donde ha sufrido el empobrecimiento y donde reclama apoyo para la equidad territorial.
  • En suma, somos internacionalistas solidarios con visión de un mundo global en el que generamos alianzas con quienes comparten esta visión de que otro mundo es posible.

 

C)   MEDIDAS 

  1. Incluir en las actividades de formación educativa en todos sus niveles la apuesta andaluza por la Paz y la Solidaridad entre los pueblos. Incrementar porcentualmente las partidas dedicadas a la educación para el desarrollo sostenible, formación e investigación, a partir del transversal de derechos humanos y los ODS.
  1. Reforzar nuestros lazos de amistad y cooperación con los pueblos víctimas de civiles o internacionales y, especialmente con los pueblos Palestino y Saharaui, por ser víctimas de una situación de falta de voluntad de los gobiernos y los organismos internacionales, tan injusta como vergonzosa, viéndose limitados los derechos más fundamentales de estas poblaciones.
  1. Poner en marcha un proceso de reivindicación desde el gobierno y la ciudadanía de Andalucía para convertir el territorio andaluz en espacio libre de Bases Norteamericanas, con el cierre de las de Rota y Morón, rechazando que la OTAN utilice el territorio andaluz para sus operaciones militares.
  1. Proponer al Estado alternativas viables para la transformación de la industria armamentística radicada en Andalucía en una industria para la paz. Entretanto reivindicar la no suscripción de contratos de suministro con países que nos respeten los tratados internacionales y los derechos humanos tanto en situación de paz como de conflicto bélico.
  1. Apoyar proyectos enfocados al respeto de los Derechos Humanos, especialmente en países en los que hay graves carencias de los mismos: esclavitud infantil, ablación, explotación sexual y trata de personas, matrimonio obligado, violencia machista institucionalizada, ilegalidad y persecución de la comunidad LGTBIQ+, violencia contra determinadas etnias o colectivos sociales (enfermos de SIDA, albinos, etc.).
  1. La Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo, la AACID, debe convertirse en el motor de ideas y propuestas trabajadas tanto con las ONG andaluzas como con los gobiernos nacionales, regionales y/ o municipales en los que concreta su intervención. Se dotará dicha Agencia de los medios necesarios para evaluar de forma permanente los resultados de la cooperación andaluza y fomentará la sensibilización del pueblo andaluz sobre la necesidad de la solidaridad.
  1. Renovación del Consejo Andaluz de Cooperación para el Desarrollo, ampliado con Foro de Andalucía Solidaria estable y participativo, que genere grupos de trabajo temáticos y sectoriales a partir de los 17 ODS (migración y refugio, racismo y xenofobia, género, educación, ciudades, justicia y derechos humanos, sostenibilidad…) y territoriales (Medio Oriente, Norte de África, Región andina, Centroamérica, Caribe, Sudeste Asiático, etc.) y ayude a hacer la solidaridad y la cooperación una tarea de todas, de una ciudadanía global.
  1. Se propone por todo ello destinar el 0,7% del presupuesto de la Junta de Andalucía a la cooperación internacional al desarrollo desde 2019 a 2022 progresivamente (0,25%, 0,40%, 0,55%, 0,70%).
  1. Elaboración participativa del nuevo Plan Director (PACODE) incorporando las nuevas agendas globales como referente.
  1. Promover un programa de cooperantes andaluces en alianza con el sistema de Naciones Unidas y la red de ONG.
  1. Incorporación de actores de la cooperación andaluza en redes internacionales que influyen en políticas, superando el complejo de territorio de segunda categoría. Andalucía puede y debe aportar mucho en la definición.
  1. Instrumentar, además de las convocatorias de libre concurrencia, la herramienta de convenios plurianuales y partidas nominativas en los presupuestos de la Junta de Andalucía, que den más estabilidad a programas más ambiciosos de cooperación para el desarrollo.

 

Resumen del COMPROMISO de EQUO VERDES – INICIATIVA ANDALUCÍA para cuidar nuestra tierra y cuidarnos entre todos:

Andalucía tiene el potencial necesario para emprender un ambicioso proyecto de transición ecológica que genere empleo transformando nuestra tierra en una comunidad verde y solidaria, inclusiva y equitativa, de raíces profundamente democráticas. Tenemos sol y viento para generar nuestra propia energía limpia, mover nuestros transportes públicos y alimentar nuestros hogares y fábricas. Tenemos suelo fértil y una sabia y rica tradición agrícola que son la garantía de nuestro sustento. Podemos fabricar y producir en nuestra tierra la mayor parte de lo que necesitamos, con industrias limpias. Tenemos una cultura mediterránea del buen vivir, acogedora y solidaria, creativa y emprendedora.

Necesitamos un proyecto que nos movilice, empezando por nuestra juventud, que merece tener un futuro en nuestra tierra, trabajando para ello y encontrando una vivienda asequible dónde fundar su vida.

Para hacer todo esto posible, la cooperación es el camino. La cooperación entre todas las sensibilidades políticas. No podemos permitirnos que la mayor parte de nuestras discusiones se malgasten en enfrentamientos estériles. Necesitamos una política del bien común con amplio consenso social. Cooperar en torno a objetivos compartidos ampliamente por la sociedad. El papel de la política, y eso es lo que nos anima a trabajar, es dar el impulso necesario para hacer posibles los principales anhelos de la sociedad. Ayudar a señalar el camino que merece la pena ser caminado, haciendo camino al andar. Caminos que ya están andando tantas y tantos andaluces.

El programa que proponemos a la sociedad andaluza descansa en:

Doce grandes líneas de acción:

1
Impulsar la TRANSICIÓN ENERGÉTICA para lograr producir el 100% de la misma de forma limpia, con nuestro sol, nuestro viento y nuestros saltos de agua. Esta transición tiene que ser impulsada por la Junta de Andalucía, promoviendo una cooperativa de servicios públicos propia, en colaboración con diputaciones y municipios y con las empresas cooperativas energéticas andaluzas. Tenemos los centros de investigación y las tecnologías necesarias para ello, y tenemos el tejido empresarial de base que necesitamos y que es preciso impulsar. La energía es la base de la economía y la energía renovable es la única con futuro.

2
Impulsar la TRANSICIÓN ECOLÓGICA DE NUESTRA AGRICULTURA Y GANADERÍA, para generar alimentos sanos y de alta calidad, generando empleo en nuestro campo y devolviéndole el papel que merece como sustento de la sociedad, apoyando a nuestras empresas agro-ganaderas transformadoras de alimentos, creando canales cortos de comercialización que incrementen su renta.

3
ARTICULAR ANDALUCÍA CON REDES DE TRANSPORTE PÚBLICO Y BICICLETA, impulsando su electrificación. El modo más eficiente y económico de movernos, tanto entre ciudades como dentro de nuestras comarcas y áreas metropolitanas, tiene que ser el transporte público limpio. Tenemos que aprovechar los grandes avances que se están produciendo en movilidad y ser punta de lanza de los mismos. El tren y los autobuses eléctricos de alta capacidad están llamados a revolucionar la forma en que nos movemos, apoyados por una amplia red viaria de prioridad ciclista y coches eléctricos compartidos. El sector del transporte limpio está llamado a ser uno de los pilares de la política de empleo que Andalucía necesita.

4
Impulsar la TRANSICIÓN ECOLÓGICA DE LA INDUSTRIA ANDALUZA, basada investigación y desarrollo para impulsar la economía circular de residuos cero. Nuestras universidades y centros de investigación están llamadas a impulsar, con la financiación adecuada, esta crucial tarea que puede hacer de Andalucía referente del sur de Europa de la nueva revolución industrial. Este programa de apoyo a la industrialización limpia de Andalucía tiene que estar equilibrado por nuestras provincias y comarcas, diversificándose para aprovechar los mejores recursos naturales y sociales de cada una de ellas.

5
Impulsar una RENTA BÁSICA INCONDICIONAL, como base para garantizar la autonomía y libertad de todas las personas y permitirles emprender con libertad su propio proyecto económico. El avance en la robótica ha abierto el debate sobre el futuro del empleo a nivel mundial y la Renta Básica emerge como mecanismo necesario para lograr la inclusión social y la propia base que sustente la economía. La Renta Básica Incondicional, ampliamente estudiada y desarrollada en el mundo académico será el pilar del nuevo contrato social. Con Renta Básica es posible redistribuir y reducir el tiempo de trabajo, algo que va ser imprescindible y que al mismo tiempo es una oportunidad para vivir mejor, haciendo que los avances tecnológicos en lugar de ser una amenaza se conviertan en fuente del buen vivir de la sociedad. Vamos a impulsar un amplio debate social sobre este elemento que consideramos clave para impulsar el proyecto de futuro que Andalucía necesita.

6
REFORMA VERDE Y REDISTRIBUTIVA DE LOS IMPUESTOS para impulsar la transición ecológica de la economía y avanzar en equidad social. La industria y medios de
transporte actuales, altamente contaminantes tienen que dejar paso y financiar una industria y transporte limpios. La parte andaluza de la declaración de la renta tiene que servir para poner en marcha un programa de ingresos mínimos y máximos cuyos objetivos sean resultado de un amplio debate y consenso social. La desigualdad extrema no sólo destruye la cohesión social, sino que afecta de forma negativa a la democracia, dando excesivo poder a quiénes disponen de recursos muy por encima de lo que en justicia les corresponde.

7
Impulso a la DEMOCRACIA REAL, PROPICIANDO LA VERDADERA PARTICIPACIÓN CIUDADANA en el proyecto de transición ecológica de Andalucía, tanto a nivel autonómico como municipal. Este impulso precisa de una reforma de la ley electoral para que todos los votos valgan lo mismo y el parlamento represente proporcional y fielmente la voluntad de las andaluzas y andaluces. La Universidad de Granada tiene elaborada una propuesta que EQUO Andalucía Verdes ha defendido en el parlamento y que lo permitiría. Es necesario, como también hemos defendido, dotar de contenido al escaño 110, convirtiéndolo en un escaño permanente desde el que la ciudadanía pueda trasladar directamente, sin mediación de partidos políticos, sus propuestas. La ley de participación ciudadana será la base que articule de forma cotidiana la participación día a día de los andaluces en la gestión de sus municipios y de la propia institución autonómica

8
Ley de ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN. El impulso de la transición ecológica de la economía necesita una ley que reconozca y apoye a las empresas que más contribuyen al bien común, tanto en la producción y distribución limpia, como en la retribución justa y equitativa de sus trabajadores y trabajadoras, por contar con programas de igualdad y de conciliación familiar y por estar dotadas de mecanismo de participación en el devenir de las empresas. Para eso es necesario un etiquetaje que haga reconocibles a aquellas empresas que realizan el balance del bien común y un programa de incentivos fiscales para las mismas.

9
Acometer una verdadera TRANSICIÓN ECO FEMINISTA DE LA VIDA EN ANDALUCÍA. El programa que presentamos, en su conjunto, evidencia que ninguna decisión o medida será efectivamente transformadora si no adoptamos una mirada global verde y violeta. La economía también de los cuidados – y su universalización-, la gestión participada de lo público, la inclusión de todas y cada una de las personas que hacemos Andalucía, así como la sostenibilidad del medio natural que nos da vida y cobijo, constituyen la perspectiva desde la que emprender la transición que nos hemos propuesto. Por esta razón, consideramos también imprescindible auditar, en primer lugar, el carácter y estructura de las instituciones públicas, valorando en su diagnóstico los elementos que en la actualidad no se corresponden con los principios de equidad, inclusión, cuidado y respeto por las personas y el planeta; claves del ecofeminismo, seña de identidad de EQUO ANDALUCÍA VERDES.

10
PACTO ANDALUZ POR LA EDUCACIÓN, fruto de un amplio debate en el que participe toda la comunidad educativa andaluza, para consensuar los valores, los conocimientos y las actitudes que precisamos para hacer frente a los grandes retos del presente y futuro inmediato. Una educación para toda la vida, en la que nuestros centros educativos cuenten con los recursos necesarios y estén abiertos a su entorno para ser agentes de cambio en los modos de vida, promoviendo la cultura de la igualdad, del cuidado y la responsabilidad, de la creatividad y de la fraternidad universal.

11
ESTATUTO VERDE DE LAS CIUDADES Y MUNICIPIOS. Corresponde a las ciudades y municipios ser los motores de la transición ecológica de Andalucía. Para ello es necesario dotarlos de un estatuto propio, fundado en el derecho a la ciudad, que permita a sus habitantes tomar parte activa de la transformación de nuestras ciudades en ciudades verdes, inclusivas, accesibles, sin malos humos, saludables, mitigadoras del cambio climático y adaptadas al mismo, con viviendas asequibles, un derecho reconocido en nuestra propia Constitución, y sistemas de transporte modernos y eficientes movidos por energía renovable. Nuestras ciudades pueden ser referentes en Europa por producir su propia energía en los techos de sus edificios, por mover con centrales eléctricas propias sus redes de transporte y por marcarse objetivos de residuos cero. Están llamadas a dinamizar la economía verde para auto-abastecerse con bienes de fabricación propia, empezando por los alimentos. Vamos a impulsar que todas nuestras ciudades tengan proyectos de transición ecológica siguiendo estos pilares, y siendo reconocidas por contar con anillos verdes y parques agrarios metropolitanos.

12
LEY DE BIENESTAR ANIMAL. Los animales tienen sentimientos, no son meras cosas al servicio de la producción como los trata habitualmente la industrialización. No pueden reclamar sus derechos, pero una humanidad buena puede otorgárselos, reconociéndoles el servicio que nos prestan y el cariño que nos aportan. Esta ley debe prohibir el maltrato animal y generar unas condiciones mínimas de vida digna y saludable para nuestra cabaña ganadera.

 

Comentarios cerrados.